Balance de la lucha de los trabajadores (COB) contra el gobierno del MAS

01.Jun.13    Insurgencia del Trabajo
    ()

Balance de la lucha de los trabajadores (COB) contra el gobierno del MAS

mineros represión


Balance de la lucha de los trabajadores (COB) contra el gobierno del MAS

El 1ro. de mayo, un día especial para los trabajadores del mundo, como todos los años, la Central Obrera Boliviana (COB) encabezo la marcha, se percibía alegría y orgullo de ser trabajador y trabajadora, no había un espíritu combativo, los discursos de los principales dirigentes denotaban un vacío ideológico y hasta histórico, no obstante ello, se traslucía en las bases una actitud de repudio y rechazo a los gobernantes, parecía que el acuerdo arribado y firmado por la dirigencia principal de la COB, en tema salarial un 8 % y un 20 % en el mínimo nacional conformaba a los trabajadores asalariados, no pocos dirigentes, se mostraban satisfechos por los logros obtenidos –“sin necesidad de conflicto logramos lo que logramos”- era el comentario, la respuesta a la revisión de la Ley Nº 065 (Ley de Pensiones) estaba pendiente.

Por el lado del gobierno, había otra concentración paralela a la marcha de la COB, con mineros cooperativista, trabajadores petroleros, campesinos y empleados públicos, como siempre en la plaza Murillo, en una actitud de demagogia se entonó el himno de los trabajadores del mundo la Internacional, un representante del gobierno declaró que eso obedecía a un proceso de ideologización y compromiso de nuevos cuadros políticos, como queriendo mostrar que se dirigen por los derroteros del comunismo, cuando todos sabemos que el MAS esta en un proceso de derechización y de dotarle al capitalismo de un “rostro más humano”.

Si estas eran las dos facetas de un cuadro pintado por la COB y el Gobierno, ¿Qué paso a partir del 6 de mayo en que se declara la huelga general y el bloque de caminos en toda Bolivia? ¿Quién abrió la puerta para la avalancha social en las calles, en los caminos, que impulso a salir de su inercia contemplativa a los dirigentes sindicales? La respuesta es simple, el Gobierno no cumplió con la promesa de mejorar las rentas de vejez.

Analistas sociales y políticos tendrán diferentes puntos de vista, en el mismo pueblo, creen que fue una maniobra del Gobierno en complicidad con Juan Carlos Trujillo y algunos dirigentes de la COB que responden al oficialismo, para distraer del tema de la aprobación en la Asamblea Plurinacional, la re postulación de Evo y Álvaro, otros creen, que la dirigencia de la COB planificó movilizar a los trabajadores para crear mejores condiciones de negociación con el gobierno y que las “masas sobrepasaron a su dirigencia”.

Autoridades de gobierno, seguramente con la experiencia que han visto de cómo y cuándo se hace el MAS, buscaron hacer creer al pueblo que los cobistas y principalmente, la dirigencia, quería aprovechar el conflicto para foguear a sus cuadros sindicales y lanzarlos a la cancha política, es decir, darle buen físico o musculatura al proyecto político de la COB, el Partido de los Trabajadores (PT).

Lo más execrable es sostener y acusar a la movilización de la COB de golpista y derechista, estas trapacerías son una constante en la vocinglería del gobierno, que busca aislar todo movimiento, todo forma de insurgencia de los sectores sociales y regionales -Oruro fue la última experiencia- que no están de acuerdo con las políticas (económicas, sociales, culturales, etc.) que dicta y hace el gobierno. Desprestigiar a dirigentes sindicales y partidos de izquierda como a los compañeros Troskistas dirigentes de la Federación de Maestros de La Paz, es una muestra clara de que los “pachamámicos”, “la izquierda espuria” y los oportunistas de derecha que hoy nos gobiernan, simplemente quieren cuidar sus canonjías que les brinda el Estado Plurinacional y su “vivir bien”.

