Nadie Muere en la Víspera

31.Mar.08    Asamblea Constituyente
    ()

\"fe\"
El presente testimonio del constituyente Félix Cárdenas de Patria Insurgente refleja la grave crisis por la que ha atravesado la Asamblea Constituyente, al mismo tiempo de evidenciar la forma como se ha rearticulado la derecha en Sucre. Diciembre 2007.


NADIE MUERE EN LA VÍSPERA

Félix Cárdenas Aguilar
Patria Insurgente

Pactar en vez de derrotar a la derecha

El MAS aun no se entera que el 18 de Diciembre de 2005 no hemos derrotado a la derecha, política e ideológicamente. En esta fecha sólo le infringimos una derrota electoral, el paso siguiente debería haber sido el combate político ideológico y la derrota completa de la derecha… no fue así.

El escenario ideal para la derrota política - ideológica de la derecha era la Asamblea Constituyente y a propuesta de PATRIA INSURGENTE dentro de la Comisión Visión País, la realización de un JUICIO POLITICO AL ESTADO COLONIAL Y NEOLIBERAL.

Estos errores iniciales lograron que a la fecha la derecha no sólo haya resucitado, sino ampliado su campo de acción, su estrategia y su mutación. Por ello, en este momento tenemos dos derechas:

 una derecha política expresada en PODEMOS, que ha rifado sus posibilidades de representar democráticamente a la burguesía nativa a manos de otra derecha,

 la Civico-corporativa de corte fascista-racista cuyo líder es Marinkovic y que tiene como programa de gobierno la cacería de indios, patear mujeres de pollera, agredir collas, o sea, terror, terror.

Es esta última, la derecha con la cual nos enfrentamos, la de Tuto Quiroga murió sin pena ni gloria en la Asamblea Constituyente.

¿Por qué esta derecha tiene un aparente éxito inicial? Por que el tema del racismo es fácilmente manejable, fácilmente de asumir, por que tus frustraciones de vida se las pueden expresar-equilibrar-compensar rápidamente descargando tu odio. Es más fácil decir “indio de mierda” que estudiar marxismo, estudiar la realidad nacional.

Somos una sociedad de acomplejados a quienes con el colonialismo nos han hecho creer que ser blanco es ser superior, y ser moreno, indio, es ser inferior… y lo asumimos.

En todo el proceso de la Asamblea Constituyente, se ha podido constatar que niveles jerárquicos y muy influyentes dentro del MAS, desarrollan una lógica de pacto con la derecha, lo que tendría explicación -con la actitud que hemos señalado anteriormente- como un diseño coherente en relación a lo que desean hacer con la derecha:

A. Ley de convocatoria para la Asamblea Constituyente. A un mes de la derrota electoral de la derecha, el MAS convoca a una derecha derrotada para juntos llevar adelante una Asamblea Constituyente ofreciéndoles sin motivo Autonomías Departamentales.

Además que se someten a las exigencias de la derecha moribunda aceptándoles que se aprueba la Nueva Constitución Política del Estado por dos tercios, esto fue fatal. Pero además, ponen plazo a los constituyentes para que hasta el 6 de Agosto del 2006 deban entregar la nueva CPE. ¿Cómo se le puede poner plazo al pensamiento político?.

B. ¿2/3 o mayoría absoluta?. Tardamos cuatro meses debatiendo si 2/3 o mayoría absoluta para aprobar el texto, el MAS proclamaba su mayoría y en cuatro meses le demostraba día a día a la derecha que, a pesar que la proclamaba, era incapaz de ejercerla hasta que al final terminan aceptando los dos tercios.

C. 4 de Agosto. De todos los devaneos con respecto a la Asamblea, el punto más alto de sumisión fue el de aceptar mediante Ley del Congreso que el texto final se aprueba por dos tercios DEL TOTAL DE LOS CONSTITUYENTES en contraposición a lo que decía el reglamento: DOS TERCIOS DE LOS PRESENTES, ¿a donde nos estaba conduciendo el MAS? Obviamente a brazos de la derecha que con esta concesión gratuita no necesitaba hacer nada. Dos tercios quiere decir 170 votos y el MAS apenas tenia a esas alturas 120 votos. Era tan evidente que solo soñaba pactar con la derecha y deshacerse de las fuerzas minoritarias de izquierda.

