Ni verdes ni el MAS: Por una alternativa popular que sea un Sol Para Bolivia

Ni verdes ni el MAS: Por una alternativa popular que sea un Sol Para Bolivia

agrocambas

Rubén Costas empresario cañero, Gobernador al servicio de los intereses extranjeros de la Media Luna

Guido Nayar, de PODEMOS y dirigente-empresario ganadero. La extranjerización de las tierras de Santa Cruz se destina a la ganadería y la soya transgénica

Branco Marincovik empresario soyero, expresión cabal del proyecto de fundación de un Estado Autonómico separado de Bolivia

Nemesia Achacollo premiada por el empresariado cruceño por ser una Ministra de Agricultura al servicio de los agroexportadores de azúcar, carne y soya



Ni verdes ni el MAS: Por una alternativa popular que sea un Sol Para Bolivia

El carácter transnacional de los agronegocios que florecen en Santa Cruz, la extranjerización de la producción de soya y de la tierra en el Departamento, más la raigambre oligárquica, antipopular, anticampesina, “antikolla” de la rancia oligarquía cruceña, han sido el caldo de cultivo sustancial para que intenten fracturar la unidad del país y pretendan dar nacimiento a un nuevo Estado Autonómico de la Media Luna, con el nombre de “nación camba”.

El 13 de septiembre de 2008, analizábamos la “Ofensiva de la Media Luna”, consistente en la toma de instituciones del Estado, como mecanismo de control territorial de las autonomías departamentales oligárquicas y la imposición de un nuevo Estado Autonómico Fascista. En dicha oportunidad, destacábamos que “el plan operativo de la derecha se basó en la articulación de los golpes de calle -a escala regional- en todos los departamentos controlados por la Media Luna. Los golpes de calle se vienen implementando desde principios del 2007, en una escalada progresiva, comenzando en la ciudad de Sucre con motivo del cerco que le tendió la derecha a la Asamblea Constituyente. Luego, los golpes de calle se extendieron a Santa Cruz, Riberalta, Trinidad, Cobija, Tarija, Yacuiba y varios otros lugares, donde estos grupos de choque fueron desplegados. Con el uso de los golpes de calle desde hace más de un año y medio, la derecha ha logrado articular una fuerza militar urbana irregular”.

Por entonces dijimos también: “Nace un nuevo Estado: En estos días estamos viendo el nacimiento del germen de un nuevo Estado, bajo la forma de un gobierno autonómico de facto y de corte fascista. Reconocemos en este nacimiento tres elementos:

El control y administración de instituciones estatales, bajo un gobierno autonómico independiente.
El control de los principales pozos petroleros del país.
El control territorial de los Departamentos de la Media Luna, mediante los bloqueos.

Para dotarse de un instrumento coercitivo, es decir policial militar, debe producirse algún levantamiento militar o policial, o continuar con la formación de grupos armados irregulares. Este factor puede desarrollarse rápidamente si logran la división de la policía o la fuerza militar, o si logran que la Octava División o algunas guarniciones “se pasen” a la Media Luna o caigan en sus manos.

El gobierno de Evo Morales, dijo al mundo que se trataba de un “Golpe de Estado”, cuando en realidad lo que se presentaba era una fisura dentro de la unidad territorial del país, es decir, no hubo Golpe de Estado sino la intención (fracasada por cierto) de fundar un nuevo Estado Autonómico, impulsado, no por la existencia de una “nación camba”, sino por la fuerza de los agronegocios y la creciente extranjerización de la que es víctima el Departamento de Santa Cruz. A los empresarios transgénicos, soyeros, acaparadores de tierras y extranjeros no les interesa el país, sino “los negocios”, ¡no tienen patria!

Los sectores populares de Santa Cruz organizamos “Sol Para Bolivia”, instrumento de resistencia a la Media Luna y de antagonismo, pues frente al proyecto fraccionalista enarbolamos a una Bolivia Unida, frente a la media luna el sol pleno para Bolivia.

Organizamos la llegada de Brigadas Internacionalistas, la batalla política y material para enfrentar los golpes de calle y la estrategia del enemigo.

La derrota de la Media Luna se debió a la imposibilidad de lograr el apoyo policial y/o militar abierto a su aventura, y también porque el pueblo boliviano, el 2009 y 2010, le negó el voto electoral a la derecha en las urnas, dándole al MAS 2/3 de respaldo. Sin embargo, este apoyo ha sido dilapidado y la pregunta es ¿Cuál es el estado actual de la Media Luna?

Resulta, que después de la derrota del año 2009, la casta agroempresarial se ha dado cuenta que el gobierno de Evo Morales no iba a modificar sus intereses capitalistas y latifundistas, de manera que ha resignado su estrategia de secesión territorial por otra orientada a logar la “alianza indígena – empresarial”, mientras engrosa sus agronegocios, acapara mayor cantidad de tierras y poder económico, transnacionalizando la producción de la soya y profundizando la extranjerización de la tierra. A ellos no les interesa el Departamento, lo que les interesa es obtener renta o plusvalía, impulsando el modelo rentistas, neoliberal y pachamámico, a sabiendas que existe un Estado Plurinacional CUSTODIO de sus intereses.

Ni Verdes (partido de Rubén Costas) ni el MAS, el movimiento popular, campesino, indígena, asalariado del departamento debemos tener nuestra propia alternativa revolucionaria.

Mantener el Plan 3000 como la cantera de luchadores populares, con dignidad y lucha contra la corrupción.

Levantar a los asalariados agrícolas (insurgencia del trabajo) por sus derechos.

Defender y recuperar las tierras en manos de latifundistas y extranjeros.

Prohibir la producción de alimentos transgénicos.

Denunciar la presencia de la derecha dentro del MAS, para que el gobierno se quite su careta de popular e indígena.