El Pacto traidor de Maduro: En Miraflores se fragua un nuevo pacto contra el pueblo trabajador

En Miraflores se fragua un nuevo pacto contra el pueblo trabajador

Las Fuerzas Bolivariana de Liberación (FBL), con la responsabilidad que nos ha caracterizado a lo largo de los 22 años de existencia, como Instrumento de lucha del pueblo bolivariano, y convencidos de lo revolucionario de la verdad, creemos que es el momento de decir y alertar al pueblo de Venezuela, a los movimientos sociales y políticos, organizaciones de masas, de trabajadores y sindicales, de jóvenes, de estudiantes, de mujeres y campesinos, en fin, a la opinión pública nacional, sobre el Pacto de Miraflores, el cual se viene cocinando en la llamada conferencia de paz entre los sectores del gobierno y los representantes de la oligarquía nacional y trasnacional.

fbl



En Miraflores se fragua un nuevo pacto contra el pueblo trabajador

Las Fuerzas Bolivariana de Liberación (FBL), con la responsabilidad que nos ha caracterizado a lo largo de los 22 años de existencia, como Instrumento de lucha del pueblo bolivariano, y convencidos de lo revolucionario de la verdad, creemos que es el momento de decir y alertar al pueblo de Venezuela, a los movimientos sociales y políticos, organizaciones de masas, de trabajadores y sindicales, de jóvenes, de estudiantes, de mujeres y campesinos, en fin, a la opinión pública nacional, sobre el Pacto de Miraflores, el cual se viene cocinando en la llamada conferencia de paz entre los sectores del gobierno y los representantes de la oligarquía nacional y trasnacional.

En documento publicado en enero del 2013, afirmamos: que la confrontación entre la derecha de oposición y la derecha endógena del proceso bolivariano, no tiene carácter ideológico, sino que es una simple lucha por el control del aparato del estado, que es quien administra la riqueza nacional (la renta petrolera). Afirmábamos también, que el 2014 sería un duro periodo de definiciones sobre el rumbo a tomar por la revolución bolivariana, en el marco de la crisis estructural del capital que afecta irremediablemente la economía venezolana.

Hoy, la dirigencia gubernamental, asesorada por factores de poder internos y externos, decidió transitar abiertamente y sin ambigüedades por el camino del capital, dando un golpe mortal al proyecto socialista, traicionando así el legado del presidente Chávez, que consistía en un nacionalismo revolucionario que apuntase hacia la liquidación del enclave capitalista extranjero, la liquidación del régimen agrario latifundista, la pérdida del poder de la oligarquía interna, el desarrollo de un poderoso poder público de la economía básica con el dominio de todos los mecanismos estratégicos de distribución y con convivencia con un sector privado limitado en ciertas gama de actividades productivas y de servicio, dentro de la esfera puramente económica, lo que abriría paso al desarrollo de las fuerzas productivas de nuestro pueblo que desencadenaría un fuerte movimiento del poder popular que hiciera posible el otro mundo que soñamos: el socialismo.

Para llegar allí se inventaron la llamada “Guerra Económica” o más bien una estrategia conjunta de las dos derechas (la endógena y la trasnacional) para restaurar totalmente su control sobre el estado. Esta estrategia queda al descubierto cuando se analiza con objetividad los siguientes elementos:

1. Sí el bolívar está siendo atacado solo desde los factores de la burguesía parasitaria. ¿Cómo se justifica que el ministerio de finanzas haya permitido a la banca privada cambiar de manera arbitraria la denominación de cuentas de ahorros a cuentas corrientes?. Estos solo se explica si había una firme intención de evitar el ahorro en bolívares, contribuyendo con la campaña mediática sobre la supuesta debilidad de la moneda nacional.

2. En ese escenario de “guerra económica” donde uno de sus signos más palpables es la fuga de divisas al exterior ¿cómo se puede explicar que el banco central de Venezuela autorice a la banca privada a abrir cuentas en ahorro en dólares con posibilidad de transferir estos fondos a la banca internacional?