Agosto

Entre estas acciones sinuosas, el tiempo no nos alcanzó. El 2 de agosto teníamos todas las Comisiones los artículos listos. Nos faltó el escenario para aprobarlo en grande.

Frente a la agresión de la derecha, el Bloque Alternativo (fuerzas pequeñas de izquierda) le planteamos al MAS trasladar las plenarias a Oruro, pero más pudo el chantaje de los partidos de derecha que le decían al MAS que todo debería hacerse en Sucre.

Los meses de Agosto, Septiembre, Octubre y Noviembre se lo dedicó a trabajar en una especie de Suprapartidaria a iniciativa del Vicepresidente de la República cuyo objetivo era pactar entre el MAS y la derecha llevando de las narices a los partidos pequeños.

Entre muchos acuerdos, el que destaca es el de Visión País por que es el articulo numero uno de la Constitución y por lo que implica esta definición.

El articulo original de la Comisión destaca que “Bolivia es una republica unitaria y plurinacional” mientras que el de la derecha (PODEMOS) decía: “Bolivia es un Estado Social Democrático de Derecho”. El acuerdo (¿pacto o concesión?) consistía en que el texto acordado dice ahora: “Bolivia es un Estado Social de Derecho, Unitario y Plurinacional…”, ¿Qué quiere decir esto?…..
ccc
Félix Cárdenas dirigiendo el trabajo de la ´Comisión Visión de País de la Asamblea Constitiuyente

Plenaria en el Liceo Militar

La Directiva decide convocar a Plenaria para el 23 de Noviembre en el Liceo Militar de Sucre y a las 14 p.m.

Los constituyentes se trasladan poco a poco desde el día anterior a este Liceo y parte del amanecer del día viernes. Un detalle, muchos constituyentes llevaban hasta dos maletas por que les habían instruido que nos íbamos a quedar a vivir hasta concluir el texto, este era un detalle importante para darnos cuenta de cómo estaban visualizando las cosas.

Se desarrollan reuniones permanentes entre el MAS y nosotros por que éramos los partidos pequeños quienes les estábamos dando legitimidad a una Asamblea acusada de ser solamente masista.

Santos Ramírez era quien llevaba la voz del MAS. Con él acordamos que todo debía liquidarse entre esa noche y el amanecer del día sábado de tal forma que amaneceríamos aprobando el texto en grande.

Entonces, a partir de las dos de la tarde del Viernes aprobar la modificación del Reglamento que nos permitiría una Plenaria por tiempo y materia; a partir de las seis de la tarde iniciar los Informes de las Comisiones, aprobarlos; a las 9 de la noche cuarto intermedio para cenar y luego ingresar a leer el texto final y aprobarlo en grande al amanecer y luego cuarto intermedio sin fecha.

Se trataba en nuestra propuesta de lógica guerrillera: golpear y escapar. Es decir, cumplir el objetivo y retirada ordenada. Inmediata.

Iniciado el proceso de la Plenaria lo que pasó es que el Viernes, después de la cena, sorpresivamente Roberto Aguilar y Silvia Lazarte decretan cuarto intermedio hasta el día siguiente, ¿Qué pasó? Yo acusé a Armando Terrazas (miembro de la bancada nacional de asambleístas del MAS) que estaban otra vez pactando con la derecha, que vía teléfono les habría dicho que “estaban corriendo mucho” y que “la derecha estaba dispuesta a entrar a la Plenaria y para ello deberían esperarlos hasta que se incorporen al día siguiente”. Razón del cuarto intermedio que después tuvieron consecuencias fatales.

El día sábado, cuando iniciamos la Plenaria, la gente de Sucre había decidido fortalecer sus movilizaciones hasta lograr bloquear esta sesión.

Toda la mañana y toda la tarde nos enfrascamos en la lectura de Informes de Comisiones… ya eran las cinco de la tarde y aun faltaban 6 Comisiones por informar. Ya ocurrió el primer muerto.

La situación era desesperante, algunos constituyentes pedían cuarto intermedio, nosotros calibramos el escenario y concluimos que no era posible irnos sin aprobar el texto en grande.

El Cuarto Intermedio

En un aparte, discutimos Raúl Prada, Carlos Romero y yo.

