Plataforma de hidrocarburos

104
La Paz- Bolivia, martes 25 de Noviembre de 2008.

Plataforma de hidrocarburos

El sábado 15 de noviembre se realizó la Mesa de Trabajo sobre Hidrocarburos. Entre los asistentes destacó la presencia del Ingeniero Mariaca, uno de los más destacados luchadores por la recuperación de nuestros recursos naturales, especialmente del gas y del petróleo, personalidad a la que consideramos un verdadero Amauta (sabio en aymara).



La Paz- Bolivia, martes 25 de Noviembre de 2008.

Plataforma de hidrocarburos

El sábado 15 de noviembre se realizó la Mesa de Trabajo sobre Hidrocarburos. Entre los asistentes destacó la presencia del Ingeniero Mariaca, uno de los más destacados luchadores por la recuperación de nuestros recursos naturales, especialmente del gas y del petróleo, personalidad a la que consideramos un verdadero Amauta (sabio en aymara).

El Ingeniero Mariaca en su intervención, recordó que el año 2003 el pueblo boliviano se movilizó en rechazo del proyecto de exportación de gas a México y Estados Unidos a través de Chile, porque se tenía la certeza de que dichos recursos se iban a quedar en dicho país vecino. El pueblo boliviano dijo: “el gas no sale, sino que se lo industrializa y se lo nacionaliza!!!.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en 60 años fue una empresas estatal bien organizada, independiente de los partidos políticos, logrando abastecer el mercado interno, con una actualización profesional, constituyéndose en un empresa modelo llegando a contar con un capital de 1.700.- millones de dólares, con la capacidad de descubrir los mega campos de gas y petróleo en Tarija, llegando a contar con 15 equipos propios de perforación.

Evo Morales ha planteado una consigna de “queremos socios, pero no patrones”, de la cual las transnacionales del petróleo se ríen ya que el gobierno no tiene la capacidad de darles ningún tipo de sanciones, es más el gobierno no ha querido encarar una verdadera nacionalización.

Luego, el Ing. Mariaca nos recordó el proceso del referéndum con 5 preguntas que fue hecho para beneficiar indirectamente a las transnacionales. De esta manera se redacto una nueva Ley de Hidrocarburos, Nº 3058 donde se habla de un modelo de operaciones, con una serie de anexos, donde mañosamente se ha trabajado para auxiliar a las transnacionales petroleras que operan en Bolivia.

Hasta el día de hoy, a la cabeza de YPFB se ha puesto a Presidentes provisorios, inexpertos o personas sin la trayectoria y conocimiento suficiente como para defender los intereses del país.

Estamos viviendo una crisis energética, donde Bolivia importa diesel a más de 11 bolivianos el litro y lo vende a 7 bolivianos, de manera que esta subención se convierte en una enorme carga para el Estado.

Todos estos temas se los dijimos abiertamente al gobierno, en nombre de CODEPANAL y hasta el día de hoy no nos responden.

En nosotros está claro que el estado boliviano debe asumir toda la producción.

En el Proyecto de Constitución observamos que los Artículos de la actual Constitución tienen mayor integridad y precisión que lo que nos propone el Proyecto de Constitución, siendo además que 4 de ellos han sido copiados de la Ley 3058 en actual vigencia.

Un tema sobre el que tenemos que reflexionar se refiere a que el petróleo y el gas tendrán un declive en aproximadamente 20 años, situación que esta llevando a busar alternativas como el biocombustible, que tiene como aspecto negativo el uso de alimentos en energía, cuando hay poblaciones que no satisfacen sus necesidades alimentarias básicas.

De acuerdo a estadísticas, en 1820 los países industrializados tenían un ingreso 3 veces mayor que los países pobres; en 1913 era 11 veces mayor; en 1949 la diferencia de ingresos a favor de los países ricos era de 110 a 1.

Finalmente, ratificar que es posible realizar una verdadera nacionalización, que además de producir nos permitiría industrializar.

