Coyuntura Universitaria

14.Abr.13    Universidad
   

Coyuntura Universitaria

postgrado


Coyuntura Universitaria

La proclamación de la candidatura de Waldo Albarracín al rectorado de la UMSA ha generado un verdadero sismo para las candidaturas de las camarillas que pensaban, esta elección de Rector y Vicerector como un tranquilo proceso de rotación o pasanaku. El pasanaku es un juego dentro de un grupo donde hoy me beneficio yo y mañana el otro, de manera que todos los integrantes del grupo llegan a obtener el beneficio deseado. En este caso, las 6 candidaturas de derecha (una de ellas del mismo MAS), apostaban a una elección que permita dar continuidad al poder de las camarillas. Todo esto se fue al tacho de la basura, porque rápidamente la fórmula de Waldo Albarracín se posicionó como la favorita de los estudiantes y muchos docentes, todos y todas cansados de la situación de mediocridad en la que vive la Universidad, esperanzados en la insurgencia de un verdadero cambio inteligente dentro de la UMSA.

Todos las camarillas contra Waldo Albarracín

No es de extrañar –entonces- que todos los frentes sintieran el peligro de ser derrotados por la candidatura de la dignidad universitaria que enarbola un programa que abrirá las puertas a una verdadera reforma universitaria. Desde ese momento, todos hicieron cuerpo común contra el Frente Amplio. (Ver programa de U-U en el dossier al final de este documento).

A estas alturas de los acontecimientos, Waldo escribe un artículo: “si los perros ladran es señal de que avanzamos” (Ver dossier al final de este documento), que refleja la profunda preocupación de las camarillas frente al peligro de perder sus privilegios y de que la reforma dentro de la universidad se desate despertando al dormido y confundido movimiento universitario.

La jugada: inhabilitar la candidatura de Waldo Albarracín

De manera dolosa, el Comité Electoral, trabajó la idea de inhabilitar la candidatura del Frente Amplio-Unidad Universitaria, con un triste argumento y sin sustento jurídico serio. Se trata únicamente de un supuesto, ya que la misma Constitución Política del Estado, como las normas de la universidad autónoma, no inhabilitan a un candidato que ha cumplido con los requisitos internos. En este caso, tampoco hay Ley de Bolivia que pueda inmiscuirse en los temas electorales de la autonomía universitaria. Para aclarar estos aspectos, ya en febrero Waldo Albarracín le escribe una “Carta a compañera sobre la postulación a Rector” donde señala su absoluta habilitación a Rector (Ver dossier al final de este documento).

Alevosamente, el Comité Electoral, da el paso de excluir la candidatura del Frente Amplio, lo que ha generado una crisis del proceso electoral mismo. De los 12 integrantes de este decrépito Comité Electoral, 6 renuncian, es decir, para tomar una decisión ni siquiera se tiene –a su interior- el 50% más un voto. Unidad Universitaria-Frente Amplio, apela al Tribunal de Garantías de la UMSA, que nos da razón y llama a rectificar la conducta ilegal del Comité Electoral.

En un acto de desacato a su instancia superior, el Comité Electoral no hace caso de la resolución de habilitación plena y legal de la candidatura de Waldo Albarracín, decide llevar adelante este acto electoral, ya de por si fraudulento y para ello, incluso firma un acuerdo con los otros 6 frentes electorales de derecha, confirmando con ello que dichos frentes son juez y parte, que están coludidos y que se pretende desvirtuar el voto universitario.

El movimiento universitario debe eliminar las camarillas y la derecha dentro de la U

Aprovechando la debilidad del movimiento universitario, las desacertadas políticas hacia la Universidad Fiscal de parte del gobierno de Evo Morales, la casi desaparición del cogobierno y cobijados en la autonomía universitaria, las camarillas se han apoderado de los puestos de dirección de la UMSA, dilapidando sus recursos para beneficios corporativos de estos grupos. Las camarillas son grupos de poder conformados por diversos sectores de la derecha, pero también por un conjunto de izquierdistas (masistas) desubicados que no hacen otra cosa que seguirles el juego. Así, nos llama la atención la falta de ética de muchos “izquierdistas” que apoyan a la candidatura de Heredia, cuando se sabe que este personaje funesto responde al MNR:

“Oscar Heredia Vargas fue posesionado este viernes como nuevo director general de Educación Superior Técnica y Mónica Chávez de Lukes como Directora General de Educación Universitaria y Postgrado, ambos dependientes del Viceministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Gobierno de Sánchez de Lozada).

Heredia y Chávez fueron posesionados por el viceministro del sector, Manuel Arellano.
En la oportunidad la nueva autoridad por la confianza depositada y anunció que su trabajo será fortalecer la educación técnica superior en todas sus áreas.

Señaló que en su gestión se dará continuidad al proceso de mejoramiento de la calidad de la educación profundizando aún más los postulados de la Reforma Educativa.

En tanto que Chávez dijo que entre sus labores está llevar adelante la transformación académica e institucional, contenidas dentro del proyecto inicial de la reforma de la educación superior”. (Periódico El Diario, sociedad, 31 de agosto de 2002).

También sabemos que las otras candidaturas pertenecen a Unidad Nacional (UN), MIR, al MAS.

¿Qué propone Insurgencia Universitaria?

Llegar al Rectorado posibilitará despertar al movimiento universitario, para que el sujeto sea quien haga la Reforma Universitaria. El sujeto es el movimiento universitario insurgente.

Se impulsará al Defensor Universitario, como mecanismo de empoderamiento de los estudiantes y de defensa de sus derechos.

Debemos marchar a un Congreso Universitario para ejercer una nueva democracia igualitaria sin privilegios.

La salida a la crisis y las posibilidades que se abren

En los próximos días, el actual Comité Electoral deberá renunciar y dar paso a un nuevo Comité verdaderamente imparcial. De no suceder este hecho natural y lógico, la movilización universitaria garantizará esta situación.

En las próximas elecciones Waldo Albarracín será Rector y se dará inicio al proceso de Reforma Universitaria. Incluso, una posible derrota no logrará revertir al contingente universitario insurgente que se está conformando, el mismo que será resistencia, control social e impugnador de las nuevas autoridades. Es decir, la hora de las camarillas está contada.

La insurgencia universitaria, no es un frente estudiantil, es un proceso desatado para unir la Universidad a su pueblo, restituir el proyecto histórico popular de liberación social, contando para ello con una Universidad contestaría.

Todo este proceso conlleva el reconocimiento de los héroes y mártires universitarios, que dieron su vida en la lucha guerrillera de Teoponte, en la resistencia a las dictaduras militares, la conquista de las libertades democráticas y la lucha tenaz contra el neoliberalismo.

¿Cuántos universitarios y universitarias han dado su vida por la autonomía y la liberación de nuestro país? ¿Nos acordamos de ellos y ellas?

Creemos, firmemente, que debemos recordarlos y honrar su lucha hoy, mañana y siempre.