Para nosotros era un suicidio político decretar un cuarto intermedio, Raúl está de acuerdo, Carlos también. Pero ¿Cómo hacerlo? Les planteo que vamos a parar la lectura de los Informes planteando un mecanismo para aprobar el texto de la Nueva Constitución en Grande, Carlos sugiere que lo que entonces debía hacer es hacer leer el Índice que en el fondo son los contenidos, de acuerdo, Raúl dice: “pero tienes que hacerlo tú, por que Silvia ya no hace caso a nadie”. Subo arriba desde donde se dirige la Plenaria, me siento al lado de Silvia y discutimos.

Expliqué a Silvia Lazarte, que ya no era necesario seguir leyendo Informes cuando ya habían muertos, quizás dos, le expliqué que yo pediría la palabra diciendo luego a la Plenaria que todo lo que estábamos leyendo ya estaba trabajado en un texto y lo que corresponde es leer el contenido y pasar a aprobarlo en grande. Nadie podía opinar nada en la confusión, Silvia me decía “¿y que dice Roberto?” bajé a explicarle, y Roberto dice: “eso seria echarle más gasolina al fuego”, “pero ¿qué dicen las bancadas?” y pasamos a dar la explicación a las bancadas y los departamentos hasta lograr su aceptación. No estuvieron de acuerdo el Mayor Vargas -que ingenuamente- seguía pidiendo la lectura de todos los Informes y uno que otro.

Oruro me autoriza, pido la palabra, explico, el constituyente Eduardo García da lectura a los contenidos del texto en grande y Silvia lo hace aprobar. Alivio.

El Plan A, B y C

Después de la cena (hrs.8 p.m.) lo que corresponde es la evacuación de los constituyentes. El Comandante del Liceo nos dice que hay tres planes: A, B y C, pero después de una hora nos dice que no es posible aplicar ninguno. Todos a dormir pero nadie duerme.

A las 9 de la noche salgo del lugar donde estamos alojados y afuera estaban Mario Machicado (Patria Insurgente) y Félix Vásquez (Movimiento Originario Popular) evaluamos rápidamente:

La gente que había venido de El Alto y otros se habían retirado dejando nuestro resguardo en manos de la policía, la policía ya había sido rebasada, solo quedaba el ejército, pero las balas se acaban siempre …, el gobierno no había previsto un plan de evacuación serio, no existía el tal plan A, B y C, en suma, nadie garantizaba nuestra seguridad. Parece que “el MAS quiere mártires, no seria raro dentro de su plan”.

Decidimos escapar del Liceo y treparnos a las montañas para encontrar la carretera. Lo hicimos. Nadie nos vio salir, ni el ejército, desde arriba vemos como la gente tiraba llantas encendidas al Liceo, el Liceo estaba totalmente rodeado.

Nuestro objetivo es llegar a Yotala a 10 Kms. de Sucre.

Trepamos montañas, bajamos las montañas, es interminable y peligroso por la pendiente, nuestras manos están ensangrentadas por que al agarrarnos de cualquier cosa, nos agarramos de espinos.

Félix Vásquez lleva una especie de maleta, perdió su celular pero tiene una radio, Mario tiene un bulto muy pesado, parece que también carga una computadora portátil, yo sólo llevo mis ropas y algunos documentos.

A las tres de la mañana llegamos a las alturas de Yotala, lo miramos planeando como podemos ahora coger un carro en la carretera. La radio informa que Yotala está bloqueada totalmente, nosotros sabemos que todo el tiempo de las movilizaciones en distintas fechas siempre la derecha se ha encargado de alimentar a los jóvenes que se movilizan con bastante alcohol, eso los hace más agresivos, entonces ése era el escenario de Yotala.

Decidimos volver a Sucre

A las 7 de la mañana ya estamos a las afueras de Sucre, llegamos por otro camino.

Nos acercamos a una casa y una señora muy amable nos ofrece café con tostado de maíz, una idea inicial era quedarnos donde esa señora, pero la desechamos por la sospecha que pudiéramos despertar, cuando nos pregunta le decimos que somos profesores que estamos yendo a un cursillo.

Ella nos indica el camino para acercarnos más a Sucre. Partimos.

