Fondo Indígena: una historia de corruptos y corruptores

Fondo Indígena: una historia de corruptos y corruptores

Inflexión

La difusión de la gran estafa o mega-corrupción en el Fondo Indígena representa el punto de inflexión del gobierno de Evo Morales, es decir, el hecho que de repente “hace que todo cambie”.



Fondo Indígena: una historia de corruptos y corruptores

Inflexión

La difusión de la gran estafa o mega-corrupción en el Fondo Indígena representa el punto de inflexión del gobierno de Evo Morales, es decir, el hecho que de repente “hace que todo cambie”.

La denuncia acerca del desfalco de estos recursos económicos por parte del gobierno y de los dirigentes de las organizaciones sociales controladas por el MAS ha tenido el efecto de “cambiar” el “proceso de cambio”, proceso que hasta ese entonces se mostraba como ascendente, imbatible. El día que el Fondo Indígena -dejó de representar para el pueblo- una institución que financiaba proyectos agropecuarios para convertirse en el mayor acto de corrupción y engaño de la historia reciente, el pueblo dejo de creer en el eufemismo del proceso de cambio para darse cuenta que este era otro gobierno igual de perverso e inmoral como los anteriores.

Murió el ascenso y ahora viene el reflujo, y con ello, la posibilidad de develar el verdadero carácter del gobierno al servicio del capitalismo rentista, prebendal y pachamámico.

Se desmorona el mito de la reserva moral del indígena

Evo Morales llega al gobierno y se entronca en varios mitos fundantes, que le daban vitalidad y –en cierta forma- una especie de cheques en blanco o acumulaciones históricas cuya disposición asemejaban a una veta de oro de gran tamaño. Un mito era el de la fidelidad étnica, es decir, es un Presidente indígena, que si comete errores no importa, ya que es al final uno de los “nuestros”, es nuestro hermano y por lo tanto hay que apoyarlo. Otro mito fundante era el de la “reserva moral”, es decir, que los indígenas no habían gobernado este país, desde hace 500 años atrás, eran los q´aras, los blancos, las élites republicanas, los neoliberales los que habían gobernado el país en base al saqueo, la corrupción. Esto significaba que personas sin cola de paja, sin pasado negativo, un poco más, personas puras e intachables se hacían cargo del gobierno para administrarlo de otra manera, al servicio del pueblo. Las polleras, los ponchos, los sombreros y las ojotas se convertían en la reserva moral del gobierno y garantizaban que el vivir bien iba a convertirse en un beneficio colectivo exento de los viejos vicios del pasado y de las viejas élites. Incluso ser una nueva élite era lícito para este mito fundante, porque la final, los de abajo, “también tienen derecho”. Obviamente tenían derechos pero no derecho a robar.

Cuando la candidata del MAS a Gobernadora por el Departamento de La Paz, Felipa Huanca, es incapaz de dar una explicación clara respecto del manejo de dos proyectos del Fondo Indígena abriendo dudas acerca de una administración limpia de dichos dineros destinados a comunidades campesinas y a mujeres indígenas organizadas como Bartolinas Sisa, se derrumba el mito de la mujer con pollera, reserva moral para administrar la cosa pública. Con la derrota electoral de la candidatura de Felipa Huanca, la cuantificación de votos nos avisa que algo en el pueblo ha cambiado. Eso algo se llama repulsa, reproche, ruptura del mito y del mito conexo.

Mito conexo: la fatalidad de gobernar el país por 500 años

Una cosa es hablar de hegemonía y otra es tener un proyecto político hegemónico. Durante estos años, se construyó una idea fuerza en torno a la articulación de un nuevo bloque social histórico alrededor de la hegemonía de lo indígena, el mismo que volvió a funcionar como mito fundante más no como hegemonía real, porque la supuesta hegemonía indígena no podía construirse apostando por el despliegue del extractivismo minero, petrolero y soyero transgénico, que vulnera –groseramente- territorios indígenas, derecho a la consulta, contamina la tierra, los ríos y despliega al máximo los procesos de explotación, precarización, informalización del trabajo frente al capital. Ya la represión a la octava marcha en defensa del TIPNIS perfiló que el gobierno de Evo Morales se disfrazaba de “indígena” pero que no lo era porque un Presidente indígena no puede ordenar a la policía reprimir a sus supuestos hermanos. En otras palabras, se mantuvo la hegemonía del capitalismo, la vigencia de su modelo económico, de sus instituciones estales pero remozadas como “plurinacionales”, esto fue un gatopardismo (cambiarlo todo para no cambiar nada en el fondo) que se fue volviendo evidente poco a poco.

