¡No a la persecución contra los dirigentes indígenas!

13.Jul.13    TIPNIS
    ()

¡No a la persecución contra los dirigentes indígenas!

represión indigenas


¡NO A LA PERSECUCIÓN CONTRA LOS DIRIGENTES INDIGENAS!

Los dirigentes indígenas Adolfo Chávez (CIDOB), Pedro Nuny (ex diputado y actual secretario de Asuntos indígenas de Beni, y Fernando Vargas, presidente de la subcentral indígena del Tipnis, tienen orden de aprehensión de parte de los fiscales Carlos Pelaéz y Carlos Aponte de Beni acusados de “intento de asesinato” por el caciue de Conisur, el masista Gumercindo Pradel. La acusación se basa en el hecho de que Pradel fue sometido a la Justicia Comunitaria después de intentar un falso encuentro de corregidores armado por Pradel y el MAS para desconocer a las legítimas autoridades indígenas. En esa ocación Gumercindo Pradel se retiró por sus propios pies sin daños perceptibles y después de firmar un acta ante los indígenas en la que se comprometía a respetar el Territorio Indígena.

La órden de detención contra los dirigentes indígenas es, otra vez, el uso de la Justicia servil al gobierno masista para intentar amedrentar al movimiento indígena que se opone a la construcción de la carretera de las Transnacionales por el medio del Tipnis.
Los tres dirigentes con orden de detención encabezaron la Octava y Novena marchas indígenas. Esta acción judicial contrasta con la practicamente nula acción en relación a los hechos de Chaparina, adonde se comprobó que decenas de hombres, mujeres y niños fueron castigados con enorme violencia por la policía, sin que hasta la fecha se haya esclarecido quién dió la orden de tal atentado.
No es el único hecho en que el gobierno utiliza el amedrentamiento legal como una cacería contra los indígenas, trabajadores, la izquierda o cualquiera que reclame. Otro caso actual es el de Vladimir Rodríguez, secretario Ejecutivo de la COD de Beni y de en total 22 mineros, que tienen medidas cautelares, en base a una acusación oficial, después de los enfrentamientos de Caihausi, adonde los trabajadores fueron sometidos a un brutal castigo policial.

Repudiamos estas ordenes de detención y exigimos el inmediato desprocesamiento. Llamamos a todas las organizaciones populares, campesinas, indígenas, a la Central Obrera Boliviana, al Partido de los Trabajadores, a organizaciones de derechos humanos, a definirse en el mismo sentido, y a iniciar una campaña conjunta, por que se termine la persecución contra los dirigentes indígenas y también contra los dirigentes y mineros de base. En Cochabamba la Campaña del Tipnis ya ha realizado dos actos públicos en la Plaza Principal con este reclamo.

Dirección Nacional Alternativa Revolucionaria del Pueblo- 11 de julio del 2013