El hecho era que existía una persona del gobierno que desde temprano logramos comunicar y que debería recogernos en un auto. Su trabajo era ese precisamente. Llegamos al punto acordado, nunca apareció este tipo, en una de las comunicaciones nos dice que está desayunando en la plaza, que ya va a venir!!!

Sucre está muy movilizado, la radio informa de un centenar de heridos, tres muertos, euforia total.

Esperamos inútilmente.

No podemos caminar juntos por mucho tiempo. Mario decide entrar solo a la ciudad, nos ponemos de acuerdo de como nos contactos. Félix y yo subimos a un cerro para descansar y no despertar sospechas. Son las 10 de la mañana y Mario no da señales.

Decido llamar a mi hermana que vive en Sucre, ella me pregunta donde estoy y vendrá en taxi. Nueva esperanza.

No tengo batería en mi celular, toda la energía lo gastamos llamando a ese del gobierno, llaman diferentes personas entre ellas Francisca y no quiero contestar por no agotar por completo el celular puesto que solamente debe servir para comunicarme con mi hermana.

Llama mi hermana y dice que ya está aquí, no la vemos, le decimos que toque bocina para darnos cuenta, toca pero no es el taxi ése, le decimos que parta y frene, miramos tampoco es ése, solo teniendo señales claras podemos bajar del cerro.

Parece que están en otro cerro, volvemos a ponernos de acuerdo, no es ése el cerro, vuelve a buscarnos, y todo fue así, inútil, ella buscándonos desesperadamente no sabemos dónde y nosotros mirando cada taxi que pasaba pero no era ella.

Mi celular se agotó por completo. Ya no hay comunicación con nadie.

Decidimos ingresar a la ciudad por separado. Son ya casi mediodía.

Félix parte primero.

Yo me alisto, Félix me prestó un sombrero medio campechano que puede cubrir parte de mi cara y mis cabellos que son muy notorios.

Lo que pasa es que Sucre es una ciudad muy pequeña y es fácil reconocer personas, además que yo permanentemente estuve en la televisión opinando de tantos temas y en este último de la aprobación en grande de la Nueva Constitución Política del Estado, me dijeron que fue televisado en directo y estuve de protagonista … por ello no podíamos caminar juntos, era fácilmente reconocible.

Me saqué el reloj, me remangué las mangas, me puse esa especie de sombrero, me cargué mi bolsón y adelante.

Cacería de collas

La ciudad estaba totalmente convulsionada, bloqueos, grupos de jóvenes haciendo patrulla. Después supe que habían decidido hacer cacería de collas, indiscriminado.

Voy caminando, no sé por dónde exactamente, no hay movilidades, todos están bloqueados y la gente camina a pie y cargando sus bultos, eso facilita mi caminata, por mientras.

Caminé casi dos horas, pero ahora sé como se entra a la ciudad. Entraré por Villa San Antonio. Todos los autos particulares que circulan son patrullas que saben lo que estas haciendo. Yo no lo sabía.

En el último tramo para llegar a la ciudad, pido a un camión que me lleve, subo arriba y todo tranquilo, después de cinco minutos unos jóvenes hacen parar el carro, suben arriba a revisar y gritan: “aquí hay un colla” y vienen muchos, me bajan del carro, me hacen caminar hasta donde está un piquete.

Revisan mis documentos, encuentran mi credencial de constituyente, me miran sacándome el sombrero… “ah, éste es el Cárdenas”.

Comienza la tortura, pienso que hasta aquí llegué

Me golpean, cada uno reclama su parte.

Me golpean con todo, palos, patadas, puñetes, me llevan de piquete en piquete; casi cada 30 metros hay diferentes grupos-piquetes, lo siento interminable, estoy sangrando por todo lado, en algún momento no recuerdo como fue la paliza.

Por el cuarto grupo más o menos, gente más exaltada me obligan a pararme sobre un fuego hecho con llantas, un fuego que había amanecido “te vamos a quemar carajo” dice uno que parecía dirigente de la zona, estuve encima del fuego como dos o tres minutos, pero parecía una eternidad, sólo faltaba otro exaltado que echara gasolina y ahí terminaba todo. Pero los demás dijeron: “entre todos juntos vamos a decidir como muere este cabrón”, parece un acuerdo, entonces me llevan a una sala de una especie de escuela, siempre acompañado de golpes è insultos. Hasta este momento ya no podía tenerme en pie y soy levantado por varias personas que me depositan en esta escuela.

