La política medioambiental en Bolivia no respetan a la “madre tierra”, son prácticas del capitalismo depredador

30.May.11    TIPNIS
   

La política medioambiental en Bolivia no respetan a la “madre tierra”, son prácticas del capitalismo depredador
\"dilema\"


La política medioambiental en Bolivia no respetan a la “madre tierra”, son prácticas del capitalismo depredador

Ya son varios los ejemplos que muestran el desencuentro entre el discurso medioambiental del gobierno de Evo Morales y la defensa de los intereses y derechos de los pueblos indígenas, incluida la defensa de nuestros recursos naturales y del medio ambiente en general.

De manera rápida, en la nueva Constitución Política del Estado se juega con un discurso ambiguo sobre el medio ambiente, de manera que, en el caso de los transgénicos, ni se los prohíbe expresamente, ni se alienta su uso en Bolivia. También, en un análisis sobre el tópico medio ambiente, sale a luz el uso de categorías de lógica mercantil y comercial capitalista como aquella que señala “pasivos ambientales” cuando debería decirse con claridad “delitos ambientales”.

La gran minería en Bolivia (y también los “cooperativistas mineros”) siguen con su política de saqueo de nuestros minerales, con un pago miserable de impuestos, dañando el medio ambiente con su gran contaminación de aguas, sin industrialización alguna, manteniendo la dramática situación de saqueo y explotación de nuestras materias primas. ¿Qué hace el gobierno? Nada, simplemente sella su alianza con estos dos sectores y piensa que este es un momento de “aprovechamiento máximo de este recurso, a bien de los altos precios internacionales de los minerales”. Pero ¿y el futuro?…

De esta amanera llegamos a la Cumbre de Tiquipaya, donde pese a que hubo la mesa Nº 18 donde se trabajó el tema de “bajar de las nubes” a nuestra realidad y de exigir la consulta previa, la aplicación de los mecanismos de evaluación de impacto ambiental a los proyectos de saqueo de los recursos naturales, nos sorprendimos por el accionar de Evo Morales, que frente a los posibles acuerdos de dicho encuentro, “patea el tablero” y desvía la atención de todos hacia puerilidades (el pollo, la calvicie y la homosexualidad), que nos hacen pensar, que en esta materia nada es casual, y por el contrario, todo es mal intencionado.

Hoy queremos difundir lo que es el TIPNIS, a partir de un hecho concreto: la violación de los derechos de los pueblos indígenas. Para ello, la Coordinadora por la Autodeterminación de los Pueblos a trabajado los siguiente temas que les ofrecemos a continuación.