Origen del Pachamamismo

24.Sep.11    Nacional
   

\"pachamamico\"

Origen del Pachamamismo

El pachamamismo no es un insulto, es una categoría política que crítica el núcleo discursivo y la práctica política del evismo, del masismo.

Es una interpelación al indianismo, al indigenismo, que venerando la pachamama o aspectos de la cosmovisión andina encubre su adhesión al capitalismo, al plantear que no existe contradicción entre explotadores y explotados, sino que debe promoverse la complementariedad, que no es otra cosa que la mantención de las cadenas servidumbrales.

Uno deja de ser pachamámico o pachamámica, cuando lleva adelante la lucha de los pueblos indígenas, de las naciones originarias, junto al de los trabajadores, por la construcción de una nueva sociedad, de un hombre y una mujer nuevas (chacha-warmi insurgente).


Origen del Pachamamismo

Aquí les presentamos una entrevista a Félix Encinas, autor del concepto pachamámico, pachamamismo, para que nos explique su contenido y alcances.

Origen del Pachamamismo

Pregunta.- Háblanos de los antecedentes que dieron origen a pensar y hablar del concepto pachamámico.

Los antecedentes que posibilitan construir el concepto de lo pachamámico se inicia en la prisión (en la década de los 90 del siglo anterior), esencialmente en lo que se refiere al debate del sujeto de la revolución, ya García Linera (entonces indianista-katarista y hoy forjador del capitalismo andino) mostraba una plena convicción de reivindicar al aimara, al quechua como sujetos que podían y debían construir su identidad y libertad, sobre la base de un Estado aimara (Qolla) al margen del Estado boliviano. La discusión se centró en la posición auto determinista de lo que García Linera llamaba nacionalidades (al referirse a los pueblos indígenas Aimara-Quechua). García Linera pensaba que era posible que el indígena fuera el sujeto de lo nacional, no como un entramado de naciones, junto a la nación boliviana, sino bajo la visión de un criterio más puro (sustancia) como una posibilidad de negar la influencia del mercado en las comunidades y que esa forma de organización de comunidad se implantaría en lo urbano, cuando a esas alturas la realidad nos mostraba que el capitalismo había desarticulado el modo de vida, la organización social y productiva de las comunidades; fruto de esta discusiones se mencionó por ejemplo que los cocaleros no podía ser los sujetos, porque no eran pobres, ni obreros, sino que estaban inmersos en una actividad mercantil y definía al proletario como un obrero golondrina que cambiaba de actividad según la demanda laboral, por esa condición no asumiría un nivel de conciencia y de constituirse en el sujeto del cambio.

Ahí se planteó y se interpelo que la lucha de liberación nacional debe subordinarse a la lucha de clase, a los intereses de los trabajadores, a la situación económica de las personas, lo que hoy podría denominarse como la insurgencia del trabajo, en contra posición de los interés pequeños burgueses de los intelectuales indios que buscan conformar una clase opresora de sus hermanos.

Es en este contexto surge el término de pachamámico, donde se califica a los indígenas que quieren reconstruir el kollasuyo, que hablan de lo indio, que lo reivindican, sin entender el contexto económico político en el que se desarrolla el capitalismo, en su fase globalizadora e imperialista.

Pregunta.- ¿En el escenario político boliviano, diversos actores empiezan a utilizar el concepto de pachamámico, pachamamismo, como una nueva categoría política, puedes explicarnos como nace este concepto?

El “pachamamismo” tiene su origen en la discusión desarrollada en los últimos años entre la posición política insurgente que plantea que el motor de la historia es la lucha de clases y ve la necesidad de la construcción del poder social desde la percepción de las condiciones sociales y económicas de los trabajadores tanto de las ciudades, como del campo, considerando que la insurgencia del trabajo forja al sujeto insurgente como portador de la transformación revolucionaria, incluye, recupera y es parte del modo de vida de los pueblos indígenas y originarios, respeta su religiosidad, cultura y profundizando su participación integral por medio de la construcción del micropoder.