Antes de ponerle llave a la sala, entra el dirigente del fuego y me roba el celular, los documentos ya me habían decomisado en otros lugares.

Ahí dentro están tres personas, dos jovencitos y uno mayor, en el interrogatorio permanente que cada uno hace les quieren hacer confesar que me conocen y que estuvimos juntos, ¡que eran mi seguridad!.

Cuando atraparon a los dos jovencitos por sus caras de collas, revisando sus bolsas encontraron uniformes de policía, ellos niegan que sean policías, el mayor dice que son sus sobrinos.

Desde las ventanas asoman diferentes gentes, todos con tragos encima, nos amenazan, dicen que ya están decidiendo como vamos a morir, al lado se escucha que un montón de jóvenes están bebiendo y a medida que pasa el tiempo gritan cada vez más fuerte.

Parece inminente el desenlacen en cuanto a mí concierne.

Me preparo, ahora ya estoy más tranquilo, miro mi camisa manchada totalmente de sangre, reflexiono, pienso en tantas cosas, en mi familia, en mi hijo, en nuestro país, pienso en la oligarquía, me da rabia pensar en la oligarquía y en lo que están haciendo con el país.

Recuerdo que mi papá era muy organizado, para morir se preparó muy bien, una vez nos reunió a todos sus hijos y nos dijo que cuando él se muera no deberíamos buscar tela negra para la mesa donde iba a descansar su cadáver, pues el ya lo había comprado y estaba en tal lugar, nos indicó qué ropa quisiera que le pongamos cuando muerto, etc., todos los detalles, con la mayor naturalidad.

Entonces yo también tengo que prepararme y lo que tiene que venir, que venga.
Hay dos formas de morir según creo, una es implorando perdón y tal vez conserves la vida y la otra es morir con dignidad.

En esta posibilidad trato de construir mi epitafio: “aquí yace uno que creyó en la democracia” ¿? y otros, que reflejen lo que pienso….

Una movilización “bien montada”

En la sala donde estamos ahora, hay un pizarrón, parece que esto no es una escuela sino algo así como la sede de algún Centro. En el pizarrón está escrito con tiza: “Citación Urgente” como título y después su temario: “1.- Asistencia 2.- Problema del agua y otros servicios básicos 3.- Varios.” “los vecinos que no asistan no tendrán derecho a reclamo”. La citación era para el sábado 24 de noviembre a las 4 de la tarde.

Esto que parece un detallito puede explicar muchas cosas: Los organizadores de la movilización que cuentan con demasiado dinero, habían logrado involucrar orgánicamente a las juntas vecinales, de tal forma que hay que colegir que ese mismo día y a la misma hora se estaban reuniendo todas las Juntas Vecinales de Sucre con pretextos diferentes para que, en medio de la reunión, gente ya enseñada digan que lo que están discutiendo era intrascendente y lo que debían hacer todos es incorporarse a la movilización por la Capitalía Plena y contra la Asamblea. La asistencia era obligada.

Así podemos explicarnos que el Viernes y parte del Sábado la movilización solo era sostenida por grupos de jóvenes universitarios, pero después de las 4 ó 5 de la tarde ya se incorporan personas mayores. Estas personas ya son de las Juntas Vecinales.

Pero no todo es malo aquí, desde las ventanas cuando están insultando asoman diferentes rostros y entre ellos veo el de una niña, una niña de 12 ó 13 años, me mira fijamente, en algún momento nos miramos, me sostiene la mirada, ¿qué pensamientos estará corriendo por su mente? Y en otro momento cuando los demás ya no asoman por las ventanas, ella vuelve a aparecer y muy bajito me dice: “¿necesitas algo?” yo le digo: “agua” a los pocos minutos arroja por la ventana agua que había comprado con su dinero, pero lo hace de tal forma que no le pesquen los demás que están vigilando.

Un bonito gesto, como para reconciliarse con la vida.

A las 4.30 de la tarde ingresan a mi “celda” la Fiscal, el Constituyente Arraya (que era del MAS y ahora está en PODEMOS) dos periodistas (una mujer y un hombre) y dos mujeres que hacen de dirigentes.

A la Fiscal la conozco, por que estaba caminando en la Glorieta cuando trabajaba la Asamblea, no se que hacia.

