Cátedra Che Guevara Zarate Willka en Oruro

El miércoles 8 de octubre dio comienzo el trabajo de la Cátedra Che Guevara Zarate Willka en la ciudad de Oruro, contándose con la inscripción de personas de diversos sectores sociales, demandando que se trabaje temas de importancia regional como son la discusión de:

¿Autonomía para Oruro?
Contenido y alcances de la Nueva Constitución

La Cátedra funcionará todos los miércoles a partir de las 19:00 p.m. en la Planta Baja del Edificio Santa Teresa, esquina de las calles Presidente Montes y Sucre. Inscripciones abiertas.

El anterior miércoles se expuso el origen, la evolución y las implicancias políticas, administrativas, militares y económicas de las autonomías departamentales. Se analizó el referéndum por autonomías departamentales, la disputa del IDH, el sujeto regional que opera detrás de esta propuesta, así como las bases de existencia del gobierno dual (2006-2008). Finalmente el germen de Estado autonómico separatista (corporativo y fascista) que se incuba y las posibilidades de una negociación con el actual gobierno, respondiéndonos a la pregunta: ¿quién es hegemónico?



32
Este miércoles 22 de octubre se realizó el análisis del Proyecto de Constitución aprobado por el Congreso Nacional, comparándolo con la Nueva Constitución elaborada por la Asamblea Constituyente y la vigente Constitución Política del Estado. Por razones de tiempo, se adjuntará la próxima semana todo este análisis, mientras tanto les enviamos el material de análisis del texto de la Asamblea Constituyente, que contiene los elementos críticos, que ahora han sido reformulados en las negociaciones entre el MAS, PODEMOS, UN y el MNR.

Nueva Constitución Política del Estado aprobada por la Asamblea Constituyente

No podemos aprobar a ojos cerrados el nuevo texto constitucional, debido a que observamos varios artículos que son contrarios al interés del pueblo, las naciones originarias y los trabajadores en su conjunto.

Si el pueblo considera que aprobando la nueva constitución se avanza en el proceso de cambio, ya que este texto implica un reconocimiento a pueblos marginados en la vida política del país, así como ciertos reconocimientos de identidades, especialmente de las indígenas, creemos que eso está bien y es la parte positiva del asunto, pero esto es una UNILATERALIDAD.

Consideramos que así como el gobierno abrió las posibilidades de COMPATIBILIZAR constitución con estatutos, el MAS debería modificar el texto haciendo caso a las observaciones que tienen las organizaciones populares y revolucionarias.

17 modificaciones a la nueva constitución de la Asamblea Constituyente desde los intereses de las naciones originarias, trabajadores y pueblo en general:

La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose,
de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño
ya es demasiado tarde.
Miguel de Cervantes. El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Concretamos se proponen las siguientes modificaciones:

1) Artículo 1.-
Resolver el tema NACIONAL, que se obvia en el texto constitucional. Debe hablarse de la existencia de la NACIÓN BOLIVIANA como realidad imposible de ser ignorada, al tiempo de la existencia de las naciones originarias y pueblos indígenas, de manera que se conforme una multinación.

2) Artículo 1.-
En caso de que no se resuelva el tema de la existencia de la nación boliviana y de las naciones originarias, no PUEDE coexistir el Estado Democrático y Social de Derecho con el Estado Plurinacional, mucho menos cuando este último aparece como apéndice del primero.

3) Artículo 11.-
Debe suprimirse la oración final del parágrafo II i), que dice: “Las asambleas y cabildos tendrán carácter deliberativo”, por ser nefasto a la democracia del pueblo, pues se le quita su carácter eminentemente resolutivo, esencia de la soberanía popular.

4) Artículo 13.-
Si bien se hace una larga lista de derechos que la nueva constitución garantiza y clasifica, aparentemente dicho aspecto positivo es contrariado cuando se introduce en el artículo 13 un CANDADO cuando se dice que los derechos … son “inviolables, universales, interdependientes, indivisibles y PROGRESIVOS.”
El término progresivo condiciona los derechos que inmediatamente se proclaman, inaugurando una nueva forma de condicionarlos de manera descarada. Precisamente, toda la doctrina de los derechos reclama su cumplimiento sin pretexto alguno, siendo una obligación inexcusable del Estado el darles cumplimiento.
Debe suprimirse este término de “progresivo”

5) Artículo 30.-
Si la nueva constitución reconoce los derechos de todos los nacidos en este país, no puede existir “derechos especiales” para un sector mayoritario de la población, como son los pueblos indígenas, ya que esta seria una forma de discriminación positiva innecesaria, que en contrapartida genera una forma de discriminación para aquellos que no son indígenas y más cuando se habla de un Estado ya Plurinacional.

