Somos la tercera generación

15.May.11    Periódico Insurgent@
    ()

Somos la tercera generación

miguel


Somos la tercera generación

En este número, realizamos una exposición de la lucha armada desarrollada contra los
regímenes que implementaron el modelo neoliberal. Se trata de un conjunto de
testimonios y narraciones que buscan recordar la memoria histórica popular.
Pero esta intención no se agota en un mero afán historicista, sino que busca aclarar
algunas verdades y a sus protagonistas.
Por ejemplo, existe una corriente política en el país, que considera que la lucha anti
neoliberal sólo fue protagonizada por organizaciones sindicales o sociales,
cuando, durante esos años, las organizaciones de este tipo, se agotaron
en la lucha reivindicativa sectorializada y sin la fuerza necesaria para golpear y
desgastar a este tipo de gobiernos. Sin la presencia de las organizaciones armadas,
difícilmente estaríamos en el actual escenario político.
El material que les dejamos es todavía muy escaso, en relación a lo escrito y
narrado por sus protagonistas, sin embargo, cumplimos en publicar algo de
ello y nos comprometemos a difundirlo en otros números. Con esta aclaración,
nadie debería sentirse marginado.
Somos la tercera generación del proyecto histórico encabezado por el Che,
sintonizados con los tiempos actuales.
Los materiales que exponemos a continuación explican el nacimiento y
sentido histórico de las Fuerzas Armadas de Liberación Zarate Willka (FAL-ZW). En
un segundo espacio, se expone un testimonio acerca de las vicisitudes de la
Comisión Néstor Paz Zamora (CNPZ) y una especie de gráfica del momento fatal.
Pero, para que todos estos aspectos puedan ser entendidos en su verdadero
contexto, les ofrecemos un Video acerca de la vida de Miguel Northfuster, donde
se recogen aspectos vivos de su existencia y lucha.
Cerramos este apretado número, con otro testimonio de una mujer del ELN, que
conoció la cárcel en 1993.

Miguel Northfuster, comandante de la CNPZ,nos deja su vida como
legado.
Venido de tierras lejanas,asume la lucha del pueblo boliviano como suya, en uno de los momentos más
difíciles: la relocalización estaba consumada; las empresas estatales,
descuartizadas comenzaban a ser privatizadas bajo el eufemismo de ser “capitalizadas”. La izquierda
tradicional, aturdida por sus propias incapacidades y por la derrota del reformismo de la UDP, atinaba a dar una tímida crítica a los g o b e r n a n t e s , q u e aprovechando la confusión
popular, armaban acuerdos p a t r i ó t i c o s , m e g a coaliciones y otras formas
de “democracia pactada” donde imponían los p r i v i l e g i o s d e l a
partidocracia a la nación en su conjunto.
Miguel y sus camaradas (hombres y mujeres), asumieron la tarea de golpear al enemigo como la mejor forma de defender al pueblo.
Con estas imágenes, te recordamos y a través tuyo rendimos homenaje a los hombres y mujeres de verdad, no a los de pose, mascara y demagogia.