Consignas

\"cons\"
Con la asistencia de la mayoría de las organizaciones, se da la segunda reunión que fue muy rica en la exposición de ideas y propuestas en torno a un accionar conjunto a partir de poder elaborar consignas comunes.

Cada organización, tiene un programa, de manera que cuando plantean consignas, éstas aparecen como un resumen de dichos programas. Sin embargo, el esfuerzo por resumir dichos propuestas en consignas, ha significado un ejercicio de reflexión colectiva importante.



Consignas

La segunda reunión fue el jueves 17 de abril

Con la asistencia de la mayoría de las organizaciones, se da la segunda reunión que fue muy rica en la exposición de ideas y propuestas en torno a un accionar conjunto a partir de poder elaborar consignas comunes.

Cada organización, tiene un programa, de manera que cuando plantean consignas, éstas aparecen como un resumen de dichos programas. Sin embargo, el esfuerzo por resumir dichos propuestas en consignas, ha significado un ejercicio de reflexión colectiva importante.

8 pilares

Después de escuchar las argumentaciones, se definió “8 pilares” o ejes temáticos para la definición de las consignas, siendo estos (por orden alfabético) los siguientes:

1. 21060 y política neoliberal
2. Autonomías y referéndum
3. Empleo y salarios
4. Industrialización y nacionalización
5. Socialismo y poder popular
6. Tierra, territorio
7. Transnacionales
8. Unidad

Es decir, podríamos pensar en tener 9 consignas unitarias.

Ahora bien, en cada uno de estos temas se tomó posición. De manera resumida se podría señalar los siguientes argumentos de los cuales se deberían desprender las consignas:

1. 21060 y política neoliberal.

El gobierno no ha desarticulado la política neoliberal, sólo ha hecho algunos cambios insustanciales, de manera que la consigna debe enfocar nuestro rechazo y lucha contra el neoliberalismo.

¿El gobierno del MAS debe desmontar el neoliberalismo? Si dice ser “un gobierno de cambio”, debe y puede hacerlo. Entonces, es pertinente exigirle que cumpla con este propósito o quede en evidencia frente a los trabajadores como una administración alineada con los intereses de los empresarios.

El gobierno utiliza una retórica ambigua, pues cuando le conviene afirma que el neoliberalismo era una “cosa del pasado”, pero cuando tiene la necesidad de victimarse frente a sus bases sociales de apoyo, habla de los males que le ocasiona el “neoliberalismo”.

La consigna, entonces, debe ser clara y contundente.

2. Autonomías y referéndum.

Todos expresamos nuestro rechazo a las autonomías departamentales oligárquicas y al referéndum del 4 de mayo, porque consideramos que es la expresión de rearticulación del Estado a partir de la visión de la derecha corporativa fascista del Oriente.

La consigna es de rechazo al referéndum, pero también a estas formas de autonomías oligárquicas y separatistas. Defendemos la unidad de país, pero al mismo tiempo advertimos que el gobierno y la media luna, hacen demostración de fuerzas y que la salida de esto puede ser un pacto entre ambas fracciones que representan los intereses de los sectores dominantes.

El rechazo a las autonomías y a este tipo de referéndums, trae implícito el rechazo a la misma Constitución del MAS, donde se abre las puertas o legaliza las posibles autonomías departamentales, que serán objeto de armonización o “compatibilización” en el futuro.

La consigna debe permitir a la población pasar del rechazo a la acción combativa.

3. Empleo y salarios.

Tema neurálgico que pone a fuego las ilusiones de que este es un gobierno popular y revolucionario que controla además la economía del país. Mediante los parches y remiendos al modelo neoliberal, el Estado no puede crear nuevos empleos, porque no desarrolla la economía estatal ni social de manera vigorosa.

La lucha salarial pone en movimiento a la clase obrera y a todos los trabajadores en general, situación que les permite enfrentar el proceso inflacionario que se desarrolla en el país en forma de “oleadas”.

