El Che Guevara, ejemplo de vida para las nuevas generaciones

29.Sep.11    Nacional
   

\"en

El Che Guevara, ejemplo de vida para las nuevas generaciones

El 8 de octubre, tenemos el gusto de presentar el libro de Néstor Kohan “En la Selva (Los estudios desconocidos del Che Guevara. A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia)”.

La importancia de esta obra radica en ser una exquisita reflexión sobre aspectos de orden económico, filosófico, ideológico, etc., que se desenvuelve como importante complemento y referencia de un cuerpo principal constituido por una fuente primaria inédita, que saca a la luz pública: son los escritos elaborados en Ñancahuazu por el comandante insurgente Ernesto Guevara de la Serna, durante los días previos a su muerte física en nuestro país.


El Che Guevara, ejemplo de vida para las nuevas generaciones

El 8 de octubre, tenemos el gusto de presentar el libro de Néstor Kohan “En la Selva (Los estudios desconocidos del Che Guevara. A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia)”.

La importancia de esta obra radica en ser una exquisita reflexión sobre aspectos de orden económico, filosófico, ideológico, etc., que se desenvuelve como importante complemento y referencia de un cuerpo principal constituido por una fuente primaria inédita, que saca a la luz pública: son los escritos elaborados en Ñancahuazu por el comandante insurgente Ernesto Guevara de la Serna, durante los días previos a su muerte física en nuestro país.

Con no menos importancia que el Diario de campaña del Che en Bolivia (1968), sus cuadernos y libretas de notas manuscritas, escondidas en los anaqueles del ejército boliviano, son traídos por Kohan al siglo XXI, luego de más de cuarenta años de su elaboración, con toda su ingente carga de fundamentos y pertrechos ideológicos, plenamente vigentes y necesarios para proseguir las luchas por la emancipación, tanto en el campo de batalla militar como en el terreno de la guerra de las ideas contra la opresión oligárquica e imperial que amenaza con la destrucción del orbe.

Los apuntes hechos por el Che sobre los autores y materias que abordó, sentando valoraciones teóricas y principios de acción revolucionaria, esbozan fundamentos que validan la concepción materialista de la historia, de los procesos de desarrollo social, dándole sustento mediante la teoría marxista crítica, o al menos en franca contradicción con la ortodoxia torpe que no permite pensar desde la propia realidad el desenvolvimiento de las acciones de las masas, que en determinadas circunstancias requieren de los revolucionarios marchar por vías y formas que implican la legítima violencia en favor de los oprimidos.

Néstor Kohan realiza una exhaustiva investigación hermenéutica que despeja con profundidad los aspectos nodales de la concepción marxista del comandante Guevara, exponiendo de manera muy didáctica sus estudios hasta ahora desconocidos respecto a autores y temas clásicos de economía y filosofía política, en contraste contextualizado en modo, tiempo y lugar de unos y otros, dentro de un derrotero de debates que marcaron el desenvolvimiento de la teorización socialista, en vida del Che, durante el pleno desarrollo de grandes proyectos de ordenación social anticapitalistas en lo que fuera la Unión Soviética y la China de Mao. Se revela en ello el carácter crítico, sesudo, autónomo y de acertada prospección en el análisis, del comandante guerrillero. Tempranamente él, aún a tiempo de rectificación, se atrevió a cuestionar –fundamentado en sus lecturas y observaciones directas- el dogmatismo, las arbitrariedades y desaciertos de influyentes sectores de la dirigencia política que en aras de la defensa del marxismo y de la construcción del comunismo, erigieron catecismos ideológicos oficiales, atrapados, de una u otra forma, en el burocratismo, el revisionismo y la decadencia acrítica de un pensamiento desfigurado y momificado, castrador de la creatividad de las masas, que según los pronósticos del Che terminaría abriéndole camino a la restauración capitalista.

Los cuadernos de lectura de Bolivia, sintetizan las reflexiones y los proyectos investigativos que en torno al marxismo estaba desarrollando el Che, a pesar de las condiciones difíciles de su vida guerrillera en estas tierras. Pero aun siendo profundos sus apuntes, se puede decir que se trata apenas del esbozo general, del esquema primario digamos, plasmado por un estudioso en capacidad de aportar inimaginables ideas originales desde su condición de combatiente revolucionario, a la elaboración de una obra teórica que fuera en coincidencia con las realidades que mostraba el desenvolvimiento del movimiento revolucionario a nivel mundial, asumiendo sus aciertos y desaciertos, como una práctica meritoria para quienes construyen el socialismo. Esta inquietud no se iniciaba recién en Bolivia, sino que venía procesada desde su temprana edad adolescente, que fue cuando por primera vez tuvo contacto con el marxismo; solo que ahora tenía consigo la madurez de una meditación que había sobrepasado lo meramente especulativo y se afianzaba en las convicciones alimentadas en los estudios de los clásicos, El Capital, la concepción materialista de la historia, la filosofía de la praxis, etc. y se afincaba en la experiencia viva de un hombre integral…, un intelectual orgánico, en definitiva un sujeto insurgente.

Néstor Kohan no desaprovecha sus explicaciones para insistir en que tuvieron que pasar dos décadas desde la muerte del Che, para que pudieran aflorar facetas muy importantes de él, como la de ser un profundo estudioso del capitalismo, analista de las dificultades de la transición al socialismo, teórico de los problemas de la revolución mundial y polemista al interior del marxismo, apuntando además en este trabajo que Kohan considera continuación de otros estudios, que luego de cuatro décadas del asesinato del comandante insurgente, es que se comienzan a explorar y debatir en serio estas nuevas dimensiones de la personalidad del Che como estudioso sistemático del marxismo, lector de los clásicos del pensamiento social y apasionado explorador de la literatura revolucionaria. Es nuestro Che, combatiente guerrillero y pensador radical, precisa, insistiendo en la exploración de esta última dimensión por lo escasamente conocida, y que requiere de seguir sacando a la luz los pálpeles, apuntes, elementos diversos que han permanecido ocultos o inéditos cuando el campo cultural del socialismo y la praxis revolucionaria tanto requieren de nuevas herramientas de lucha, como lo son estas noticias sobre Guevara.