3. ¿Cómo el estado siendo el principal productor de los dólares del país llegó a perder la capacidad, en los dos últimos años, de fijar en la práctica el valor de nuestra moneda nacional, la cual comenzó a ser fijada a partir de un dólar paralelo cada vez más costoso?

4. ¿Cómo el Estado a través de CADIVI permitió la fuga de las principales reservas internacionales de divisas, quebrando así nuestra economía?

Todo esto que generó inflación y la caída del poder adquisitivo de nuestro pueblo trabajador. Aquí recordemos las enseñanzas del viejo Carlos Marx, cuando explica “el valor de una moneda al final depende de la aceptación de dicho valor por parte de la sociedad donde ella circula” es decir si ya nadie asume que un dólar equivale a 6,30 bolívares, sino por el contrario 60 o 70 bolívares, su valor será en los hechos este último. Basado en el análisis anterior es nuestra afirmación que estamos en presencia de una devaluación impuesta por los factores capitalistas, lo que a su vez genero la actual crisis del capital en Venezuela, que dicho sea de paso en los momentos más duros de esa crisis en Europa y Estados Unidos, los Venezolanos nos regocijábamos de no formar parte de los países que atravesaban esa crisis.

Hoy los capitalistas del gobierno sobre todo los que han dirigido la política Económica y Financiera del país, han planteado la necesidad de flexibilizar el control cambiario a través de la creación de un dólar permuta, donde las Casas de Cambio y la banca privada jugarían un papel de primer orden en la distribución del dólar. La tecno burocracia cree “INOCENTEMENTE” que si los empresarios observan un dólar con mayor valor, inmediatamente comenzarían a producir en grandes cantidades para así exportar y obtener más divisas. Esta “brillante” y estúpida idea, impulsora del aparato productivo nacional, se complementaría con una fuerte inversión extranjera. Todo lo anterior constituye una vulgar maniobra para disfrazar e imponer – sobre todo al pueblo revolucionario- una idea capitalista como si fuera la más revolucionaria de la historia -“El más peligroso de todos los pendejos, es el pendejo demagogo que cree que el pueblo es pendejo”, aunque en la práctica el gobierno orienta sus esfuerzos es a privilegiar las importaciones y no la producción, ya que así logran obtener millonarias comisiones en dólares haciéndose parte de una de las formas de corrupción más apátridas conocida en la historia política del este país.

En las mesas de paz se fragua un nuevo pacto societario que el pueblo en su infinita sabiduría bautizó como el Pacto de Miraflores o acuerdo entre las dos derechas para buscar una salida a la crisis del capital o lo que vale decir, como arrecostarle al pueblo trabajador el peso de una crisis ajena que generaron los capitalistas tanto de oposición como del gobierno; porque hay que estar claro esta crisis no sería posible sino estuvieron involucrados en su origen altos personeros del gobierno, quienes muerto el comandante- se alzaron con el poder en su nombre para asestar un golpe mortal a la revolución bolivariana, que lleva consigo el signo de la traición a la patria.

Los primeros resultados del Pacto traidor están a la vista:

- Apropiación de los dólares del estado por parte del sector privado a través del Sicad II.

- Pacto de gobernabilidad que se expresa cuando a Leopoldo López, María Corina y Ledezma se quedaron solos con sus guarimbas, pues la MUD, la iglesia y sectores económicos le quitaron el apoyo, por lo menos el formal.

- Alza de los precios en los artículos de primera necesidad, lo que convertirá en sal y agua los salarios de los trabajadores.

- Desmovilización del pueblo combatiente Bolivariano, solo se le convoca para apoyar las políticas gubernamentales y al decadente Liderazgo del partido y de Gobierno.

- Desarme y persecución del movimiento revolucionario, como parte de los acuerdos con la derecha para así garantizar el pacto de Gobernabilidad.

