Juicio al Estado Colonial, Republicano, Neoliberal, Prebendal y Patriarcal

19.Nov.10    Boletines
    ()

juicio

Juicio al Estado Colonial, Republicano, Neoliberal, Prebendal y Patriarcal

Presenamos las base sdel juicio al Estado


Juicio al Estado Colonial, Republicano, Neoliberal, Prebendal y Patriarcal

Mecanismo que nos permita pensar el futuro desde una nueva perspectiva
La idea del Juicio al Estado nace de las discusiones del grupo de compañeros y compañeras que formaron Izquierda Insurgente (que posteriormente se convertiría en Patria Insurgente Sol para Bolivia (PI-SPB), como parte de su propuesta central en la campaña para elegir Asambleístas Constituyentes entre los meses de marzo y junio del 2006.

De inicio, se tenía la certeza de que la Asamblea Constituyente se convertiría en un espacio político donde tendríamos que proponer no sólo un nuevo texto constitucional, sino los lineamientos del nuevo Estado y la nueva sociedad acorde con el proceso abierto por la lucha de nuestros pueblos durante todo el periodo neoliberal, siendo para ello imprescindible tener un diagnóstico acerca del carácter del viejo Estado. Dicho diagnóstico, valoración o evaluación del viejo Estado no podría ser otro que el emergente de una interpelación histórica al Estado.

¿Qué fundamenta hoy hacer un juicio al Estado en Bolivia?

El juicio al Estado se caracterizara por la evaluación, reflexión y juzgamiento de crímenes cometidos por el Estado (personas, países e instituciones) que va más allá de un simple juicio de responsabilidades o de un juicio por delitos tipificados
en las actuales normas penales, pues estas últimas son fruto de las políticas del control social de parte del mismo Estado y en contra de lo población.

Un juicio de responsabilidades es el incumplimiento de las obligaciones de un dignatario de Estado, es un proceso por la responsabilidad individual. Sin embargo, el presente Juicio es al Estado como poder, por ello, tiene un carácter eminentemente político. Los crímenes por los que es acusado el Estado no son delitos penales típicos, sino conductas execrables contra el bien e interés social y común.

Los crímenes cometidos por el Estado Colonial, Republicano, Neoliberal, Patriarcal y Prebendal en contra de nuestros pueblos son singulares, de manera que no se hallan contemplados en las leyes del mismo Estado, ni tampoco se asemejan a otros crímenes juzgados en tribunales internacionales.

Pero esta singularidad no quita el hecho de que estos crímenes sean parte de lo que se considera delitos de lesa humanidad, donde se han violado los derechos humanos, los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de nuestros pueblos.

Por otro lado, los crímenes del Estado han sido cometidos al amparo o en concomitancia con sectores dominantes internos dentro de Bolivia.
El Juicio al Estado Colonial, Republicano y Neoliberal tiene su historia y sus autores son parte de un colectivo humano, que gestó la idea, investigó y fue construyendo gradualmente los materiales que hoy se difunden.

La Asamblea Constituyente fue uno de los lugares donde se expuso este juicio. Luego, han sido diferentes lugares donde junto a diferentes sectores populares, como una práctica de educación popular y como una herramienta real de descolonización, se trabajó este tema.

La lista de autores es muy extensa y para evitar omisiones, declaramos que el Juicio al Estado es de autoría colectiva, en definitiva, le corresponde a todo el pueblo boliviano. Pero, en términos políticos, es responsabilidad de la organización Patria Insurgente, siendo asumido también por las Cátedra Che Guevara Zarate Willka como materiales fundamentales de su trabajo de formación política

Pero también debe quedar claro, que el Estado nacional no nace de la nada, sino que es una continuidad del Estado colonial, y sus crímenes tampoco son en su totalidad endógenos, debido a la presencia de fuerzas extranjeras que dominaron al mismo Estado, subordinándolo a intereses foráneos y extranjeros.

Los elementos doctrinales fundamentales del fallo se establecen a partir del patrimonio que todos tenemos: el saber popular, es decir, nuestra capacidad de pensar, evaluar, criticar y asumir lo que es socialmente justo y pertinente.

Los padres de familia ejercen la justicia dentro del hogar, lo mismo las autoridades originarias en las comunidades, siendo esta práctica otro de los elementos que permitirá llegar al fallo.

Por el tipo de delitos y daños cometidos por el Estado, no puede aplicarse el principio de “ley previa”, tampoco, este es un juicio “especial” en relación a uno “ordinario”. Este es un juicio que apela al saber popular.

Una vez definido a los integrantes del Tribunal, la parte acusadora se presentará, señalando sus generales, así como los representantes de las organizaciones populares, sindicales y originarias que la conforman.

La parte acusadora conformada por organizaciones y fuerzas del pueblo

La parte acusadora tendrá entre 8 y 12 horas para efectuar su exposición, incluyendo la presentación de los testigos y pruebas documentales y audiovisuales.

Para ser parte inculpadora no es condición ser abogado (a), por el contrario, bastará tener la capacidad de sustentar una de las partes de la imputación.

No existe ninguna otra distinción que destaque a la parte acusadora. Durante el pliego incriminatorio organizaciones y personas particulares podrán solicitar al Tribunal complementar la acusación, debiendo:

1 Describir el crimen cometido por el Estado
2 Tipificar
3 Aportar las pruebas

Las víctimas del Estado Colonial y Republicano darán sus testimonios de manera concreta y resumida, en el momento en que la parte imputadora hace referencia al
crimen del que fueron objeto.