Apuntes sobre la conducta del Ministro de Desarrollo Rural

05.Feb.09    Micropoderes
    ()

j

Hay situaciones que a veces no vale la pena dejarlas pasar y que deben ser dichas en su momento.


Hay situaciones que a veces no vale la pena dejarlas pasar y que deben ser dichas en su momento.

Carlos Romero, en su condición de Ministro de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, asistió a la Cumbre Económica Productiva de Tarija y estuvo acompañado por un equipo de técnicos de su Ministerio.

Siempre hemos dicho que mentir en política no es bueno. Pues resulta que Carlos Romero, ya en el Taller de Santa Cruz (noviembre de 2008) hablo de que la empresa EMAPA (Empresa de Apoyo a la Producción) debía volver al MDRAyMA, ya que la actual Ministra de Producción y Microempresas “se lo había llevado” a su nueva función. Luego, en la intervención que hizo en la Cumbre Económica de la CSUTCB volvió a hablar del tema sugiriendo, y sus técnicos lo hicieron explícitamente, de que EMAPA debería volver al MDRAyMA. Bueno hasta aquí no hay problema. Lo cuestionable surgió el último día, cuando Evo Morales asistió a la clausura de dicho evento, oportunidad en la que el Ministro lanzó flores al evento y dijo que estaba de acuerdo con el 90% de las conclusiones del mismo, excepto en dos temas, siendo uno de ellos el “pedido de la Cumbre” de que EMAPA vuelva al MDRAyMA (cuando la Cumbre nunca pensó en este tema pues no le interesa), que él nunca sugirió esto, pero que no estando de acuerdo con la propuesta. Es decir, este personaje, acuso públicamente a la Cumbre de ser la autora del pedido de que EMAPA vuelva al MDRAyMA, cuando en realidad fue él mismo quien lo sugirió.

¿Qué pasa Ministro? Mentir, mentir, no es una conducta ética y mucho menos, cuando usted se esta peleando con la Ministra Susana Rivero por EMAPA y otras migajas.

También no podemos dejar de lado lo siguiente: La Cumbre fue terminada el jueves y no el viernes, debido a que el Presidente no podía venir el viernes y se acomodo la Cumbre a esta agenda, donde además se realizó el inicio de campaña a favor del Si a la Constitución en Tarija. Pues bien, resulta que si no hubiera estado la gente de la Confederación de Campesinos reunida dicho acto hubiera sido un desastre, porque la militancia que movilizó el gobierno, el MAS, la Delegada Prefectural para Tarija en esa oportunidad no llegaba ni a 100 personas.

En el evento, Evo Morales se comprometió a acatar las resoluciones de la Cumbre, lo que nos parece interesante. Sin embargo, también dio datos sobre algunos actos de corrupción con los créditos otorgados por el TCP-ALBA, como el de una empresa castañera en Pando que recibió 1.400.000 dólares y entro en quiebra, sin anunciar ningún castigo ni sanción al respecto. También el Presidente dijo que si se aprobaba en el referéndum dirimidor 5.000 hectáreas como limite máximo de la tierra y si había algún latifundista que tuviera 90.000 hectáreas, entonces una vez aprobado la nueva Constitución, dicho latifundista debería devolver 85.000 hectáreas. ¿Será cierto esto? ¿Cómo interpreta Evo Morales el artículo 399 de la nueva Constitución?

En fin, eso es todo por ahora.