Evo en su laberinto. Echa por la borda su relato de golpe y devela una operación totalitaria

26.Jun.21    Nacional
   

Evo en su laberinto. Echa por la borda su relato de golpe y devela una operación totalitaria

Es un hecho que el pez cae por su boca y, esta vez, cayó un “pez gordo”.  Evo Morales, haciendo gala de su típica arrogancia, tiró por la borda el relato masista del “Golpe de Estado” y reveló que su partido respaldó a la expresidenta Jeanine Añez como parte de una estrategia montada para volver a tomar el poder.


Evo en su laberinto. Echa por la borda su relato de golpe y devela una operación totalitaria

 
 

Por: Zulema Alanes B. | 

Es un hecho que el pez cae por su boca y, esta vez, cayó un “pez gordo”.  Evo Morales, haciendo gala de su típica arrogancia, tiró por la borda el relato masista del “Golpe de Estado” y reveló que su partido respaldó a la expresidenta Jeanine Añez como parte de una estrategia montada para volver a tomar el poder.

En un video que se divulgó en redes sociales, Morales no se guarda palabras y admite ante sus bases que en 2020 pidió en persona “cuidar” a Añez para que garantice las elecciones.

La analista, Erika Brockman, y el activista político, Manuel Morales, dijeron a Cabildeo Digital que el jefe del MAS mostró uno de los lados oscuros de su liderato, se afirmó en sus tendencias autoritarias y dejó en claro que está dispuesto a todo por la retoma del poder.

Con ínfulas de gran estratega político, Morales admite en el video que fue su decisión desbaratar a una corriente que al interior de su partido planteaba “fuera Añez del poder” para que asuma un militar, se entregue el mando a Eva Copa que entonces ejercía la presidencia  del Senado como parte de la bancada del MAS, o se  promueva una transición a la cabeza de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). 

 

“Hay que cuidar a Janine Añez”
 

 

Todas las opciones fueron descartadas porque, según detalla, ante la pregunta de ¿qué hacer?, él no sólo respondió: “Yo digo: hay que cuidar a Añez, con tal que garantice las elecciones” sino también se negó a complotar contra el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, porque en su criterio resultaba “el mejor jefe de campaña” para alcanzar los objetivos electorales que se habían planteado.  

El jefe del MAS, no pudo negar la autenticidad del video que originalmente circularon El Bunker y Cabildo Digital y que luego reprodujeron todos los medios de comunicación y fue viral en redes sociales, al contrario, admitió que fue filmado en mayo de 2021.

 “Desesperados ante pruebas del golpe, algunos medios mienten con un video de mayo de 2021 cuando analizábamos la estrategia de la victoria de octubre 2020: pedir renuncia de Añez que se caía sola era un error. Debíamos garantizar la elección. El triunfo con 55,11% nos dio la razón” escribió en su cuenta de Twitter.

 

EL JEFE EN SU LABERINTO

No es la primera vez que Morales hace revelaciones que muestran sus improntas totalitarias, pero en criterio del coordinador del CONADE, Manuel Morales, “ponen en evidencia que están dispuestos a todo para continuar beneficiándose del poder, incluido el relato del golpe, un extremo que se cae, no es sostenible, por las propias contradicciones internas del MAS”.

 

 

Evo en su laberinto | Foto: Café con Voz
 

 

Para la analista política, Erika Brockman, “de manera coloquial y distendido, ha informado sobre las estrategias que marcó el MAS respecto a Jeanine Añez y eso no es poca cosa porque desmorona la estrategia de gobierno de facto que ha desarrollado en los últimos meses”.

Ambos coincidieron que la importancia de ese video radica en que no sólo queda la evidencia del respaldo del MAS a Jeanine Añez, sino también ratifica las falacias que difundió en su afán de sustentar su relato del Golpe de Estado.

Brockman sostuvo que, Morales muestra una “decadencia altanera” pues construye historias “para mostrarse como un jefe con capacidad de prospectiva política, pero en camino solo acomoda los hechos para regodearse ante sus seguidores”.

Por su parte Manuel Morales aseguró que no hay que perder de vista que “Evo es letal, es lo más terrible que ha sucedido en términos político, porque todo lo que toca lo contamina, lo distorsiona, todos los que se han arrimado a él se han transformado en lo más detestable de la política, genera odio y es un asesino que anda suelto”.

 

UN NARCISISTA CON SÍNDROME DE ABSTINENCIA

Ericka Brockman tampoco se reservó palabras para caracterizar a Evo Morales a partir de la impronta que muestra en el video de referencia.

Como analista política, pero también como psicóloga, dijo que “es una persona tremendamente emotiva, egocéntrica, que no puede tolerar ninguna crítica ni tampoco una situación que lo ponga en evidencia”.

 

 

Evo en crisis | Foto: El Mundo
 

 

Y aseguró que la mejor representación de esa personalidad “justamente se muestra en el video, no solamente en su pose con aires de superioridad, sino también porque tropieza, una y otra vez, en su propia narrativa, y la destruye con su arrogancia”.

Por eso no le pareció extraño que Morales no haga una sola autocrítica y acomode su relato a encumbrarse como un líder con capacidad de trazar el futuro de su partido, “aunque en el fondo lo que hace es ponerlo totalmente a su servicio”.

Para poner en términos muy concretos, dijo Brockman, “Morales es un narcisista que está con síndrome de abstinencia, no le alcanza todo el espacio que le brinda Arce, tiene que hacer todo para poner en evidencia que aún está vigente”.

 

UNA OPERACIÓN POLÍTICA Y JUDICIAL

Más allá de las formas y de las poses de Evo Morales, según el coordinador de CONADE “no hay que perder de vista que el trasfondo de todo lo dicho, muestra que está en curso una operación política de gran magnitud”.

 

 

El MAS no puede garantizar salud y educación | Foto: DW
 

 

Según Manuel Morales, dicha “operación política” se sustenta en el relato del golpe y “se ejecuta a través de detenciones y procesos judiciales, busca conquistar el poder rotal, eliminar el estado de derecho”.

Dijo que no hay que perder de vista el Hotel Las Américas, que fue también una operación política   que estuvo orientada a derrotar a la media luna, a un costo muy alto porque cobró la vida de varias personas y encarceló a muchos dirigentes”.

Según Manuel Morales, la operación política se sustenta en el relato del golpe, se ejecuta a través del aparato estatal, y se valida a través de una red de medios paraestatales cooptados para reproducir el mismo libreto.

En su criterio, “el MAS necesita de esta operación política porque no puede hacer gestión normal, no puede garantizar salud y educación, debe tapar la corrupción y se muestra como vencedor y víctima al mismo tiempo”.

Lo paradójico de todo, dijo, es que muestra a un enemigo al que hay que derrotar y el enemigo es “el golpe y la dictadura de Añez y ahora sabemos que apoyaron a Añez, respaldaron el gobierno de transición, ganaron las elecciones, y ahora pretenden enjuiciar a quien respaldó”.