A la Comunidad Nacional e Internacional

19.May.11    Internacional
    ()

A la Comunidad Nacional e Internacional
Hace unos días nos enteramos a través de los medios de Comunicación de la decisión del Gobierno Venezolano y específicamente del Presidente de ese país Hugo Chávez de efectuar la detención y posterior entrega a las fauces del paramilitarismo Colombiano del hermano Joaquín Pérez Becerra, sobreviviente colombiano, refugiado político y nacionalizado sueco, hermano Revolucionario y consecuentemente Insurgente de toda la vida.


Bolivia 12 mayo de 2011

A la Comunidad Nacional e Internacional
Hace unos días nos enteramos a través de los medios de Comunicación de la decisión del Gobierno Venezolano y específicamente del Presidente de ese país Hugo Chávez de efectuar la detención y posterior entrega a las fauces del paramilitarismo Colombiano del hermano Joaquín Pérez Becerra, sobreviviente colombiano, refugiado político y nacionalizado sueco, hermano Revolucionario y consecuentemente Insurgente de toda la vida.
No haremos una pormenorización de los hechos, ya de por si conocidos por todo el mundo, tratando de dejar sentada la exacta dimensión del acto, contrario a todo derecho humanitario e internacional, cometido contra este hermano y a través de él contra todos nosotros.
Pero si diremos que nos causa sorpresa y preocupación por el futuro de millones de perseguidos colombianos, el nivel de compromiso adquirido por esta ”revolución” con el Gobierno criminal de Santos, argumentando cierta razón de Estado, que nunca justificara enviar a nadie a la posible muerte o condiciones de vulneración de sus derechos humanos fundamentales.
Si, decimos que el acto cometido contra el hermano Joaquín Pérez Becerra es una bofetada a la dignidad de todos los Insurgentes, además es una descarnada muestra de lo que verdaderamente parece ser este Socialismo del Siglo XXI, proyecto que esperamos no sea la institucionalización de un nuevo orden neo capitalista, es decir, nada nuevo bajo el Sol, para las inmensas mayorías explotadas y miserables de nuestro continente.
Se pueden plantear muchas cosas mas acerca del carácter de las declaraciones justificatorias de tal deleznable acto, pero consideramos que esta demás entrar en esa diatribas, solo nos resta decir que nos solidarizamos activamente con el hermano Joaquín Pérez Becerra, su familia y entorno afectivo y político.
Reafirmamos desde estas tierras Bolivianas que hacemos nuestro el compromiso de denunciar los atropellos que se cometan contra el y su amado pueblo y todos los prisioneros y prisioneras políticas insurgentes que día a día combaten dignamente desde sus trincheras, compromiso que entendemos el a tenido siempre y hecho real y concreto a través de su labor periodística y solidaria.

Nina Guevara, Dirección Nacional
Patria Insurgente