Corruptos y sistema judicial boliviano

Corruptos y sistema judicial boliviano

A nadie sorprende ya ninguna conclusión a la que puede llegar el Sistema Judicial, órgano supuestamente independiente que demuestra constantemente su servilismo y su carencia de autonomía respecto al Poder Ejecutivo.



Corruptos y sistema judicial boliviano

A nadie sorprende ya ninguna conclusión a la que puede llegar el Sistema Judicial, órgano supuestamente independiente que demuestra constantemente su servilismo y su carencia de autonomía respecto al Poder Ejecutivo.

Los últimos acontecimientos están resaltados por la maniobra descarada del Legislativo que tenía de antemano decidido la suspensión definitiva del Magistrado Gualberto Cusi, Abogado Aymara que fue propuesto para el cargo precisamente por los masistas, este ciudadano desde un inicio cuestionó la podredumbre –según sus propias palabras y ese su mérito y delito al mismo tiempo- del Sistema Judicial que él podía palpar desde adentro, donde no existía la más remota idea y menos intención de cambiar en lo absoluto lo que tanto habían proclamado los “campeones de la democracia”, transformar radicalmente la justicia corrupta en Bolivia.

Con el proceso iniciado al Sr. Cusi y el fallo descarado del Senado, ha salido a flote no solo la intolerancia, sino también la ignorancia abusiva y discriminatoria que ejercen contra un individuo a quien vienen violando todos sus derechos como ser humano, empezando por el Ex – Ministro de Salud el Sr. Calvimontes que sin tener ningún reparo, desconociendo lo que significa Ética Profesional de mala fe hizo pública la enfermedad del Magistrado, queriendo de esta manera empañar su imagen para restar fuerza a sus aseveraciones que desmentían la seriedad de las transformaciones que el Gobierno del Sr. Evo Morales decía estar llevando adelante.

Peor aún, escandaliza mucho más que los masistas busquen segregar a las personas portadoras del virus por el hecho de considerarlas una amenaza para la salud pública; si existe el termino podemos calificar de Mega brutos a quienes nos gobiernan porque no es posible tanto desconocimiento y falta de respeto a la inteligencia colectiva, incluso la misma diputada Montaño siendo supuestamente Médico crea al igual que su colega quien recibió un merecido salivazo en la cara, desconozca como se transmite una enfermedad de ese tipo, ¿Dónde queda la tolerancia que predican? según ellos “todos somos iguales ante la ley”; charlatanes, incluso se mofan de que este hombre de leyes asista al juicio con su madre, según palabras oficialistas “haciéndose la víctima”, y claro que lo es, o que significa este circo sino con la intención de victimizar y ejemplificar con su desgracia todo lo que son capaces de hacer quienes detentan el poder transitoriamente.

Incluso, y mucho más vergonzante, que sean las llamadas “Bartolinas” quienes constantemente estén dando la cara para salvar las irresponsabilidades de los representantes del gobierno, incluso llegando a la ridiculez de exigir que el Sr. Gualberto Cusi deje de usar la vestimenta indígena, atribuyéndose autoridad que no tienen para hacerlo, mucho menos si son los mismos “Movimientos Sociales” quienes están constantemente entregando atuendos de este tipo a blancoides de todas las calañas sin importarles que sean oportunistas, lo raro es que las militantes del MAS nunca se manifiestan contra estos K´aras que maltratan, que hacen bromas machistas y sexistas, que humillan a las mujeres, que no las respetan…

Hay todavía mucha más tela que cortar, los postulantes para ocupar los cargos de magistrados a diversos órganos judiciales le sacaron una lagrima al Gobierno, nadie se presentaba, incluso debieron ampliar el plazo para aumentar la posibilidad de un mayor número candidatos y la misma UMSA por resolución unánime del Consejo Universitario decidió retirarse para no ser cómplices del engaño que significan las elecciones judiciales. Así de mal está el Sistema Judicial en Bolivia, nuevas elecciones, nuevos corruptos.

Personalmente me regocijo al ver constantemente como se deteriora la credibilidad en la Justicia Boliviana, porque no existen idóneos para ejercer los cargos que ofrecen al mejor postor, además, eso significa la Democracia: El oportunismo, el favoritismo con el que se maneja, el negociado que decide quien es o no culpable. Por todo lo que vivimos a diario desde siempre es que –en tiempo pasado- muchos decidimos luchar contra la Democracia, contra la mentira organizada que significan las leyes, por eso fue que nos levantamos contra el sistema y sus normas establecidas; contra esta suciedad fue que hicimos terrorismo y esto incluye a la mayoría de quienes ahora son los gobernantes, planteamos la Autodeterminación de los Pueblos y Culturas Originarias, atentamos contra el sistema, pusimos bombas, volamos gaseoductos, volamos torres de alta tensión, conspiramos, secuestramos, asaltamos… hicimos terrorismo, y ahora muchos de estos individuos son los más recalcitrantes defensores de la legalidad, ahora supuestamente creen en la democracia y persiguen a quienes no lo son, por favor!, a otro con ese cuento.

En Bolivia la porquería llamada Justicia tiene que sucumbir, para crear otra nueva que no esté a cargo de los nuevos doctores de Charcas.

Hay que destruir para construir.

Julio Sebastian Acasigue Parada
CI 2991221 SC