Arraya se espanta al verme todo bañado en sangre.

Los periodistas también.

Las dos mujeres discuten entre ellas al mismo tiempo que explican a Arraya. Me llamó la atención algunas partes de la discusión: “nosotros hemos cumplido todo lo que hemos quedado con los jóvenes de Santa Cruz…” Arraya se pone incómodo por que yo estoy escuchando, rápidamente la otra mujer que parece más avispada, corrige: “si púes, los residentes de Sucre que han llegado de Santa Cruz nos han dicho……etc., etc.,”

La prensa me pregunta muchas cosas, lo graban….

Todos salen afuera para discutir con la gente, dentro de media hora vuelven y nos dicen:

“pase lo que pase, corran directo al auto y entren rápido” afuera hay una especie de callejón oscuro para nosotros, los tres policías y yo corremos al auto, se cierra, hay gritos de todo tipo, golpes, quieren voltear el carro, la fiscal ordena al chofer: “partí de una vez!!!” el carro parte, a riesgo de atropellar a la gente que trata de interceptarlo, salta por los montones de piedras y palos, sigue corriendo y ya estamos fuera de la turba.

Escapar del Hospital

Yo pensé que me iban a dejar en algún lugar donde puedo estar seguro, pero me llevan a un hospital, conozco este hospital y me ubico donde estoy y pienso aceleradamente en varias probabilidades a partir de ahora.

Me llevan a diferentes lugares para curarme, después de muchos exámenes y varios médicos deciden que deben entablillarme el brazo que está muy lastimado, además una serie de medicinas para inyectarme.

Cuando llegué al hospital vi de reojo que estaba esperando el Rector de la Universidad y más allá, Tommy Durán, aquel izquierdista de los años 80, 90 hoy convertido en perro de presa de la oligarquía.

Parece que estoy en manos de éstos ahora.

Hay una persona del SAR que me dice que no debo preocuparme, que él se va a encargar de sacarme de ahí, no le creo mucho.

Los periodistas que me habían visto y hablado en el barrio Japón ya habían informado por todo lado: “atraparon a Félix Cárdenas, está en el Barrio Japón” esto era una invitación abierta a que todos los grupos de jóvenes vengan hacia mí. “Eficiente primicia”.

El cuate del SAR conversa con otro que dice ser el chofer de la Prefectura y éste chofer me dice a mí: “todos saben que estas aquí, ellos están en la puerta”. Pido al del SAR que me preste su celular, llamo, Mayra contesta, le doy instrucciones de cómo debe ser mi salida, estoy poniendo en práctica algo que se me ocurrió en el momento mismo de mi llegada al Hospital y es que este recinto tiene otra salida, otra puerta.

El del SAR me lleva en una silla de ruedas por otros lados hasta el tercer piso, luego va a reunirse con Mayra, se ponen de acuerdo. A los diez minutos ingresa Mayra por otro lado al Hospital y conteniendo las lágrimas me dice: “tenemos que salir, ahora”. Ella se abraza de mí y bajamos normalmente las gradas, caminando, yo cubriendo mi cara, hay muchos así en el Hospital y pasamos desapercibidos. Salimos a la calle, seguimos caminando…y saz! Ya estoy en el cuarto de Mayra. ¿A salvo?.

No pudieron ponerme las inyecciones que estaba programado, cuando seguramente volvieron los de mi custodia no me encontraron, simplemente me escapé de sus garras.

Mayra me cuenta que lo que dijeron las radios era que Félix Cárdenas estaba solamente para curaciones en el hospital pero que después seria depositado al Comité Interinstitucional para futuras contingencias. Ese era el acuerdo con el Barrio Japón.

Era necesario, urgente, escapar del hospital por que además, estaba lleno de familiares que tenían heridos de las movilizaciones, varios de ellos se me acercaron y me preguntaron donde me habían herido, suponiendo que soy parte de ellos.

Llega Alina.

Alina está en el último año de Medicina. Discuten con Mayra sobre como es el trapo mojado, qué es húmedo y qué es mojado, y es que quieren ponerme trapos en mis moretones.

Francisca llama, había estado dirigiendo todo lo que estamos haciendo, habla con Mayra: “saquen a Félix de ahí, todavía no es seguro, por que ése del SAR sabe donde estᔠtenia razón. Había que cortar el último cordón de mi presencia.