Pregunta.- ¿Es una crítica al indigenismo, al indianismo, al masismo, al evismo?

El pachamamismo es la expresión política del indianismo, los mismos que se definen “ni de izquierda, ni de derecha” y que reivindican su etno nacionalismo optan por el culto fundamental a la pachamama, es el punto de vista indio que no encuentra diferencia entre pobres y ricos, entre q´amires-burgueses e indígenas pobres, entre la oligarquía y la patria, el pachamamismo -es entonces- una posición de soporte al capitalismo.

El pachamamismo se constituye en un concepto mítico, animista, es un símbolo en base a la cosmovisión andina, que políticamente representa y actúa bajo el precepto ideológico y político del capitalismo, porque en nombre del animismo pachamámico los pensadores de este tendencia se desprenden de toda objetividad de análisis económico, social, para mostrarse como un hecho exclusivamente cultural, idealista, sin una alternativa transformadora de la realidad socioeconómica, política, ideológica y mucho menos descolonizadora.

Es una crítica al indianismo que ha abrazado al pachamamismo como factor de colonización capitalista y que se ha encumbrado en el masismo. Los masistas han asumido una visión estrictamente conservadora y liberal, desde su mera práctica, donde ya no reivindica lo comunitario ni siquiera el modo de vida de antaño, sino que se plasma en una solicitud estrictamente individual y desarrollista.

La actitud pragmática del pachamamismo lleva al movimiento indígena originario a un proceso de desorganización social, de asimilación política al neoliberalismo, en ese sentido no se trata de la cultura, de la raza o del precepto religioso que uno tiene, de lo que se trata es de ver el andamiaje económico en el que viven los individuos, los muchos en la pobreza y los menos que se constituyen en la nueva élite indígena que vive bien junto a la oligarquía que hoy gobiernan el país junto a Evo Morales.

El pachamamismo masista no quiere una objetiva descolonización, se entrona en una lucha racial a la inversa, cualquier crítica que le sale al paso suele calificarlo de q´ara., por ello se constituye en una cortina de humo para tapar los huecos de la incoherencia del gobierno del MAS.

El gobierno de Evo Morales es calificado de pachamámico, porque habla de la naturaleza, pero apuesta al mejor postor capitalista dividendo el TIPNIS, habla de cambio y sólo da bonos que no beneficia al total de la población, dice ser anti imperialista y no expulsa a USAID.

Los defensores del pachamamismo masista hablan de defender a la madre tierra de manera lírica, sin querer entender los órdenes sociales y económico capitalistas que transforma la naturaleza para su destrucción; no sólo se trata de preservar el ecosistema, de lo que se trata es de transformar la estructura de la organización humana, destruir el viejo aparato estatal burgués, transformar las relaciones sociales de explotación. No se trata de criticar al capitalismo, al imperialismo o de gritar ¡pachamama o muerte!, de lo que se tratas es de ser coherente con lo que se dice y se hace, no se trata de hablar de la pachamama, como algo romántico o folclórico.

Pregunta.- ¿El pachamamismo es una de las críticas más duras a la gestión del MAS y la práctica prebendal desde el Estado, qué sientes en lo personal al ver que muchos sectores, personajes y gente sencilla utiliza este concepto?

Es ya un elemento conceptual que define a la farsa que representa el MAS en su afán de reivindicar lo indígena, es decir servirse de los indígenas, engatusando a sus representantes, hablarnos de la defensa de la madre tierra y obtener muchas congratulaciones a nivel internacional, decir que se gobierna obedeciendo al pueblo, pero a estas alturas del defenestrado proceso de cambio nadie cree que este es un gobierno para que la gente viva con dignidad.

Por ello el pueblo ha calificado ya al gobierno del MAS como pachamámico, porque habla del indio y no cambia la condición económica social de los indígenas y campesinos pobres, habla de la naturaleza y no respeta su constitución política, habla del buen vivir y los únicos que viven bien son los que gobiernan el país.