Uno de los argumentos más importantes radica en los costos de operación, pues estos son la mitad del precio de las transnacionales, ya que estas empresas subcontratan o empresas medianas y pequeñas, además de pagarse salarios altos entre su personal.

El c. Liborio Uño señala que la situación de YPFB es desesperante, especialmente en el tema de exploración y que si no se repone urgentemente los tres mega campos gasíferos que tiene el país, entraremos a una crisis energética de graves consecuencias.
asz

En la actualidad no se ha llegado a cubrir la oferta de exportación a la Argentina, pero tampoco se está cubriendo al mercado interno.

Se puede pensar en el declive de las reservas de gas en 20 o 30 años, situación en la que Bolivia se verá sin hidrocarburos. Surge entonces una pegunta que deberíamos respondernos todos ¿Con qué vamos a reemplazar los hidrocarburos?.

Por otra parte, se denuncia que YPFB no da NINGUNA INFORMACIÓN, se solicita mediante memoriales a la empresa acerca de sus estados financieros y no hay respuesta alguna. La página WEB de YPFB es anacrónica, ni siquiera se puede tener acceso a las memorias de la institución. Hay como una política oficial del silencio para que el pueblo no pueda analizar la situación de la empresa y la crisis de la llamada nacionalización. Por eso, anuncia la necesidad de llevar adelante un recurso judicial para obligar a la empresa a dar toda esta información.

YPFB no tiene un norte, porque los que hoy la dirigen no quieren tenerlo.

Frente al fracaso de la “nacionalización” habría que plantearse una nacionalización con expropiación de activos y equipos de las transnacionales. Una verdadera nacionalización generará recursos extraordinarios para encarar nuestra situación de pobreza.

Por otra parte, la venta de gas debería negociarse de empresa a empresa, y no de gobierno a gobierno, porque nuestro gobierno es débil frente a los demás y siempre está sujeto a las presiones políticas.

Todo lo anterior implica una reestructuración inmediata de YPFB, reestructuración que no debe ser politizada.

También es importante aclarar a la población que lo que mantiene vivo a YPFB es la exportación de gas al Brasil, pues la nacionalización no habría dado mayores ingresos al país. En el caso del Brasil, la exportación se ha incrementado casi en 30 veces, siendo esa la verdadera fuente de los actuales ingresos que tiene el país, por concepto de renta petrolera, ya que también los precios de venta del gas se han incrementado. En otras palabras, con la venta al Brasil se han incrementado precio y volumen.

También se acota que es una VERDADERA VERGÜENZA NACIONAL, que Bolivia siendo un país pobre y pequeño este vendiendo gas a Brasil y la Argentina a precio solidarios, es decir subvencionando a estas dos economías, pues con el incremento de los precios internacionales del gas, en el pasado reciente, se debería vender a estos países a más de 11 dólares y no a 6 o 7, como se la hecho hasta ahora.

Otra de las intervenciones señalo en la necesidad de convertirnos en un colectivo de colectivos, de esta manera y por acuerdo de todos los asistentes, se acordó crear la PLATAFORMA DE LOS HIDROCARBUROS, como una instancia colectiva permanente para trabajar este tema, denunciar y propiciar las medidas que se deben hacer para la verdadera recuperación de nuestros recursos naturales y su industrialización en beneficio del país.

Si, construir una Plataforma para salir de la parafernalia del “Referentitis” y aporta al esclarecimiento del origen del tema de fondo en torno al tema del gas y no las consecuencias como puede ser ahora el contrabando.

Se decide sacar un documento de posición política, toda vez que se tienen las auditorias, generando una nueva información para la concientización y movilización del pueblo.

Se acuerda difundir las auditorias para que la población conozca la verdadera situación con la que se llevó adelante la llamada nacionalización, donde salieron beneficiadas las empresas transnacionales.
También se introdujo la necesidad de discutir un modelo económico dentro del cual se realizaría la nacionalización, partiendo por comprender el actual modelo rentista del gobierno. Al respecto, se propuso algunos modelos de los cuales se puede partir, como ser el de reconstitución del kollasuyo, el modelo mexicano de recuperación de los recursos naturales por parte del Estado y su industrialización de los hidrocarburos y otros más. Se señaló, que en el caso del modelo mexicano, éste es parte de la división internacional del trabajo, donde se nos asigna la tarea de ser simples productores de materias primas, situación por la cual se debería definir los diferentes modelos económicos dentro del capitalismo.