6) Artículo 146.-
Debe suprimirse el Senado, siendo que en este artículo se incrementa a cuatro senadores por Departamento, sin señalar ninguna forma de representación de nación o pueblo indígena en esta Cámara. Además que la forma de distribución de dichos representantes regionales es inviable ya que debería ser –en el mejor de los casos- un número impar.

7) Artículo 147.-
Debe modificarse este artículo en su parágrafo II, indicando que los 121 diputados se eligen SIMULTÁNEAMENTE en circunscripción uninominal y/o especial (indígena), caso contrario no tiene sentido hablar de una representación parlamentaria para los pueblos indígenas, porque en la práctica serían subordinados a las circunscripciones uninominales.

8) Articulo 142.-
Debe modificarse todo el artículo, ya que se introduce un término de contrabando “sociedad civil organizada” cuando en toda la constitución se habla de pueblo, organizaciones indígenas originarias campesinas, etc. Y finalmente, la participación popular NO PUEDE ser una concesión graciosa del Estado.

9) Artículo 170.-
Debe eliminarse por el grave conflicto de poderes entre las Cámaras que se producirá en el futuro. El artículo 170.- que dice:
I. En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días.

10) Artículo 291.- y disposición transitoria sexta.-
Debe anularse la Disposición transitoria sexta ya que pone un candado mediante el cual se entiende que los Territorios Indígenas Originario Campesino sólo serán los equivalentes de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO), cuya consecuencia directa respecto de las autonomías indígenas será que sólo existan estas en tierras bajas, quedando excluidos aymaras y quechuas de tierras altas de esta forma de autonomía. En el artículo 291 debe quedar claro que las autonomías indígenas son para todos los pueblos y naciones originarias SIN EXCEPCIÓN ni candado alguno.

11) Artículo 307.-
Debe modificarse este artículo incluyendo la definición de que la economía social-estatal es la principal forma de propiedad, en un modelo donde pueden existir otras formas de propiedad pero donde se protege los intereses del trabajo frente al capital. Caso contrario, el pluralismo económico es una especie de neoliberalismo disfrazado.

12) Artículo 309.-
Debe regularse la presencia de las empresas transnacionales en la economía nacional, de manera que sean candados explícitos los que permitan su regulación.

13) Artículo 396.-
Debe anularse el mercado de tierras por ser contrario al Artículo 395 parágrafo II y a la cosmovisión de los pueblos indígenas que sostienen a la tierra como sagrada y por lo tanto no objeto mercantil y menos de venta.

14) Artículo 398.-
Se da una definición de latifundio improductivo, de manera que se reconoce implícitamente el latifundio legal, hecho terrible que rechazamos de plano. Tampoco estamos de acuerdo con la opción “A” de 10.000 hectáreas o “B” 5.000 hectáreas para los latifundistas, cuando no se establece la cantidad de tierra para el campesino.

15) Artículo 411.-
Se impone una cantidad de firmas para poder convocar a una nueva Asamblea Constituyente y reformar parcialmente la constitución, de al menos el veinte por ciento del electorado, lo que es un despropósito, si se considera que la constitución propuesta es transitoria y que el pueblo será el protagonista futuro de los cambios que se realicen. En este artículo hay una falta de humildad en los proponentes del nuevo texto, pues lo consideran tan perfecto que ponen mecanismos enormes para su modificación. Debe bajarse ese umbral, e incluso la reforma parcial no puede ser aprobada por referéndum, pues se caería en un referendumditis crónico.

16) Disposición transitoria primera, parágrafo IV y transitoria Cuarta.-
Debe ser eliminada esta disposición transitoria que choca además con la Cuarta, ya que conllevaría el MECANISMO MAYOR DE INVIABILIZACIÓN del proceso de implementación de la nueva constitución, ya que esta disposición pretende hacer funcionar a la primera Asamblea Legislativa Plurinacional como el viejo y actual Congreso Nacional, lo que traería graves consecuencias jurídicas y políticas, referidas a la ilegalidad de las nuevas normas que se aprobarían, así como a la resistencia de la derecha desde las regiones y se pondría en entredicho de manera práctica el Artículo 170.-

17) Disposición transitoria sétima.-
Se debe eliminar esta disposición que introduce cada vez más plazos para la resolución del tema de la eliminación del latifundio. Este es un tema sobre el que ya no hay que dar vueltas ni tener una posición timorata.

Análisis de la Nueva Constitución aprobada por la Asamblea Constituyente

Hacer una campaña irrestricta a favor del nuevo texto constitucional, es un error político. En una oportunidad, de manera muy clara, el compañero Félix Cárdenas dijo que la actual constitución era “un texto Frankeinstein”, hecho con retazos de partes muertas, semi muertas y vivas, así la vieja Constitución Política del Estado contenía partes del viejo derecho colonial español, elementos de las normas napoleónicas, visiones liberales anglosajonas, e incluso toda una modernización jurídica germánica. Ahora, el texto que nos presenta el MAS, mantiene este “espíritu”, con el agravante de haberle adornado con poncho, ojotas y vocabulario femenino.