- Supresión cada día con más fuerza de la protesta social de los trabajadores y el pueblo, violaciones a la libertad Sindical, persecución y detención de líderes obreros y populares que defienden sus derechos o enfrentan a los patronos con la huelga y movilización: Caso pollos Souto, Givetchi entre otros.

- La criminalización de la protesta con la decisión inconstitucional del TSJ que condiciona cualquier concentración, manifestación, marchas, movilización y reuniones en lugares públicos.

- Flexibilización del decreto de estabilidad laboral, comprometiéndose con los patronos privados a la ejecución de más de 25 mil calificaciones de despidos de trabajadores que hoy reposan en las inspectorías del trabajo.

- Acuerdos de entrega de recursos y tierras del estado al capital privado bajo la promesa de mayor producción.

- Acuerdos de frenar la expropiación de tierras ociosas en manos de terratenientes y de empresas no productivas que están siendo engordadadas por el capital privado.

- El acuerdo de reformar la Ley del Trabajo para regresar a las 87 horas laborables.

- Esconder a los ladrones de divisas impidiendo la publicación de las listas de los empresarios que se beneficiaron con la entrega de dólares los últimos 4 años.

Estas medidas, que nada tienen de socialista, denotan la firme intención del gobierno de colaborar en buscar una salida a la crisis Capitalista bajo la lógica del Capital, y no -como debería ser- buscar salir del capitalismo en crisis. Y a medida que avanzan las negociaciones continuaran entregando los logros sociales de la Revolución.

Hoy hasta el Fondo Monetario Internacional, manifiesta que: “Venezuela va por Buen Camino”- pues retomo la senda del capital - y expresan que hasta el “riesgo país” que era el más alto de América Latina ha bajado a niveles en los que ya se puede invertir. Esta afirmación del FMI es una sentencia de lo que se le viene encima al pueblo trabajador.

Históricamente, desde Simón Bolívar hasta la era del comandante Chávez la posibilidad de construir una patria soberana en estas tierras pasa irremediablemente por superar el régimen social impuesto a nuestro pueblo por el Colonizador europeo y que ha evolucionado hasta el Capitalismo rentista de nuestros días. Fue la comprensión de este fenómeno social por parte del Comandante Chávez lo que lo llevó a declarar el carácter Socialista y Antiimperialista de la Revolución Bolivariana, que marcaría su accionar político durante todo lo que le resto de vida.

Hoy, los hijos de Bolívar, Los revolucionarios venezolanos, ante el peligro de la regresión y aplastamiento del proyecto Socialista, estamos en el deber de generar junto a nuestro pueblo un profundo debate sobre la coyuntura que conduzca a la toma de acciones en la dirección Acertada, El Socialismo es una aspiración Histórica de nuestro pueblo, por ende, debe ser construido con o a pesar del gobierno de turno. -Por eso necesaria es la unidad del pueblo y los revolucionarios que creemos en el otro mundo posible, de resistir, organizar y desarrollar la lucha social revolucionaria de cara a nuestros objetivos estratégicos. El desarrollo de los acontecimientos inmediatos dirán la última palabra sobre el papel histórico a jugar por el gobierno del presidente Maduro en esta Guerra social, que estallo hace ya doscientos años.

¡NI PACTO, NI CONCILIACION DE CLASES!

HOY MAS QUE NUNCA, EL SOCIALISMO ES LA SALIDA

¡DECLAREMOS GUERRA A MUERTE AL CAPITAL!

¡EN ESTE 1° DE MAYO, CERREMOS FILAS CON LA CLASE TRABAJADORA Y SUS LUCHAS CON UN PROGRAMA DE CLASE!

¡SOMOS LOS HIJOS DE BOLIVAR Y BOLIVAR VIVE!

Desde los Barrios y Campos de Venezuela, 30 de abril de 2014

Fuerzas Bolivarianas de Liberación- Secretariado Nacional