En todo caso, este será un tema a mediano y largo plazo, pues es imprescindible la definición de un modelo teórico propio. También se definió la necesidad de tener un marco teórico sobre la crisis y agotamiento de la energía hidrocarburífera y las posibles alternativas (eólica, solar, térmica, nuclear, etc.) de manera de tener un proyecto estratégico.

De todas formas quedo claro que no podemos aceptar que bajo el paraguas de UNASUR (que es un proyecto brasileño) sigamos vendiendo nuestro gas a precio “solidario” con dicho país (y también la Argentina).

También se definió, al tiempo de sacar un pronunciamiento público y oficial, la necesidad de tener un periódico, sacar libros u otros mecanismo de comunicación e información.

En cuanto al tema del Proyecto de Constitución, los asistentes expresaron duras críticas al mismo. La nueva Constitución es re colonizadora, folklorista e hipócrita. No dice nada acerca de la nacionalización de los hidrocarburos, y más cuando a partir de ella si se puede avanzar a su industrialización.

La declaración de derechos es metafísica, no aporta a la construcción de poder y autodeterminación. Son derechos trabajados como un opio cultural.

En cuanto al tema de las autonomías indígenas se crítica la situación que dará pie a los mismos, mediante un “simple trámite administrativo”, creando una verdadera “estafa autonómica”.

Con el nuevo texto se consolida un colonialismo departamental dirigido a matar las autonomías indígenas.

En tono muy enérgico, se afirmó que los parlamentarios y asambleístas han creído que somos estúpidos al ofrecer este texto.

A continuación se expone un cuadro comparativo para el análisis sobre el Proyecto de Constitución:

