Secuelas psicosociales de tortura

28.Ago.10    Periódico Insurgent@
   

vcvcv

Secuelas psicosociales de tortura


Secuelas psicosociales de tortura

Las secuelas psicosociales de la tortura de manera general corresponden a la intencionalidad de los autores intelectuales de la tortura que quieren:

• Producir temor en toda una sociedad para que no se atreva más a rebelarse, creando una mentalidad de sumisión.
• Destrozar los lazos sociales.
• Producir seres marcados por la ansiedad y la depresión, disminuidos en su condición de hombre y de mujer.
• Destrozar los valores humanos.
• Producir secuelas indelebles, traumáticas de por vida.

Con la tortura el Estado se vuelve generador de violencia, hasta en el seno de las familias crea traumas muy difíciles de superar. Muchas personas afectadas por la tortura tienen:

• Una irascibilidad, una intolerancia incontrolable frente a todo tipo de conflicto, reaccionando con una violencia desproporcionada frente a los seres más queridos.

• Una imposibilidad de reencontrarse, de tener paz interior, viven bajo una tensión continua, sufren de pesadillas, insomnios, han perdido la confianza en la vida.

• Una vida emocional y amorosa disminuida, evitando todo lo que pueda hacer emociones asociadas con la tortura sufrida.

Si bien hay posibilidades de recuperación, por ejemplo, con un apoyo psicológico, psicoterapéutico, si bien muchos logran resistir a la tortura, el ser humano queda marcado de por vida, el daño es imperdonable. Apoyar la aplicación del Protocolo Facultativo contra la Tortura es dar un paso para la erradicación de una forma de violencia, expresión de barbarie que destroza toda construcción social.