Suboficiales de las FFAA se declaran en la clandestinidad

Echan a otros nueve miliares
Suboficiales de las FFAA se declaran en la clandestinidad

Suboficiales nuevamente se movilizaron este miércoles por las calles paceñas.

ff. aa.



Echan a otros nueve miliares
Suboficiales de las FFAA se declaran en la clandestinidad

Suboficiales nuevamente se movilizaron este miércoles por las calles paceñas.

Miércoles, Abril 23, 2014 - 22:08
Los cuatro suboficiales que inicialmente fueron dados de baja por impulsar la “descolonización” de las Fuerzas Armadas y otros líderes de este movimiento se declararon hoy en la clandestinidad por la constante presión y persecución que sufrirían de parte del aparato de inteligencia de la institución castrense.

“Por estrategia ya no podemos decir dónde nos encontramos porque nosotros estamos siendo perseguidos por miembros de Inteligencia del Alto Mando Militar, en este momento estamos en la clandestinidad”, dijo uno de los militares.

Asimismo, las esposas de los suboficiales y sargentos –que desde el lunes mantenían un piquete de huelga de hambre en instalaciones de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos de las Fuerzas Armadas del Estado (ASCINALSS) en La Paz– se replegaron.

“Pero nuestras esposas continúan con la huelga general indefinida (en otro lugar), nosotros como miembros disciplinados de las Fuerzas Armadas estamos firmes en nuestras peticiones porque ya es hora de que realmente se cumpla y se adecue nuestras normas conforme a lo que dice Constitución Política del Estado”, aseveró otro suboficial declarado en la clandestinidad.

Por su parte, el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, mediante un comunicado de prensa, informó que otros nueve suboficiales y sargentos de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) fueron echados por participar en las movilizaciones militares.

Sin embargo, en el documento no se precisa los nombres de estos militares que también fueron dados de baja de manera definitiva y sin derecho a retorno a las FFAA. El Comando atribuye que fueron retirados por sedición, motín, desacato y por haber realizado acción política atentando contra la dignidad y honor de la institución castrense.

Por su parte, una fuente del Estado Mayor dijo que el conflicto militar “está perjudicando el contacto directo de los soldados con sus comandantes porque los suboficiales son necesariamente los intermediarios, (por tanto) incluso algunas actividades de instrucción fueron suspendidas”.