Preocupación en situación de pandemia y derrame politiquero

   

Preocupación en situación de pandemia y derrame politiquero

La verdad, estamos en una situación de mucha incertidumbre, de crisis moral, diría yo, casi existencial. Mucha gente está muriendo, especialmente en las ciudades, conocidos, amigos, parientes, los abuelitos, abuelitas, notables, etc. Y lo triste es que aun no hay una respuesta certera y científica para contrarestar esta pandemia COVID-19, más allá del tratamiento ancestral con hierbas y productos naturales. Y peor todavía, hay gente que en vez de proponer salidas viables salen con actitudes suicidas para empeorar esta crisis que ya se está convirtiendo en calamitosa.


PREOCUPACIÓN EN SITUACIÓN DE PANDEMIA Y DERRAME POLITIQUERO

La verdad, estamos en una situación de mucha incertidumbre, de crisis moral, diría yo, casi existencial. Mucha gente está muriendo, especialmente en las ciudades, conocidos, amigos, parientes, los abuelitos, abuelitas, notables, etc. Y lo triste es que aun no hay una respuesta certera y científica para contrarestar esta pandemia COVID-19, más allá del tratamiento ancestral con hierbas y productos naturales. Y peor todavía, hay gente que en vez de proponer salidas viables salen con actitudes suicidas para empeorar esta crisis que ya se está convirtiendo en calamitosa.

En una entrevista concedida a radio “Causachun Coca” por Felipe Quispe, podemos constatar la debacle moral y catastrófica en la que nos encontramos. El Mallku aparece ahí como siempre agresivo, soberbio y henchido de odio, pero ahora aparece hinchado del mismo odio que acumuló desde hace 14 años bajo la sombra de la escuela caudillista, ultra-indianista, fundamentalista, arribista, machista y resultadista descalificando a todo el mundo menos a sí mismo.

Pero ahora dice nada más ni nada menos que “Arce Catacora es el mal menor”, o sea que hay que votar por el MAS. Realmente estamos patas arriba. Como siempre este hermano primero actúa, después piensa, si es que se le ocurre pensar. Incapáz de haber podido construir una herramienta política verdadera en esta tristemente célebre gestión MASista, ahora se agarra como garrapata de la leva de Arce Catacora, pero tal como van las cosas, aspira a despojar al MAS de sus hordas radicales que lo único que saben es tirar tiros y recibir plata, que dicho sea de paso, Evo lo ha estado canalizando por la vía de la narco-solidaridad.

Pero no debe sorprender a nadie esta actitud. El ahora historiador y profesor universitario, en la plenitud de su arrechura política, hoy diríamos, arrechura guerrista-politiquera hace gala de su discurso pedante y dispara contra el pueblo en nombre del pueblo con arengas casi mesiánicas, ¿Raro no? El Q’ara también utiliza la bilbia para actuar igualito.

A los blancos o mestizos que con biblia en mano nos odian a morir a los indígenas, yo les llamo con todo mi desprecio Q’aras, y a mis hermanos indio indígena originarios que con fanatismo entocentrista y pachamámico odian al blanco-mestizo les llamo, también con todo mi desprecio, T’aras. A una ch’ampa guerra entre q’aras y t’aras, de naturaleza racista, conflictivista, nos está llevando este discurso ya obnubilado por sus propios deslices, sesgos y contradicciones que Quispe adora profesar. ¿Que pena no?

Añez y compañía son pues la expresión genuina de un perverso modelo de vida cuya economía se basa en la acumulacion desmedida de capital en un reducido grupo de interesados en amasar fortunas. Éstos capitalistas vividores, al dejar en situación de Knock Out a sus circunstanciales adversarios, los socialistas, con la Petestroika y la Caída del Muro de Berlín del siglo pasado, quedaron solos en el sistema que hasta entonces era bi-polar. 

Pero como ahora son los intereses, y ya no la ideología, los que priman en el actual sistema, nacen pues, tres versiones en función al grado de angurria de cada una de ellas: la Radical, la Conservadora y la Populista, es decir que el actual sistema, al que nosotros le habíamos conocido como Occidental (ex-sistema de izquierdas y derechas), hoy se debate en un conflicto intra-sistémico entre estas tres versiones.

Y esta pelea en nuestro país se puso al rojo vivo, la Radical desde el gobierno a la cabeza de Añez, la Conservadora enfilada en la caterva obscena de partidos electoralizados con Mesa, Arce, Tuto, Chi, etc. y una parte del legislativo, y la Populista con el grupo desesperado y desaforado intento de combulsionar el país a la cabeza de la pareja dispareja Evo-Mallku. Y todo en plena pandemia Covid 19 !!!, en plena coyuntura electoral !!!

Emputada la gente más desposeida sin ser de militancia partidaria, ahora sale a bloquear, ya por instinto de conservación, digamos, “pensando” con el estómago, dada la total ineptitud del gobierno transitorio para resolver o al menos atenuar la crisis sanitaria. Esta población cautiva y disconforme que ahora bloquea, se va mezclando con la turba de borregos azules financiado con dineros de dudosa procedencia, al extremo de radicalizarse extremadamente pidiendo ahora la renuncia de la presidente Añez, esto le cae como anillo al dedo a la embestida discursiva del Mallku y las hordas fascistas del Chapare, Yapacaní y K’arak’ara.

Este radicalismo se torna tan peligroso que ya no puede controlar ni el sátrapa de Argentina, a tal grado que los financiadores del bloqueo azul deciden tomar la batuta por encima de las órdenes del fugitivo de marras. Y de eso está tomando partido el acomodadizo Mallku, ya no dice “Arce Catacora, mal menor”, dice “Fuera Añez del palacio”. 

El tumbador de dictaduras y de gobiernos civiles vuelve con la misma cantaleta tumbadora. Después de cada tumbada éste tumbador siempre entregó el gobierno a otro igual o peor que el tumbado. Así, de tumbo en tumbo le gusta andar a este tumbador, porque nunca es capaz de tomar el gobierno, claro, no tiene propuesta, porque para eso se necesita pensar, pero no “pensar” con el higado, las hormonas o las vísceras, sino con la cabeza.

En éstas circunstancias ya ni Eva Copa querría ser Presidente, porque la situación amerita pues desestructurar un grandísimo poder económico y mafioso, la transnacional de narco-cárteles, que solo sabe de hacer ajuste de cuentas cuando no se le cumple, lo que le espera al escapado a la Argentina, y seguro estoy que ni Quispe Huanca estaría en condiciones de asumir eventualmente el gobierno y el poder.

Ante este sombrío panorama podemos concluir, que cada vez estamos más cerca de un caos total, de confusión, incertidumbre y un escenario que puede provocar hechos sangrientos de impredecibles consecuencias, y a eso nos quieren precipitar los autodenominados “autoconvocados”, luego quieren generar condiciones propicias para justificar la toma del poder vía golpe de Estado, porque vía Constitucional ya es improbable, con esto habría muerte en masa, como resultado de los enfrentamientos y de los contagios masivos de Covid 19.

 

Movimiento Comunidades de Base - MCB