Lo que hubo fue un proyecto político articulado en torno a la vitalidad del mito de que ahora le correspondía gobernar a un indígena como expresión patente de la existencia de una mayoría poblacional indígena, todo esto presentado como una FATALIDAD HISTÓRICA. La corrupción en el Fondo Indígena demuele esta fatalidad, representada en Evo-Presidente al infinitum, porque muestra a lo indígena como lo que es: un sujeto corrupto, corruptible y que busca impunidad al grado de organizar un referéndum constitucional para imponer a la población dicha fatalidad mediante la re elección de Evo Morales y Alvaro García Linera. Esa es la prisa y la desesperación del gobierno de llevar adelante este proceso de consulta electoral y de inducir el voto desde la coerción estatal.

La fatalidad histórica inducida coercitivamente desde el Estado –léase re elección indefinida de Evo Morales-, se enfrenta a la percepción (para no hablar todavía de conciencia) del pueblo de que aquí ha habido un gran robo, una gran estafa y de que sus autores te piden que sigas confiando en ellos porque representan a la cualidad indígena. El desenlace lo conoceremos después del 21 de febrero.

También hubo corruptores y decidieron eliminar al “sujeto indígena”

Pero pensar, que los dirigentes sociales y sindicales se embarraron las manos solitos con la plata del Fondo Indígena es ser ingenuos. ¿Cuándo tú puedes robarle al Estado? Cuando tienes una tendencia antisocial, eras retador de la autoridad y de las normas, eres ambicioso, cuando se te presenta la oportunidad, etc., hay un montón de respuestas individuales para esto. Pero ¿cuándo toda una élite de dirigentes de movimientos sociales decide robarle al Estado Plurinacional? Cuando existen condiciones institucionales, es decir, el diseño del mismo Fondo Indígena, aptas para que puedas enriquecerte ilícitamente, desfalcando a un fondo creado para potenciar las economías de los más pobres, es decir, los pueblos indígenas. Esto significa, que los Ministros, delegados ministeriales, funcionarios y técnicos del Fondo Indígena, dirigentes de las organizaciones, hicieron un uso individual y grosero de dichos recursos para beneficio personal.

Durante estos meses ha quedado claro, que a ningún funcionario del gobierno y de este “proceso de cambio” le interesó salvar o redimir al sujeto indígena atrapado en la telaraña de la corrupción, desde este punto de vista se puede señalar que hubo corruptores que hirieron de muerte, al mismo tiempo, al movimiento indígena al no servirles de nada políticamente, porque la apuesta del Evo y del Lineras ahora es el capitalismo extractivista, la integración al desarrollismo regional orientado al saqueo permanente de los recursos naturales para financiar a una nueva élite acumuladora mafiosa de capital.

Para la mega estafa en el Fondo Indígena hubo corruptos y corruptores, funcionarios públicos que sabían lo que sucedía y no hicieron nada para remediarlo o detenerlo, pero hay una razón más potente que explicaría la adhesión colectiva al delito.

Si el Gobierno de Evo Morales utilizo dineros del Fondo Indígena… era lícito que los dirigentes hicieran lo mismo…

Cuadro Nº 1: Proceso de confiscación del Gobierno de Evo Morales de recursos del Fondo Indígena

El cuadro precedente muestra el proceso de confiscación de recursos del Fondo Indígena -en todas sus etapas-, por parte del Gobierno de Evo Morales. Este ilícito comienza el 2007 cuando la Asamblea Legislativa Plurinacional sanciona la Ley Nº 3791, Ley de Renta Universal de Vejez (Renta Dignidad) que es promulgada por Evo Morales Ayma el 28 noviembre 2007, norma que le cercena al Fondo Indígena con el 30% de sus recursos. De ahí en adelante, el gobierno de Evo y Linera articulan leyes y decretos para utilizar dineros de los pueblos indígenas para actividades ajenas a la función productiva, lo que se constituye en una violación de los derechos económicos de los pueblos indígenas, amén de consumarse delitos de orden público que deberían ser materia de investigación penal y en su momento de sanción.

El cuadro da razón de dos leyes y cuatro decretos supremos que transformo al Fondo en la Caja Chica del gobierno, o lo que muchos han señalado como la nueva forma de gastos “reservados”.

Esto lleva a pensar en la indisciplina de las cuentas gubernamentales y su solvencia. Pero las cuentas fiscales o públicas no son seres vivos para ser ordenadas o desordenadas, solventes o insolventes, entonces, la frase es una metáfora para señalar que el Ministerio de Hacienda, el Ministro Arce Catacora y sus funcionarios, no tuvieron la eficiencia de garantizar el pago de la renta dignidad, un Bono pagado a la población de la tercera edad, beneficio prolongado del Bonosol creado por el gobierno de Sánchez de Lozada.