La lucha salarial genera conciencia en los trabajadores acerca de si es mejor y más sólido tener un salario digno, estable y a largo plazo que una serie de bonos prebendales, que luego el mismo mercado se encarga de arrancar de los bolsillos de la población, al momento de ir a comprar alimentos.

4. Industrialización y Nacionalización.

El MAS no ha desarrollado un verdadero proceso de nacionalización, sin embargo, los sectores políticamente más retrasados de la población creen que porque el Estado tiene más dinero, gracias a la renegociación de los contratos con las transnacionales del petróleo, eso es nacionalización.

Plantear una verdadera nacionalización, pero no sólo del sector de hidrocarburos, sino también de la minería y de otras actividades en manos privadas plantea en la gente la pregunta: ¿acaso no hubo nacionalización? En otras palabras nos abre un escenario de discusión política acerca de uno de las banderas más importantes de las movilizaciones de octubre.

En cuanto a la industrialización del gas, esta propuesta desnuda la política demagógica del MAS, que hizo de YPFB una empresa fantasmagórica, donde no se ha sentado las bases mínimas para industrializar, por manos propias, nuestros recursos.

En este sentido, apoyamos la lucha de Camiri por controlar pozos y avanzar a la separación del gas, para de esta manera pensar en un verdadero proceso de industrialización de este recurso natural no renovable.

5. Socialismo y poder popular.

Todas las organizaciones coincidimos en este norte estratégico, que debe ser claramente reivindicado por todas y todos.

6. Tierra, territorio.

Otro problema medular que nos permite recordar al movimiento de las naciones originarias y pueblos indígenas su consigna fundamental, frente a un gobierno que no ha revertido ni una sola gran propiedad y que por el contrario nos plantea la legalización de la propiedad latifundista “productiva” en su texto de nueva constitución.

Lo sucedido en el Chaco con el intento de sanear tierras y la presencia de pongueaje, con explotación laboral y relaciones de servidumbre es una vergüenza para un gobierno que se reclama revolucionario e indígena.

7. Transnacionales.

Las recientes denuncias de que el Ministro de la Presidencia tiene relaciones con transnacionales y grandes magnates mafiosos internacionales como Sorros, explica en parte la razón por la cual, como en ninguna parte se han legalizado la presencia de varias transnacionales, mediante la suscripción de 45 contratos con empresas transnacionales petroleras y mineras.

Se debe exigir la expulsión de las transnacionales por afectar a nuestra dignidad, soberanía e independencia económica. El MAS ha tenido la gran habilidad de legalizar a las transnacionales frente a la vista y paciencia de las organizaciones sociales, incluso se lo hace esto en la nueva constitución.

A recuperar el programa de octubre, con una consigna clara que señala la urgencia de expulsar a estas empresas.

8. Unidad.

Finalmente, la necesidad de avanzar a la unidad. Hoy todos hemos aceptado la idea de marchar separados pero golpear juntos. Mañana construiremos una unidad más firme, dando solución a nuestras discrepancias ideológicas. De ello, se desprende la necesidad de plantear la unidad mediante una consigna pedagógica.

Ordenar las consignas por orden de prioridad

Estas consignas principales, que no descartan otras y que asumen las diferentes organizaciones, deben se levantadas en cierto orden, de acuerdo a la situación concreta.

Debemos priorizar consignas.

Propuesta de consiganas:

¡No a las autonomías departamentales, muera el referéndum del 4 de mayo!!!

¡Fuera transnacionales de Bolivia!!!

¡Por una verdadera nacionalización e industrialización del gas, petróleo y minería!!!

¡Abolición del modelo neoliberal!!!

¡Empleo y salario digno para todos y todas!!!

¡Muerte al latifundio, tierra y territorio!!!

¡La unidad hoy o la derrota mañana!!!

¡Crear los micropoderes, avanzar al socialismo multinacional!!!