Mayra se pone de acuerdo con Reyna, hay un auto disponible.

Apenas estoy media hora descansando en el cuarto de Mayra y ya deciden sacarme, pero quiero cosas seguras. Mayra y Alina piden que el auto les recoja por donde el Teatro Gran Mariscal (lugar de las Plenarias de la Asamblea) el auto viene, suben las chicas y buscan una ruta para llegar sin sobresaltos donde Reyna, la idea es ir solo ellas para después recién ir yo por la misma ruta.

Cuando vuelven me dicen que todo está bien, subo al auto y a mis costados se sientan las chicas, aparentamos ser enamorados, Mayra me dice que no debo asustarme por lo que vea, es una ruta muy accidentada, hay restos de fuego por todas partes, eludimos montones de bloqueos, en varios lugares veo carros quemados, seguimos avanzando, al fin llego donde Reyna, bajamos todos, entramos todos, están Reyna, Daniel y otros, nos abrazamos. Ahora estoy más seguro.

El “poder” de los medios de comunicación y el Comando de Élite que dirigía la movilización contra nosotros

El trabajo de los medios de comunicación jugaron un papel fundamental para todo lo que ocurrió en Sucre.

Desde el día Viernes las radios azuzaban a la ciudadanía, pero solo eran las radios, los canales no mostraban imágenes y estaba todo diseñado, por que si mostraban imágenes la gente se daría cuenta de que no había mucha participación, entonces jugaban mediante la radio con el imaginario de los sucrenses, podían decir lo que sea y la gente se imaginaba miles de manifestantes.

El día sábado subió el tono de los medios de comunicación, el canal 13 (Universitario) especialmente incitaba: “de Cochabamba están llegando cuatro caimanes, todos tienen que ir a bloquear” pero esto no era verdad, nunca llegaron tales soldados.

“Van a aterrizar a las siete de la noche dos aviones venezolanos! Hay que ir al aeropuerto!” etc., etc., esto lo digo porque tenemos grabados todo lo que decían los medios para incitar a la gente.

¿Qué papel jugó la Fiscal? Lo cierto es que estaba merodeando la Plenaria de la Glorieta, yo salí a dar una vuelta y ahí estaba ella, Jonathan de Radio Erbol le sacó una foto y estoy viendo como ella lo arremete: “quien es usted” “soy periodista” “muéstreme su credencial” etc.

Todo, absolutamente todo estaba dirigido por un comando élite que se había trasladado desde Santa Cruz, ellos organizaron desde tiempos atrás los grupos de choque, los grupos de agresión, ambos son diferentes y los grupos de acción final que son los que desataron en un solo momento los incendios de los diferentes Comandos de la policía. Este grupo élite el sábado a las siete de la noche había logrado entrar en la Glorieta y estaban en la Asamblea, estaban en nuestras narices y nadie lo sabia y el Ministro de Gobierno estaba adentro y no lo sabia. Habían entrado con banderas de Derechos Humanos, ¿Derechos Humanos de Sucre era la cobertura consciente del racismo camba?. Un nombre: Cristian Sanabria presidente de Asamblea Departamental de Derechos Humanos de Sucre, era uno de los que presto para esto.

Lo cierto es que estos grupos organizados después de que la Asamblea aprobó en grande la Nueva Constitución, procedieron -en su impotencia- a quemar el Comando Departamental de la Policía, las instalaciones de Bomberos, las de Tránsito, golpearon, desvistieron policías, se ponían sus ropas y sus cascos como botines de guerra, quemaron todos los autos de la policía, todas las motocicletas, sembraron terror, terror.

Nosotros en su momento habíamos denunciado al gobierno que colombianos estaban entrenando en una provincia de Santa Cruz a estos jóvenes y no nos hicieron caso, denunciamos que gente de la oposición venezolana estaba en Sucre y no nos hicieron caso.

Mártires para la Vicepresidencia…

En la noche del domingo, Francisca me consulta con quienes es pertinente hablar y con quienes no. Sucede que varios niveles del gobierno hasta este momento han dado suficientes muestras de que necesitan mártires, y si esa es su definición, no seremos sus mártires y en este papel claramente está la Vicepresidencia, aparte de su desesperación por pactar con la derecha a cualquier precio.