Detrás del gobierno, hay muchos ex dirigentes sindicales de la FSTMB y la COB, que en el pasado eran “obreristas a muerte”, hoy están asesorando como darle un golpe mortal y un tiro de gracia a la histórica COB, o por lo menos dividirla o refundarla, el editorial del semanario oficialista Época en su Nº 574 titulara, “La necesidad histórica de refundar la COB”, las paredes de las calles aparecerán pintadas con insultos para dirigentes sindicales y a la propia institución de la COB, los principales gobernantes proferirán calificativos de desprecio y ludibrio a todos los trabajadores y principalmente a los mineros de Huanuni, abriendo y difundiendo las planillas de sueldos y salarios para argumentar: “son la nueva aristocracia obrera” en sus discursos; pero no explicaran quienes fijan sueldos y salarios y como organizan la administración del centro productivo de Huanuni (Estado Plurinacional), no explicaran como el trabajo productivo de los mineros en realidad es el sostén de nuestra economía, y que gracias a ese trabajo hay divisas y reservas internacionales, con los cuales se pagan los diferentes bonos económicos; no se referirán para nada al sueldo y salario de los trabajadores petroleros, se harán a los locos cuando los sindicatos les echen en cara las rentas de jubilación, al 100% en las Fuerzas Armadas.

Habían transcurrido más de diez días, los policías trataran de aprovechar el conflicto, para buscar por su lado sus reivindicaciones sectoriales, el Gobierno apresurado daba una respuesta positiva a las demandas de los policías, se desmontara un conflicto que en el proceso y la práctica podía juntarse en una sola acción, no coordinada y mucho menos organizada por la COB.

El gobierno del MAS, trato de ganar por el cansancio, por la división y desmoralización a la insurgencia de los trabajadores, los días 15 y 16 de mayo el conflicto llego a su cúspide, el escenario en las calles con movilizaciones y consignas contra el gobierno era aplaudida y apoyada por la ciudadanía que no es militante de la COB, frente a eso el gobierno llamo a sus “Movimientos Sociales” a defender el proceso de cambio, frente a esta situación los trabajadores respondían que no caerían en la provocación del Gobierno y enfrentarse con sus hermanos y compañeros.

Las batallas se las libran o se las eluden, los trabajadores resolvieron librar esta batalla, aun sabiendo de principio que no tenían muchas posibilidades de lograr victorias contundentes, sabían perfectamente que el Gobierno utilizaría todos los medios para aplastar el movimiento, desde la división, dilación hasta la criminalización de la insurgencia del trabajo; luego, no se arrancó casi nada al gobierno, la Ley Nº 065 de pensiones esta casi intacta, no hay logros materiales; pero lo fundamental es que los trabajadores se dieron cuenta del carácter anti obrero y antipopular del MAS.

Los trabajadores dirigidos por la COB, demostraron y pusieron en evidencia como de dividida esta la sociedad boliviana y el carácter implosivo del Estado Plurinacional. Ahora se discute, en las fuentes de trabajo, en los barrios, en la vida cotidiana de los trabajadores, lo cardinal que ha logrado la lucha: la unidad, la emergencia de una nueva subjetividad y por tanto la necesidad de mejorar la organización independiente del gobierno y por la defensa de los intereses del trabajo y ya no del capital.

La lucha no fue derrotada, no hubo desbande como quería el Gobierno, hubo un repliegue ordenado, los trabajadores han aprendido que una cosa son los “movimientos sociales” y otra la lucha del sindicalismo clasista, han recuperado su independencia clasista y política, que la realidad para los trabajadores sigue siendo la misma. Que el Estado Plurinacional y su concepción del vivir bien son una filfa, una mentira hipócrita, han aprendido también que para pasar el umbral de la lucha reivindicativa y dar un salto cualitativo a la lucha política, es imperativo organizarse en un Partido Político.

El desafío esta lanzado, construir el Partido de los trabajadores (PT), no será nada fácil, porque los masistas que están en muchos sindicatos, harán todo lo imposible para que no se cristalice este objetivo, pero ahora dependerá de nuestras aspiraciones libertarias e insurgentes dar el siguiente paso, avanzar y lograr nuestra verdadera emancipación.

Viva la Insurgencia del Trabajo!!!
Una renta digna y un salario justo para los que producimos la riqueza social!!