Las incoherencias del diseño político del estado plurinacional llevan al CIDOB a ponerse en marcha por su independencia política del Estado

14.Ago.10    Periódico Insurgent@
   

\"cidob\"

Las incoherencias del diseño político del estado plurinacional llevan al CIDOB a ponerse en marcha por su independencia política del Estado

Los dirigentes indígenas de tierras bajas si dijeron su palabra, ya que rechazaron y cuestionaron la representación política de mini minorías indígenas: la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B), el Gran Consejo Chimané, la Central Indígena de la Región Amazónica de Bolivia (CIRABO), la Central de Mujeres Indígenas del Beni (CMIB), ya el 15 de abril de 2009, resolvían:


Las incoherencias del diseño político del estado plurinacional llevan al CIDOB a ponerse en marcha por su independencia política del Estado

Los dirigentes indígenas de tierras bajas si dijeron su palabra, ya que rechazaron y cuestionaron la representación política de mini minorías indígenas: la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B), el Gran Consejo Chimané, la Central Indígena de la Región Amazónica de Bolivia (CIRABO), la Central de Mujeres Indígenas del Beni (CMIB), ya el 15 de abril de 2009, resolvían:

“Rechazar la Ley del Régimen Electoral Transitorio, por no reconocer la existencia de los 18 pueblos indígenas del departamento del Beni en la designación del número de escaños y el desconocimiento a la forma de acreditación de sus candidatos a través de nuestras organizaciones legitimas y legalmente constituidas” (Resolución Nº 01/09).

Condenaron el manoseo politiquero del que han sido objeto …, “por parte de la ultra derecha parlamentaria, el MAS y sus operadores políticos”; “la actitud desleal y deshonesta de quienes considerábamos nuestros aliados y hermanos: los parlamentarios del MAS y las organizaciones andinas que forman parte del CONALCAM, que a la hora de la verdad nos han dado la espalda”.

Rechazaron la composición de la Asamblea Legislativa Departamental del Beni, por ser igualmente excluyente de los pueblos indígenas y exigir la inmediata reforma total del estatuto autonómico departamental.

La preocupación de algunos dirigentes del CIDOB, en torno a la representación es evidente y justa. El principio de la autodeterminación de los pueblos parte de que cada pueblo tiene sus propios liderazgos, de manera que es humillante, no democrático e injusto que un dirigente de un pueblo indígena represente a otros pueblos indígenas por el hecho de dar vigencia a un acuerdo entre el MAS y la derecha parlamentaria de entonces. “¿Un ayoreo podrá representa a su pueblo y al pueblo chiquitano, por ejemplo?” Por supuesto que no puede, ya que tienen otros idiomas, viven en territorios diferentes, la cultura es distinta, presentan problemas de tierras, producción diferente. ¿Tienen problemas comunes? Por supuesto que si, pero en lo que se refiere a la organización local y sus formas de ejercicio de la democracia no puede haber representación múltiple.

¿Cómo hizo el MAS para superar esta contradicción? Fácil, asignó la diputación especial indígena a un grupo o pueblo, prometiendo otros cargos para los otros (Asambleísta departamentales, alcaldes, consejeros, etc.), dando por sentado que la representación indígena es de minorías dóciles y subordinadas al poder prebendal del gobierno.

Nunca pasó por la cabeza de los operadores del Palacio Quemado ni del Legislativo, que algunos diputados indígenas se insubordinarían y cuestionarían el diseño oficial.

Veamos un ejemplo lapidario sobre la insostenibilidad de la representación política multinacional en la persona de un solo diputado “especial indígena”. El caso de La Paz, donde el diputado es afro y representa a la población negra, al mismo tiempo a los quechuas (la Nación Kallawaya), Lecos, Urus, Mosetenes, Tacanas y Araonas. Este diputado ¿va a consultar a sus electores o “bases” como se dice comúnmente? ¿Representa los intereses de todos? Al mismo tiempo, acaso ¿no representa también a los aymaras?

Los pueblos Tacanas, Lecos, Mosetenes y Aranonas tienen Tierras Comunitarias de Origen, o están en proceso de “sanearlas”, viven en el norte de La Paz, desde las regiones de Yungas hasta el Parque Madidi y la Amazonía. Los Kallawayas están concentrados en provincias como Bautista Saavedra, Muñecas, no tienen TCO´s, viven en Cabeceras de Valle y en su mayoría son médicos naturistas, herbolarios; quedan pocos Urus (Iru Itos) en el río Desaguadero; y los afros que viven dispersos en varias comunidades, sin ninguna concentración territorial concreta, ya sea en forma de comunidad y menos en forma de municipio. Las poblaciones afro de La Paz están dispersos en varias localidades donde conviven con aymaras y mestizos.

Mientras los diputados indígenas sean simples “levanta manos” y parte de una dócil manada política, obviamente que no habrá dificultades para la actual mini representación política de minorías plurinacionales. Pero si los pueblos indígenas (tierras bajas) y las naciones originarias (tierras altas) reivindican sus derechos, la autodeterminación de los pueblos y su dignidad, entonces se pondrá en evidencia como se ha manipulado la imagen de un Estado Plurinacional que en realidad es el viejo Estado Republicano remozado, es decir, vestido con poncho y ojotas.