Observa artículos de Proyecto de Reglamento de Elecciones

Observa artículos de Proyecto de Reglamento de Elecciones

Señora:

Mgs. Fátima Dolz de Moreno
PRESIDENTA DEL H. CONSEJO UNIVERSITARIO
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS

Presente._

umsa



Observa artículos de Proyecto de Reglamento de Elecciones

Señora:

Mgs. Fátima Dolz de Moreno
PRESIDENTA DEL H. CONSEJO UNIVERSITARIO
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS

Presente._

REF: Observa artículos de Proyecto de Reglamento de Elecciones.-

De mi mayor consideración:

El suscrito ha tomado conocimiento del Proyecto de Reglamento de Elecciones Para Rector y Vicerrector de la UMSA, elaborado por la Comisión Institucional del HCU, documento que fue puesto a consideración de este último. Al respecto, toda vez que el referido documento fue aprobado “En Grande” y se encuentra en la etapa de la “aprobación en Detalle” y en conocimiento de que determinados artículos del referido proyecto fueron redactados expresamente para coartar derechos de un candidato, en este caso mi persona y al mismo tiempo constituyen una flagrante violación de la Autonomía Universitaria, en uso de mis potestades constitucionales, tengo a bien exponer las respectivas observaciones al documento de marras, bajo los siguientes argumentos jurídicos, impetrando se tomen en cuenta en la deliberación del caso:

I.- .El Capítulo III del mencionado proyecto de reglamento se refiere a los REQUISITOS DE LOS CANDIDATOS, en cuyo artículo 12 se especifican precisamente los que deben cumplir los candidatos a Rector y Vicerrector. El numeral 2 del citado articulado dice: “No tener sentencia ejecutoriada en la vía jurisdiccional penal ordinaria (REJAP), ni impedimento legal alguno para ejercer el cargo de Rector (a) y Vicerrector (a), tanto al interior como al exterior de la UMSA”.
Asimismo, el Art. 13 al referirse a la “DOCUMENTACIÓN SUSTENTATORIA DE LOS REQUISITOS”, en el numeral 3 inc. ii) exige la presentación de una “Declaración Jurada de no tener impedimento legal alguno para ejercer el cargo de Rector (a) y Vicerrector (a)”.
Al respecto, cabe hacer notar que la redacción de ambos artículos está encubriendo una intención manifiesta de retornar al incidente que se suscitó en los meses de marzo y abril de este año, cuando algunos miembros del Comité Electoral, violando la normativa universitaria, desconociendo el fallo del entonces Tribunal de Garantías intentaron inviabilizar mi participación en las elecciones como candidato a Rector, bajo el falso argumento de que estaba impedido legalmente. Se advierte hoy similar intención, lo que significa que algunos redactores del proyecto están afanados en que vuelvan los problemas a la Universidad y quede afectada la imagen pública de nuestra institución.

II.- Los dos artículos en cuestión constituyen una flagrante violación a la Autonomía Universitaria, puesto que se pretende que la UMSA se rija por normas externas, no otra cosa significa exigir no tener impedimento legal tanto al interior como al exterior de la UMSA. Es decir, quienes me acusaron de vulnerar nuestra Autonomía por interponer un Amparo Constitucional para hacer prevalecer mis derechos, ahora de manera expresa pretenden someter a la Universidad a leyes externas. Cabe enfatizar que el Art. 92 de la Constitución Política del Estado consagra la Autonomía Universitaria, consistente la misma en la elección de nuestras autoridades en base a nuestras propias normas y no tomando como parámetro instrumentos jurídicos externos.

III.- También es importante remarcar que el propio proyecto elaborado por la Comisión Institucional, en su Artículo 1 al especificar la base legal del reglamento menciona al Art. 92 de la CPE, el Estatuto Orgánico de la Universidad Boliviana, el Estatuto Orgánico de la Universidad Mayor de San Andrés. Ninguna de estas normas admite la intromisión de leyes externas o ajenas a la UMSA para elegir autoridades, por tanto los Arts. 12 y 13 del reglamento en los numerales e incisos mencionados resultan contradictorios a la normativa universitaria y colisionan con el citado Art. 1 del referido proyecto de reglamento.

IV.- Frente al impedimento arbitrario del que fui víctima para participar en las elecciones de Rector y Vicerrector, además del fallo favorable del entonces Tribunal de Garantías Electorales, está la sentencia del Tribunal Departamental de Justicia, cuya Sala Primera emitió el fallo a mi favor, restituyendo mi derecho insoslayable a participar en las elecciones. Ese fallo dictado expresamente contra el Comité Electoral como miembros del H. Consejo Universitario de la UMSA, es de cumplimiento obligatorio y su desconocimiento constituye un delito de orden público. En consecuencia ningún miembro del HCU debe permitir semejante exabrupto, precisamente para no incurrir en conductas delictivas. Quiero decir que la controversia de que si puedo o no puedo intervenir en las elecciones para Rector y Vicerrector, ya fue resuelta por una sentencia judicial que tiene la calidad de cosa juzgada y no es posible revertir. Dicho fallo está basado precisamente en el argumento jurídico de que una norma inferior (Ley 1818 o del Defensor del Pueblo) no puede anteponerse a una norma suprema como es la Constitución Política del Estado.

V.- Considero oportuno reflexionar en forma respetuosa a los miembros del HCU, en sentido de que, es responsabilidad de esa máxima instancia de decisión, viabilizar elecciones verazmente democráticas, transparentes, imparciales, pero fundamentalmente pacíficas, evitando que se coarte el derecho de quienes aspiramos a terciar en los comicios. Por consiguiente no debe permitirse la manipulación anticipada de determinados miembros de la Comisión Institucional, anteriormente integrantes del Comité Electoral, quienes persisten obsesivamente en perjudicar a un candidato para favorecer a otros.

Por lo expuesto, solicito se tome en cuenta mi observación a los artículos 12 numeral 2 y 13 numeral 3 inc. ii), por violar la Autonomía Universitaria y estar dirigidos a perjudicar expresamente a un candidato.
Que sea la comunidad universitaria docente estudiantil la que a través de las urnas decida democráticamente quienes serán sus autoridades y no la manipulación de algunas personas que pretenden seguir dañando nuestra institucionalidad.
Finalmente, por la urgencia del tema, solicito se de lectura a la presente nota en la sesión más próxima del HCU.

Con este motivo, reitero a Uds. las más distinguidas consideraciones.

WALDO ALBARRACÍN SÁNCHEZ
CANDIDATO A RECTOR