Tipnis: la guerra que aún no termina y que empezó con la resistencia a la invasión hace más de 500 años

07.Ago.17    TIPNIS
    ()

Tipnis: la guerra que aún no termina y que empezó con la resistencia a la invasión hace más de 500 años

Hermanos Indígenas del TIPNIS, ahora que nuevamente escuchamos el angustiado “Grito de la Pachamama” toda nuestra solidaridad, apoyo y respeto para ustedes que se aprestan a continuar la guerra que aún no termina y que empezó con la resistencia a la invasión hace más de 500 años.


Tipnis: la guerra que aún no termina y que empezó con la resistencia a la invasión hace más de 500 años

La “maldición de Malinche” nuevamente se hace presente, ahora en Bolivia, encarnada en la Diputada masista que muy diligente presentó la propuesta de Ley para anular la Intangibilidad del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure, justificando la traición a los suyos con el falso argumento de que solo los indígenas pueden hablar a nombre del TIPNIS.

Les preguntamos a quienes tienen rasgos “Indios” y se venden por un “plato de lentejas” ¿qué tienen de originarios todos esos karayanas o K´aras oportunistas que gobiernan a nombre de los Pueblos y Culturas oprimidas? aquellos mentirosos que utilizan a “sus indígenas” como peones en un juego de ajedrez, que llevan adelante políticas tan depredadoras y entreguistas sin importarles en lo absoluto el futuro de los dueños históricos de estas tierras, sin que les quite el sueño saber que dejaran un desierto como futuro para los Niños de la Selva y también a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos que están por venir.

Resulta difícil explicar este sentimiento de tristeza e impotencia que embarga a las personas honestas que nunca tuvimos la intención de enriquecernos a costa de nuestro Pueblo humilde, asimismo los masistas no podrán justificar por ningún motivo la decisión que toman de destruir la naturaleza, como nunca podrán demostrar que es necesario llevar la muerte al TIPNIS, eso habrá de significar la resistencia de un pueblo que irá tomando conciencia de la maniobra vil de los políticos embaucadores, porque la lucha siempre será desigual entre un Estado opresor y su aparato represivo acostumbrado a maltratar y matar a un pueblo desarmado, bien lo saben.

Hace tiempo afirmábamos que Bolivia, como hace 192 años a cumplir este 6 de agosto, siempre fue SAQUEADA por propios y extraños. Hoy en pleno siglo XXI, este nefasto papel lo continúa llevando a cabalidad el Gobierno del Sr. Evo Morales quien se dice “defensor de la Madre Tierra” y sin dudarlo nos despoja de nuestros Recursos Naturales; ahora se dispone a destruir las áreas protegidas tan solo para dar lugar a la maléfica determinación de crear una carretera que destruyendo territorio indígena pudiera favorecer a intereses oscuros que no tienen nada que ver con el desarrollo que dicen llegará a la región; si fueran honestos darían para favorecer a los cocaleros Cochabambinos, a los que representan y para quienes gobiernan.

Desgraciadamente la tozudez de los gobernantes, que en varias oportunidades vienen demostrando que son malos perdedores en el propio juego democrático que han planteado, vemos que no escatimó los recursos económicos para revertir mañosamente aquella derrota política que significó la VIII marcha en defensa del TIPNIS en Septiembre del 2011 que los obligó a retroceder. Nuevamente vuelven a la carga, a raíz de la crisis económica que vivimos y la cual se empeñan en negar (esperemos que el discurso Presidencial del 6 de agosto lo señale) los obliga a buscar otras alternativas mucho más lucrativas a corto plazo. Recordemos que del 100% de la producción de la Hoja de Coca del Chapare Tropical el 50% se encuentra en el TIPNIS y el otro 40% en el Parque Nacional Carrasco, es decir, todo este gran volumen de la producción es ilegal, porque la ley lo prohíbe al indicar que las áreas protegidas no pueden ser vulneradas y el Gobierno se hace el desentendido porque le conviene, incluso saben cuánto más aumento el porcentaje este último año, ahora también se habla de un 14% y de nuevas plantaciones en Parque Nacional Madidi.

Aclaremos una vez más el asunto, NO tenemos por qué oponernos a los cultivos de la Hoja de Coca, el asunto es saber dónde hacerlo, por eso hicimos una propuesta anteriormente al respecto, planteando en los dos primeros de los cinco puntos:

1.- La erradicación total de los cultivos de la Hoja de Coca del Chapare Tropical que se encuentran en las Áreas Protegidas por Ley en el TIPNIS y el Parque Nacional Carrasco, dando lugar a cultivar allí donde sea posible hacerlo de forma planeada.

2.- Reconocimiento histórico mediante Decreto Ley a Los Yungas Paceños, como único productor de la Hoja de Coca para el Akulliku tradicional y milenario.

Incluso en otro de los puntos sugerimos que el excedente de la Hoja de Coca -que es el 40% de la producción “legal” que sí va a la producción de Cocaína- sea comprado por los norteamericanos al ser los directos interesados y principales consumidores de las sustancias controladas y asimismo la Comunidad Económica Europea que juegan a combatir un “flagelo” que bien sabemos les conviene que exista, porque de esta manera mueven sumas millonarias mediante Organismos Transnacionales que dicen luchar contra las drogas.

Si el Gobierno dijera la verdad y acepta públicamente que quiere generar desesperadamente recursos para evitar el colapso económico ya tiene la solución, no necesita seguir mintiendo y saqueando nuestros recursos naturales no renovables y destruyendo la naturaleza; total la presencia de la “Economía de la Coca” seguirá presente en la política Boliviana, los escándalos relacionados con el Narcotráfico continuaran a pesar de todo y así no lo quieran el Gobierno es y continuará siendo un Narco Estado ante los ojos de la Comunidad Internacional.

Desgraciadamente la farsa continúa, los próximos días de agosto tienen decidido aprobar la nueva Ley que niega la Intangibilidad que el mismo Evo firmo después de la VIII marcha y tenemos la obligación de denunciar a todos los parlamentarios de los diferentes partidos, así se digan de “oposición” que son cómplices porque conscientes de no cambiar nada, con su presencia se prestan a legalizar esta traición que jamás será olvidada.

Por ahora solo decimos que si bien, alguna vez compartimos un mismo encierro y nos dijimos compañeros, que los sueños y principios -aunque con muchas diferencias- fueron los que nos condujeron a tal realidad, no significan nada en este momento puesto que estamos enfrentados política e ideológicamente. Es bueno saber que NO tenían razón quienes afirmaban que las utopías eran pasajeras, solo un síntoma atribuible a la juventud. Que reconfortante es mirar de frente y sentirse diferentes, saber que nadie nos apuntara con su dedo acusador por corruptos, por renegados, es muy importante estar seguros que jamás seremos cancerberos y que NO perseguiremos a nadie, que de ningún modo mataremos a nuestro pueblo, que sean ellos quienes vivan con esta carga.

Hermanos Indígenas del TIPNIS, ahora que nuevamente escuchamos el angustiado “Grito de la Pachamama” toda nuestra solidaridad, apoyo y respeto para ustedes que se aprestan a continuar la guerra que aún no termina y que empezó con la resistencia a la invasión hace más de 500 años.