Autor: Búsqueda de “Cesar Pérez, Luis Soria, Gonzalo Vargas y Porfirio Choque ”

La crisis de la universidad boliviana. La Universidad de San Andrés

\"umsa\"La crisis de la universidad boliviana. La Universidad de San Andrés
A continuación les ofrecemos un documento sobre la crisis universitaria, con un análisis detallado de lo que sucede con la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de la ciudad de La Paz, donde se establecen aspectos que son comunes al sistema universitario. Con esta información queda más clara la problemática de la juventud que tiene la necesidad de estudiar y que queda a merced de institutos y universidades privadas, una vez que son discriminados de la educación pública universitaria o de las normales.

Durante estos últimos años, los estudiantes bolivianos pensaron que realmente el sistema educativo iba a cambiar, que se superaría el neoliberalismo educativo, que se terminaría la discriminación y que habría un rediseño en base a las promesas de “cambio”, pero al cabo de varios meses, resulta que el sistema educativo sigue siendo el mismo, que la prometida transformación sólo fue de forma, con la inclusión del discurso de la “interculturalidad”, pero que en lo íntimo del sistema, en Bolivia subsiste una educación en función del bolsillo.

La Universidad boliviana está controlada -en su mayoría- por camarillas que funcionan con la lógica del beneficio pecuniario directo, a nivel de Rectores, Decanos y Direcciones de Carrera. Por el otro lado, el Ministerio de Educación bajo las directrices del MAS no cambia en nada las reglas y contenidos de la reforma educativa neoliberal, que incluso ha logrado inscribir en la nueva Constitución Política del Estado derechos explícitos a favor de la educación privada, situación impensable antes por el contundente rechazo del pueblo hacia la privatización de la educación.

Hoy en día, el MAS no tiene nada que ofrecer a la juventud en materia educativa, ha defraudado a los postulantes a las normales, engaña y mantiene un sistema universitario exaccionador y mantiene la tendencia privatizadora. Todo esto, fundamenta las banderas de la necesidad de organizar una fuerza universitaria revolucionaria.