Echar mano al dinero del Fondo Indígena para pagar el funcionamiento de las Universidades Indígenas (UNIBOL quechua, guaraní y aymara) hace pensar también en la insolvencia del tesoro gubernamental para poder financiar esta institución de educación superior.

Otra arista de este problema, es la reducción sistemática del dinero del IDH destinado al Fondo Indígena, que a partir del año 2008 fue reducido hasta el presente. En consecuencia, el Fondo Indígena recibió el 2006 y 2007 el 5% del IDH, luego, desde el 2008 NUNCA RECIBIÓ ANULMENTE EL 5% DEL IDH, sino una cuota menor.

Cuadro Nº 2: Porcentajes de dineros incautados al Fondo Indígena por parte del Gobierno de Evo Morales
Año Deposito nominal Incautación (%) Deposito real (%)
2006 5% del IDH 0 5%
2007 5% del IDH 0 5%
2008 5% del IDH -30% 3,50%
2009 5% del IDH -46,10% 2,69%
2010 5% del IDH -46,10% 2,69%
2011 5% del IDH -46,30% 2,68%
2012 5% del IDH -46,30% 2,68%
2013 5% del IDH -46,30% 2,68%
2014 5% del IDH -46,30% 2,68%
2015 5% del IDH -45,02% 2,74%

Esta política de incautaciones se mantiene vigente hasta el presente, sin que el gobierno explique absolutamente nada.

Es más, el último Decreto Supremo N° 2493, del 26 agosto de 2015, establece el cercenamiento del patrimonio de los pueblos indígenas posterior al escándalo público de la gran estafa que analizamos ahora, con ello, el gobierno mantiene su política de utilizar fondos que corresponden a los pueblos indígenas, los cuales gozan de los derechos constitucionales comunes a todos nosotros, más el reconocimiento a su libre determinación, su carácter pre constituido, el de su economía comunitaria, el derecho a la consulta, de manera que sin su consentimiento no podría enajenarse estos recursos, que siendo fiscales, al ser transferidos a los pueblos indígenas, terminan siendo recursos de los pueblos indígenas.

¿Se puede calcular un monto aproximado que Evo Morales se llevó del Fondo Indígena?

La ex ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, reveló que el Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas (FDPPIOYCC) erogó 1.342.418.894 bolivianos desde 2008 hasta 2014 (Prensa escrita del jueves, 9 abril, 2015).

En su informe oral ante el Senado, la ex ministra precisó que desde 2006 el Fondo Indígena recibió del Estado 3.197.482.681 bolivianos. De esa cifra, aún conserva en su cuenta bancaria 1.855.063.787 bolivianos. Es decir, el Fondo Indígena –según la ex ministra Achacollo- gastó el 42% de los recursos que recibió provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), lo que abre varias dudas –que no son sólo matemáticas-.


Cuadro Nº 3: Ingresos y egresos del Fondo Indígena
Año Ingresos Egresos Saldo
2006 274.387.374.- 0.- 274.387.374.-
2007 297.721.350.- 0.- 297.721.350.-
2008 242.494.154.- 11.177.689.- 231.316.000.-
2009 254.483.206.- 59.061.727.- 195.421.000.-
2010 303.792.775.- 242.706.516.- 61.086.000.-
2011 314.503.342.- 195.263.000.- 119.239.000.-
2012 423.042.892.- 253.708.080.- 169.334.812.-
2013 542.552.643.- 300.504.365.- 242.048.278.-
2014 544.504.942.- 279.996.726.- 264.508.215.-
Total 3.197.482.681.- 1.342.418.894.- 1.855.063.787.-
Nota: Las sumas pueden variar por las centenas y decimales que la ex ministra omitió decir en su informe oral.

Una pregunta que es imprescindible que responda la ex ministra Achacollo y el Gobierno en su conjunto, es si los ingresos consignados a favor del Fondo Indígena corresponden al 5% del IDH o al saldo, una vez descontado los recortes, mutilaciones o lo que se llame por concepto de pagos destinados a la renta dignidad, universidades indígenas, etc.?

Aclaremos esta interrogante.

Frente a la ausencia de información transparente sobre los recursos del Fondo Indígena, recurriendo a fuentes de prensa que recogen datos del Ministerio de Hacienda, Fundación Jubileo y otros, se pudo establecer la cuantía del IDH en bolivianos, que es la segunda columna del siguiente cuadro. No es difícil calcular el 5% del IDH, que son las cantidades que se encuentran registradas en la tercera columna del cuadro en cuestión.

Los datos que se obtienen pueden tener una ligera variación, al haberse trabajado con cifras redondas, como comúnmente se dice.

