El qhepi de El Capital

    ()

33Viernes 31 de octubre de 2008. La Paz-Bolivia.

Recapitulación:

El viernes 10 de octubre discutimos el Capítulo I de El Capital, siendo el expositor el c. Raúl Alarcón.


Recapitulación:

El viernes 10 de octubre discutimos el Capítulo I de El Capital, siendo el expositor el c. Raúl Alarcón.

El expositor consideró pertinente aclarar que la intención no es de un simple repaso de la obra de Carlos Marx, sino que debemos trabajar la obra, dejando claro que cuando se lee El Capital, no se tratan de temas de actualidad y que se proyecta al futuro, sino que es una obra que debe estudiarse también por lo que trae del pasado. Es decir, que tenemos que ver el bulto o el qhep´i que trae consigo El Capital: “se lee El Capital como presente y futuro, más no como pasado”, decía Raúl.

Esta forma de abordaje nos pareció muy provocadora, ya que nos exigió ver los antecedentes del capitalismo superando el “eurocentrismo”, para luego poder comprenderlo. Y si bien, en la sesión anterior ya habíamos visto la “Llamada Acumulación del Capital”, el c. Alarcón propuso que discutamos el llamado “Modo de Producción Asiático”, que Marx lo trabajó en los Grundrisse más no logra profundizarlo.

Acerca de los Grundrisse

Escritos entre 1857 y 1858, los Grundrisse son el primer borrador de la crítica de la economía política de Marx y, por tanto, también el trabajo inicial preparatorio del Capital; contiene numerosas reflexiones sobre temas que Marx no desarrolló en ninguna otra parte de su creación inacabada. ¿Por qué, estos manuscritos de la obra de Marx, continúan provocando más debate que cualquiera otro, a pesar del hecho de que los escribió solamente para resumir los fundamentos de su crítica de la economía política? ¿Cuál es la razón de su persistente interés? Según, Eric Hobsbawm, “los Grundrisse han provocado un impacto internacional tan grande sobre la escena marxista intelectual por dos razones relacionadas. Permanecieron virtualmente no publicados antes de los cincuenta …, conteniendo una masa de reflexiones sobre asuntos que Marx no desarrolló en ninguna otra parte. No fueron parte del largamente dogmatizado corpus del marxismo ortodoxo en el mundo del socialismo soviético, de ahí que el socialismo soviético no pudiera simplemente desecharlos”. ( )

Los Grundrisse contienen análisis y la comprensión, por ejemplo, de la tecnología, que lleva al tratamiento de Marx del capitalismo mas allá del siglo XIX en la era de una sociedad donde la producción no requiere ya mano de obra masiva, de automatización, de potencial de tiempo libre y de las transformaciones de alienación en tales circunstancias. Este es el único texto que va, de alguna manera, más allá de los propios indicios de Marx del futuro comunista en la Ideología Alemana.

Superar el eurocentrismo

Marx analiza la historia de la producción, en una obra inacabada.
sadfff

Una lectura de cómo se llega al modo de producción capitalista, ha consistido en repetir la descripción de que del comunismo se pasa al esclavismo, de éste al feudalismo y de ahí al capitalismo. Visión un poco esquemática que ha sido muchas veces reproducida sin mayor reflexión. ¿Sólo son estos los modos de producción pre capitalistas? ¿Dónde queda el llamado modo de producción asiático? ¿Al margen de lo “asiático”, explica nuestra realidad? En este continente, en Así, África y Oceanía, el desarrollo de los modos de producción pre capitalistas fue el mismo que el de Europa? ¿Subsisten dichos modos de producción pre capitalistas? ¿Qué grados de conflicto se entablan entre estos modos pre capitalistas con el actual capitalismo? ¿Qué modos de producción se dieron y existen en nuestra realidad?

Todas estas preguntas nos llevan a la necesidad de superar el eurocentrismo y el mismo racionalismo. Grecia, que se considera la cuna del mundo occidental lo que hizo fue “catalizar los saberes de oriente”, generándose el eurocentrismo.

El autor Samir Amin, -según- Raúl Alarcón, debe ser nuestro autor de cabecera, ya que define con precisión que el eurocentrismo es la “jibarización del conocimiento”, además de ser –desde el renacimiento- la cultural del capitalismo.

El modo de producción pre capitalista es el qhep´i del capitalismo.

El Capital genera riqueza deformada, mientras que en las sociedades pre capitalistas la riqueza es para el hombre y al servicio del hombre. En las sociedades pre capitalistas la apropiación del excedente no se da por medio de la economía, sino de la ideología, lo religioso y los tributario (superestructura).

En el capitalismo se da el homo economicus, donde el hombre está al servicio de la riqueza, él es para la riqueza.

La mercancía es el hombre objetivizado.

El llamado “Modo de Producción Asiático”

Parece evidente, que muchas personas escriben sobre este modo de producción a partir de generalidades, sin entrar al análisis riguroso del mismo. Como un mal esquema, les presentamos el siguiente resumen que se encuentra en Internet :

La propiedad privada empieza a desarrollarse debido al excelente y desarrollo de una organización. La propiedad comunal de los medios de producción, las relaciones y establecimientos de organización traen como consecuencias operación, distribución equitativa de los productos y del trabajo. Se desarrolla la especialización, se producen alimentos y utensilios para el trabajo, para bienestar materiales propiamente vestido y caza u hogar. Los productores son los mismos habitantes de la comunidad y producen directamente para satisfacer sus necesidades.
En esta comunidad la relación de explotación es comunitaria, trabajan para ellos y los excelentes los manejan al exterior.
En este modo de producción, el florecimiento de la agricultura dependía del uso del agua. Por ello este sistema económico se desarrolla cerca de ríos y lagos. Pero a la vez la irrigación y distribución del agua exigía canales y obras hidráulicas que solo una administración central, el estado, podía lograr acopiando tributos y trabajos de las comunidades.
En este modo de producción, las relaciones sociales en la vida diaria entre los hombres eran igualitarias no solo en el habito del trabajo, sino también en las relaciones entre el hombre y la mujer. El trabajo de la mujer, la función que desempeñaba como productora de la especie, la crianza y el cuidado, eran actividades fundamentales por encima de cualquier otra.
Las características de este modo de producción son así:
- El control del uso de las obras hidráulicas por parte del estado, es la base de la dominación de una elite o casta sobre las comunidades.
- El estado obtiene tributos y trabajos de las comunidades: Hay así una extracción de excedentes en beneficio del primero, que seria una forma de explotación no entre dos hombres en un proceso de trabajo, sino entre dos organizaciones sociales: El estado y la comunidad, en un trabajo territorial y colectivo.
- Al interior de las comunidades no hay intercambio de bienes, tampoco entre una comunidad. El intercambio se da entre la comunidad y el estado: Una ofrece tributos y trabajo y el otro a cambio da el servicio hidráulico.
- El estado, al apropiarse de los excedentes, evitaba que en las comunidades se diera el surgimiento de una elite o grupo que se apropiara de la riqueza interna. Sin embargo, la riqueza absorbida por el estado permite a sus Reyes vivir con gran lujo, junto con su corte de militares, sacerdotes, ingenieros y administradores.
- El poder se ejercía despóticamente: Al arbitrio y gusto del Rey, quien no tenía ningún límite legal o moral. La voluntad del Rey y su familia era norma y ley, se fincaba en el uso de la fuerza y en el terror.