El Alto, Huanuni y Camiri, bastiones de la soberanía nacional

PS-1    23.Abr.08    Documentos

Posición de Patria Insurgente:

En lo que respecta al anterior documento nos identificamos con el mismo, excepto en la parte que hace referencia a que Bolivia pretende ser dividida en 36 naciones indígenas, pues este es un discurso de la derecha que nosotros no lo podemos aceptar así nomás…

Es una propuesta desde la derecha, que niega el derecho a la autodeterminación de las naciones originarias.

Por otro lado, el Mas y su nuevo texto no plantean tal extremo, por el contrario, plantean la unidad del país bajo el viejo esquema del Estado-nación unitario y plantean un Estado Plurinacional que es una traición a los postulados de los pueblos indígenas, porque queda reducido a una mera enunciación de los pueblos indígenas, cuando en la práctica lo que se hace es afirmar el viejo estado colonialista y republicano, afianzando la democracia liberal.



Los compañeros del PS-1 informaron que se tiene redactado un documento acerca de lo sucedido en Camiri, el mismo que es transcrito para su consideración:

El Alto, Huanuni y Camiri, bastiones de la soberanía nacional

Al pueblo cruceño en particular y al pueblo boliviano en general.

En un escenario mundial, en el que las grandes potencias se enfrentan por el control de los recursos naturales, -la guerra de Irak, la “independencia” de Kosovo-, Bolivia está siendo atacada para dividirla territorialmente, ya sea en 36 naciones indígenas, o en dos naciones: camba y kolla.

El objetivo final es dividir a la nación para posibilitar el control de las transnacionales de sus recursos naturales que cada día adquieren mayor importancia estratégica en el mundo globalizado como los recursos hidrocarburiferos del Chaco; los recursos hidroeléctricos del norte boliviano; el boro, el litio del salar de Uyuni; los recursos minerales de la cordillera oriental y del precámbrico; la biodiversidad; los recursos acuíferos del altiplano, del Amazonas y del Plata. Tanto el gobierno de Evo Morales, con su discurso indigenista, como lo prefectos de la media luna y otros, con su discurso autonomista, se constituyen en operadores de esta estrategia.

La lucha de Camiri por una verdadera nacionalización de los hidrocarburos demostró que el Comité Cívico y la prefectura de Santa Cruz y el gobierno del MAS, coinciden en la defensa del poder petrolero. Ambos se oponen a la instalación de una Planta Separadora de Líquidos, para evitar que Petrobras robe 500 millones de dólares por año al país, y a una verdadera nacionalización y refundación de YPFB. Cabe recordar que el MAS y PODEMOS aprobaron por “unanimidad” los 44 contratos petroleros en el congreso, con los que se traicionó la Agenda de octubre.

Los bolivianos, en medio de la falsa confrontación entre autonomistas e indigenistas, observamos tres escenarios a futuro:

1. La arremetida “autonomista” y fascista que quiere federalizar el país.

2. El camino oenegista (Ong´s) del “Estado Plurinacional” orientado a dividir a Bolivia en 36 “naciones”.

3. Y la opción del Pueblo que busca plantea cambiar el sistema económico, político y social, por otro más justo, que encare la resolución de la crisis sobre la base de una verdadera nacionalización de los hidrocarburos y minerales, refundación de nuestras empresas estratégicas e industrialización de nuestros recursos, lo que denominamos “Agenda de octubre”, para sacar a Bolivia de la dependencia y el atraso.

Para lograr este objetivo resolvemos:

1. Ratificar la vigencia de la Agenda de Octubre 2003, por ser el fundamento de un nuevo proyecto nacional que se orienta a utilizar los recursos naturales y estratégicos como soporte del desarrollo nacional. Sólo la aplicación de este programa político derrotará los proyectos autonomista e indigenista.

2. Reconocer el sacrificio de los valerosos pueblos de El Alto, Huanuni y Camiri en su lucha contra el poder transnacional.

3. Desplegar acciones coordinadas y conjuntas para hacer cumplir la Agenda de octubre y luchar por la unidad nacional contra “autonomistas” e “indigenistas”.

Convocamos a todos los bolivianos y bolivianas a luchar por un verdadero proceso de liberación nacional que nos saque de la dependencia y marginalidad y contra aquellos que representan los mismos intereses de los que entregaron nuestro tierra, al invasor chileno; los mismos intereses de los que entregaron la plata y el estaño al capital extranjero; los mismos intereses dé los que entregaron y siguen entregando hoy nuestros minerales, gas y petróleo, al capital transnacional.

Firman varias organizaciones.