Cuadro Nº 4: Cálculo del 5% del IDH
Año IHD Bs. IDH 5% Bs.
2006 5497.000.000.- 274.850.000.-
2007 5954.000.000.- 297.700.000.-
2008 6644.000.000.- 332.200.000.-
2009 6465.000.000.- 323.250.000.-
2010 6744.000.000.- 337.200.000.-
2011 8996.000.000.- 449.800.000.-
2012 12111.000.000.- 605.550.000.-
2013 15543.000.000.- 777.150.000.-
2014 10546.000.000.- 527.300.000.-
Total 3925.000.000.-
Fuente: elaboración propia.

En el siguiente cuadro se compara los dos datos, los ingresos señalados por la ex ministra y el cálculo sobre el 5% del IDH, las cifras no deberían variar drásticamente.

Cuadro Nº 5: Ingresos declarados al Fondo Indígena por la ex ministra Achacollo y cálculo del 5% del IDH
Año Ingresos Cálculo Diferencia
2006 274.387.374.- 274.850.000.- -462.626.-
2007 297.721.350.- 297.700.000.- 21.350.-
2008 242.494.154.- 332.200.000.- -89.705.846.-
2009 254.483.206.- 323.250.000.- -68.766.794.-
2010 303.792.775.- 337.200.000.- -33.407.225.-
2011 314.503.342.- 449.800.000.- -135.296.658.-
2012 423.042.892.- 605.550.000.- -182.507.108.-
2013 542.552.643.- 777.150.000.- -234.597.357.-
2014 544.504.942.- 527.300.000.- 17.204.942.-
Total 3.197.482.681.- 3925.000.000.- -727.517.319.-
Fuente: elaboración propia.

Los datos varían en una gran proporción, setecientos veinte y siete millones de bolivianos son la diferencia, lo que lleva a preguntar ¿Dónde está ese dinero?

Una respuesta probable, es que los datos que anuncia la ex ministra Achacollo respecto a los ingresos del Fondo Indígena procedan ya con un descuento desde el Ministerio de Hacienda para el pago de la renta dignidad, UNIBOL; etc.

Otro apunte que nos hace pensar que la información de la ex ministra oculta los recursos apropiados por el Estado, es el dato referido a los egresos, ella señala un monto de 1.342.418.894.- de bolivianos, pero también se ha establecido que las organizaciones campesinas e indígenas recibieron del Fondo Indígena transferencias por 1.055.895.495.- bolivianos, lo que dejaría un saldo de apenas 286.523.399.- bolivianos para los gastos operativos del Fondo y para cubrir las obligaciones ilegales impuestas para con la renta dignidad o las Universidades Indígenas, cosa que no es real.

Con todos estos datos se llega a la conclusión que el daño aproximado causado por el gobierno de Evo Morales al Fondo Indígena es de aproximadamente 727.517.319.- bolivianos, es decir, más de setecientos veintisiete millones de bolivianos.

¿Cómo se puede utilizar dinero del Fondo Indígena cuando éste no tiene Director ni su documentación interna aprobada?

Ministro Arce Catacora debe explicar al país dónde está el resto de dineros del Fondo Indígena que no fueron a proyectos ni están en las cuentas de esta institución.

El hecho de que antes que el Fondo Indígena tenga electa su máxima autoridad ejecutiva, el 26 de abril de 2009 (La Paz), Elvira Parra fue posesionada como Primera Directora, ya se estaba drenando recursos para pagas la Renta Dignidad y a las UNIBOL abre el siguiente interrogante: ¿el Ministro de Hacienda informó al Fondo Indígena la cantidad de recursos enajenados o directamente débito y luego depositó únicamente los saldos? ¿Cuánto de dinero transfirió el Ministerio de Hacienda por concepto de 5% del IHD al Fondo Indígena cada año?

Mentiras presidenciales

Algo que no puede dejarse pasar, son las respuestas y afirmaciones que hace el Presidente Evo Morales acerca del tema.

… no es del gobierno (la corrupción) sino lamentablemente los gobiernos del pasado nos dejaron una estructura donde mayoría del directorio eran de los pueblos indígenas…

Evo Morales dice que heredó de los gobiernos neoliberales la estructura del Fondo Indígena y que él fue víctima de esa herencia, lo que es FALSO, porque su gobierno diseño desde el principio la estructura y funcionamiento de este Fondo.

…los dirigentes de las organizaciones son los responsables…

Evo Morales intenta evadir las responsabilidades gubernamentales en el mal manejo y estafa del Fondo Indígena, pero resulta que altas autoridades están ya en la cárcel, como la ex diputa del MAS y ex Ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Julia Ramos, emblemática y antigua lideresa de las Bartolina Sisa, que demuestra que la corrupción es de su mismo gobierno.

Evo: “Y hacen escándalo de 2,5 millones (de dólares).”

El Presidente pretende confundir al país al señalar que sólo se trató de 2,5 millones y no de una suma que podría estar bordeando los 300 millones de dólares.