Cuadro para el análisis
Actual Constitución Proyecto de Constitución Pactada con la derecha
Artículo 139º. Los yacimientos de hidrocarburos, cualquiera que sea el estado en que se encuentren o la forma en que se presenten, son del dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado. Ninguna concesión o contrato podrá conferir la propiedad de los yacimientos de hidrocarburos. La exploración, explotación, comercialización y transporte de los hidrocarburos y sus derivados, corresponden al Estado. Este derecho lo ejercerá mediante entidades autárquicas o a través de concesiones y contratos por tiempo limitado, a sociedades mixtas de operación conjunta o a personas privadas, conforme a Ley. Artículo 298
I. Son competencias privativas del nivel central del Estado:
18. Hidrocarburos.
Artículo 300
I. Son competencias exclusivas de los gobiernos departamentales autónomos, en su jurisdicción:
33. Participar en empresas de industrialización, distribución y comercialización de Hidrocarburos en el territorio departamental en asociación con las entidades nacionales del sector.
Artículo 302
I. Son competencias exclusivas de los gobiernos municipales autónomos, en su jurisdicción:
43. Participar en empresas de industrialización, distribución y comercialización de Hidrocarburos en el territorio municipal en asociación con las entidades nacionales del sector.
Artículo 304
III. Las autonomías indígena originario campesinas podrán ejercer las siguientes competencias concurrentes:
9. Control y monitoreo socioambiental a las actividades hidrocarburíferas y mineras que se desarrollan en su jurisdicción.
Artículo 341.
Son recursos departamentales:
1. Las regalías departamentales creadas por ley;
2. La participación en recursos provenientes de impuestos a los Hidrocarburos según los porcentajes previstos en la Ley.
CAPÍTULO TERCERO
HIDROCARBUROS
Artículo 359.
I. Los hidrocarburos, cualquiera sea el estado en que se encuentren o la forma en la que se presenten, son de propiedad inalienable e imprescriptible del pueblo boliviano. El Estado, en nombre y representación del pueblo boliviano, ejerce la propiedad de toda la producción de hidrocarburos del país y es el único facultado para su comercialización. La totalidad de los ingresos percibidos por la comercialización de los hidrocarburos será propiedad del Estado.
II. Ningún contrato, acuerdo o convenio, de forma, directa o indirecta, tácita o expresa, podrá vulnerar total o parcialmente lo establecido en el presente artículo. En el caso de vulneración los contratos serán nulos de pleno derecho y quienes los hayan acordado, firmado, aprobado o ejecutado, cometerán delito de traición a la patria.
Artículo 360.
El Estado definirá la política de hidrocarburos, promoverá su desarrollo integral, sustentable y equitativo, y garantizará la soberanía energética.
Artículo 361.
I. Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) es una empresa autárquica de derecho público, inembargable, con autonomía de gestión administrativa, técnica y económica, en el marco de la política estatal de hidrocarburos. YPFB, bajo tuición del Ministerio del ramo y como brazo operativo del Estado, es la única facultada para realizar las actividades de la cadena productiva de hidrocarburos y su comercialización.
II. YPFB no podrá transferir sus derechos u obligaciones en ninguna forma o modalidad, tácita o expresa, directa o indirectamente.
Artículo 362.
I. Se autoriza a YPFB suscribir contratos, bajo el régimen de prestación de servicios, con empresas públicas, mixtas o privadas, bolivianas o extranjeras, para que dichas empresas, a su nombre y en su representación, realicen determinadas actividades de la cadena productiva a cambio de una retribución o pago por sus servicios. La suscripción de estos contratos no podrá significar en ningún caso pérdidas para YPFB o para el Estado.
II. Los contratos referidos a actividades de exploración y explotación de hidrocarburos deberán contar con previa autorización y aprobación expresa de la Asamblea Legislativa Plurinacional. En caso de no obtener esta autorización serán nulos de pleno derecho, sin necesidad de declaración judicial ni extrajudicial alguna.
Artículo 363.
I. La Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) es una empresa autárquica de derecho público, con autonomía de gestión administrativa, técnica y económica, bajo la tuición del Ministerio del ramo y de YPFB, que actúa en el marco de la política estatal de hidrocarburos. EBIH será responsable de ejecutar, en representación del Estado y dentro de su territorio, la industrialización de los hidrocarburos.
II. YPFB podrá conformar asociaciones o sociedades de economía mixta para la ejecución de las actividades de exploración, explotación, refinación, industrialización, transporte y comercialización de los hidrocarburos. En estas asociaciones o sociedades, YPFB contará obligatoriamente con una participación accionaria no menor al cincuenta y uno por ciento del total del capital social.
Artículo 364.
YPFB, en nombre y representación del Estado boliviano, operará y ejercerá derechos de propiedad en territorios de otros estados.
Artículo 365.
Una institución autárquica de derecho público, con autonomía de gestión administrativa, técnica y económica, bajo la tuición del Ministerio del ramo, será responsable de regular, controlar, supervisar y fiscalizar las actividades de toda la cadena productiva hasta la industrialización, en el marco de la política estatal de hidrocarburos conforme con la ley.
Artículo 366.
Todas las empresas extranjeras que realicen actividades en la cadena productiva hidrocarburífera en nombre y representación del Estado estarán sometidas a la soberanía del Estado, a la dependencia de las leyes y de las autoridades del Estado. No se reconocerá en ningún caso tribunal ni jurisdicción extranjera y no podrán invocar situación excepcional alguna de arbitraje internacional, ni recurrir a reclamaciones diplomáticas.
Artículo 367.
La explotación, consumo y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados deberán sujetarse a una política de desarrollo que garantice el consumo interno. La exportación de la producción excedente incorporará la mayor cantidad de valor agregado.
Artículo 368.
Los departamentos productores de hidrocarburos percibirán una regalía del once por ciento de su producción departamental fiscalizada de hidrocarburos. De igual forma, los departamentos no productores de hidrocarburos y el Tesoro General del Estado obtendrán una participación en los porcentajes, que serán fijados mediante una ley especial.