Establecemos con quienes sí y con quienes no.

Por ejemplo, un Mayor Quiroz que pertenencia a niveles del gobierno y encargado de la seguridad de los constituyentes se ofreció a acompañarme a salir de Sucre siempre que yo me contrate un auto por que ellos no tienen nada. Que chistoso, eso, eso es el gobierno.

Si el día Sábado no fueron eficientes, el Domingo fueron aún peor, ¿Cómo iban a ser eficientes al día siguiente?.

Nadie muere en la víspera

Roberto Aguilar trabajó en esta última etapa, conectamos con unos militares que sí ofrecían garantías.

Acordamos salir de Sucre a las seis de la mañana del Lunes, a las seis me llama el coronel Pomier y me pregunta: “donde está para recogerlo?” yo contesto, “ya están en el auto?” “aun no, no nos abre el garaje, pero ya sacaremos el auto” entonces “cuando estén en el auto y en camino ¿me pueden llamar? Luego les indico donde estoy” ellos entendieron, estaba de un ánimo que desconfiaba de todo.

Después de veinte minutos vuelven a llamar: “estamos en camino” y yo les indico: “cuando hayan atravesado buena parte de esta avenida, verán en la calle una mujer de pollera barriendo, paren el auto ahí y subiré”.

Mi hermana se puso a barrer la calle y cuando llegaron me avisa: “Félix ya está el auto”

Subí, están el Coronel Vera y otros dos oficiales, vamos hacia la salida de Yotala. En el camino siguen los restos de las movilizaciones, pasamos Yotala y el Coronel Vera me dice: “ya estas tranquilo?” respondo con la cabeza, sigue hablando: “tienes que estar más tranquilo, no te pasó nada, ya estas a salvo, es que todavía no te llegó la hora, nadie muere en la víspera”.

Llegamos a Potosí, la Prefectura organizó una conferencia de prensa, luego la misma Prefectura pone a mi disposición una movilidad para llegar a Oruro.

En Oruro estaba esperándome un montón de gente, compañeros, amigos, gente preocupada por lo que me pasó, fue muy bonito el recibimiento que me hicieron, sentir la solidaridad del pueblo es lo más lindo que uno puede recibir en la vida.

Nadie pensó que esto iba a ser fácil, ningún cambio en ninguna parte del mundo se hace de a buenitas, tiene que haber dolor, de lo que se trata es que este dolor sea lo menos posible.

Estamos en un proceso de parto y estos dolores son aun los primeros, habrán más dolores.

Es que estamos hiriendo, tocando, intereses oligárquicos muy fuertes, Marincovik Presidente del Comitè Cívico de Santa Cruz tiene en su poder 100.000 Hectáreas de tierras, cuando hay bolivianos que no tienen ni una sola hectárea, la nueva Constitución dice que el máximo de tierras en poder de una persona debe ser 10.000.- hectáreas, entonces Marincovik debe devolver 90.000 hectáreas al Estado para que sea redistribuido entre los bolivianos sin tierra…. Y así… muchas disposiciones legales para cortar privilegios coloniales a unas 20 familias que tienen todo el poder económico en Bolivia.

Es de tal dimensión el desafío, es tan profundo nuestro compromiso con el cambio, que sorprende que el MAS siga creyendo en la derecha y buscando pactar con ella.

Jamás el esclavo y el patrón se sentarán juntos en una mesa; el esclavo para definir como puede ser mejor esclavo y el patrón para pactar como sigue viviendo mejor del esclavo.

Estamos en este lugar y retroceder seria traicionar a nuestros muertos, traicionar a nuestras viudas, a nuestros huérfanos.

Retroceder seria traicionar a los masacrados en las minas, en los golpes militares, retroceder seria como demostrar que esas muertes fueron muertes inútiles.

En mi caso, retroceder seria traicionar a mi hijo.

Este proceso tiene mucho contenido, nosotros no hemos venido al Palacio de Gobierno de visita, hemos venido al Palacio a reconocer nuestro lugar, y hemos venido a quedarnos, no estamos de visita.

Eso sabe la oligarquía, por eso se desespera, están tan desesperados que no comen, no duermen, no hacen el amor, están desesperados, se les está yendo el poder….