Crímenes del Estado Colonial

atahuallpaCrímenes del Estado Colonial

Llegada de los europeos

La aparición de los españoles, ingleses, holandeses, portugueses no fue una buena nueva para los pueblos de este continente. En vez del encuentro entre varias culturas lo sucedido fue una agresión por parte del visitante, que vio en nuestra naturaleza una inmensa riqueza a la que había que robar, así como el sometimiento de la laboriosidad de nuestros abuelos y abuelas para su beneficio y el de sus metrópolis.



Crímenes del Estado Colonial

Llegada de los europeos

La aparición de los españoles, ingleses, holandeses, portugueses no fue una buena nueva para los pueblos de este continente. En vez del encuentro entre varias culturas lo sucedido fue una agresión por parte del visitante, que vio en nuestra naturaleza una inmensa riqueza a la que había que robar, así como el sometimiento de la laboriosidad de nuestros abuelos y abuelas para su beneficio y el de sus metrópolis.

Todos los continentes han tenido sus propios procesos de desarrollo autónomo bajo contradicciones internas completamente particulares. África, Asia, Abya Yala han tenido su propio desarrollo antes de la invasión de los continentes por Europa. Que este desarrollo fuera bueno o malo únicamente nos compete a nosotros y no al invasor.

Por el año 1492 partió un grupo de aventureros, mercaderes, ladrones y curas fanáticos instrumentados por la Corona Española que conquistarían y colonizarían nuestras tierras y a nuestros pueblos truncando su desarrollo autónomo y milenario, sometiéndonos a la opresión, explotación, abuso y deformación de nuestro desarrollo.

La conquista se realizó principalmente en el marco de objetivos de los capitales comerciales, mediante una serie de empresas mercantiles en las que intervenían grandes capitales privados, con participación Estatal de la Corona española y, a través de una administración de tipo virreinal y feudal esclavista, en donde, por supuesto, las poblaciones originarias fuimos sometidas a las más brutales formas de opresión y explotación colonial.

Conquista y saqueo

Cuando Hernán Cortés llega a Tenochtitlan, la esplendida capital Azteca, los españoles entran en la casa del tesoro “y luego hicieron una bola de oro, y dieron fuego, encendieron, prendieron llama a todo lo que restaba, por valioso que fuera: con lo cual todo ardió. Y en cuanto al oro, los españoles lo redujeron a barras…”. La ciudad fue devastada, incendiada y cubierta de cadáveres; la horca y el tormento no fueron suficientes: los tesoros arrebatados no colmaban nunca las exigencias de la imaginación, y durante largos años excavaron los españoles el fondo del lago del México en busca de oro y los objetos preciosos presuntamente escondidos por los indios (cfr. Galeano).

La matanza de originarios fue militar y religiosa, el jefe azteca Cuauhtémoc es ahorcado por Cortés y la ciudad es arrasada.

Los españoles pidieron ver al Inca y el inca dispuso el encuentro en Cajamarca, luego ordenó alojar a los españoles en sus residencias de esta ciudad. Apenas el Inca cruzó las puertas donde estaban alojados los extranjeros, estos violentamente lo agarraron y apresaron. Atahuallpa es encadenado y encerrado con grillos en un cuarto de su residencia y Pizarro le condicionó que sería liberado si llenara de oro el cuarto donde estaba preso y otros dos cuartos iguales de plata, el cuarto (casa) medía 9 pies de alto, 35 pies de largo y 18 de ancho. (Idem), Y que según Carrera Andrade Jorge el cuarto medía 7 metros de largo, por 5 metros de ancho, hasta una línea blanco trazada en el muro “a la altura de un hombre con el brazo levantado”, equivalente a 2 metros y más.

El Inka Atahuallpa es asesinado “después de estar 9 meses encadenado y encerrado. Antes de ahorcar el Cura Valverde le dijo: Los historiadores Mesa-Gisberth señalan que el inca murió el 26 de julio de 1533, cuando tenía alrededor de 33 años, ya que según el investigador Raúl Porras Barre, el 29 de [agosto] según documentos evidenciables los españoles se hallaban en pleno Callejón de Huaylas y no en Cajamarca; y finalmente indica que el suplicio del inca tuvo que ser entre los días 25 a 31 de julio, sea cual fuere la fecha, lo cometido es un hecho de delito de lesa humanidad.

El mayor rescate de la historia es ahora una deuda

Lo pagado en el rescate fueron 6.087 kilos de oro fino y 11.793 kilos de plata. Cuando estamos hablando de “rescate” tenemos que entender eso por “robo”.