Ahora bien, en estas páginas tampoco se sugiere hacer campaña por el No. Se trata de buscar alternativas CREATIVAS, fundamentalmente ideológicas y políticas que nos permitan acumular fuerzas, aclarando a la población las trampas de la propuesta del MAS y el engaño de la nueva Constitución, pero mostrando también las oportunidades que se abren y que debemos ser capaces de aprovechar mediante el trabajo político. Como dice el compañero Manuel Morales, esta es una constitución que nos invita a la acción, más que ha realizar campaña por el SI o por el NO. Este es un texto ideal para poner en marcha los micropoderes, pero también para desplegar la campaña educativa-programática más importante de los últimos tiempos.

En todo caso, el tiempo está a favor nuestro, ya que el referéndum constitucional, probablemente se realice a fin de año o el 2009, de manera que podremos difundir y amplificar nuestro análisis y nuestra propuesta, siendo para ello imprescindible conocer a profundidad las instituciones y procedimientos que mantiene el nuevo texto así como los cambios que se pueden dar en lo inmediato, mediato y largo plazo.

1. Una visión “insurgente” de la nueva constitución del MAS

De manera curiosa, lanzan elogios a la nueva constitución el Departamento de Estado de yanquilandia, Inzulza de la OEA, los representantes diplomáticos de Europa; o se hacen diatribas a la legalidad de la misma (Media Luna), presentándose muy pocas críticas (salvo el tema de las autonomías) a los temas de fondo que contiene dicha norma.

Los constituyentes del MAS se han dado a la tarea de “socializar” el nuevo texto, pero lo hacen de una manera tan pobre y vulgar, que reparten los textos a la gente en medio de una explicación de tipo proselitista, señalando que la nueva constitución es “incluyente”, que termina con la discriminación y crea “un nuevo Estado”. Para ello, mencionan el rosario de derechos proclamados en el nuevo texto (que es una de las pocas partes positivas) sin señalar las partes oscuras y escondidas del texto. La campaña de socialización, es a todas luces, un juego donde se explica las virtudes del texto a los sectores que son parte del MAS o lo apoyan militantemente.

No se difunde el texto a los otros sectores sociales, sobre todo a las clases medias urbanas y grupos organizados (intelectuales, profesionales, universidades, gremios y otros), a esos sectores que utilizando la crítica pueden responder y a los que deben persuadírseles. Y la verdad es que este “es un texto que convence sólo a aquellos que desean ser convencidos”.

De nuestra parte, anunciamos que la propuesta de Constitución merece una “lectura crítica”, debido a que la misma conlleva las siguientes consecuencias políticas:
a

2. Metodología usada

Es importante señalar el procedimiento utilizado de manera que quede claro, que la lectura que se hizo no fue “espontánea” y simple, como a veces acostumbran a realizar incluso las personas que tienen una formación en las llamadas “ciencias jurídicas”.

Se hizo una lectura intencional, de exploración de los conceptos empleados así como de los significados y consecuencias sobre lo que se regula o norma. En cada artículo leído se debe uno preguntar:

i. ¿para quién se legisla?
ii. ¿cuál es la intención y el resultado final de lo que se regula?
iii. ¿qué se cambia?
iv. ¿qué se consolida?
v. ¿qué se cierra?

Nosotros utilizamos y recomendamos el siguiente procedimiento:

a. Leer varias veces el texto, de principio a fin, pero luego realizar lecturas por temas específicos, por ejemplo, el referido a participación y control social (artículo 242 y 243), el artículo 398 sobre el que se irá al referéndum dirimidor, etc.

b. Comparar lo que dice el viejo texto con relación al nuevo texto propuesto. Por ejemplo, el tema del Congreso o Poder Legislativo y compararlo con lo que se dice ahora en lo referente a la Asamblea Legislativa Plurinacional, o el primer artículo de ambas constituciones.

c. Contrastar lo que se dice en una parte y se complementa o contradice en otra parte del nuevo texto. Por ejemplo, el artículo 11.- y el 295.-; los artículos 6.-, 10.- y 247.-

d. Buscar candados. Los candados son redacciones que condicionan, reducen o postergan ciertas decisiones haciendo de ellas una mera “declaración” o enunciado lírico. Por ejemplo, en el tema de la tierra, se deberá leer todos los artículos sobre este tema, considerar el 398 y luego ver el candado que se le pone en la disposición transitoria séptima. O también se puede analizar el tema de las tan mentadas autonomías indígenas, comparando el artículo 294 con la disposición transitoria sexta, candado mediante el cual se niega a los pueblos y naciones originarias aymaras y quechuas el acceso a estas formas de autonomía.

e. Encontrar los enunciados colonialistas constitucionales. Esta tarea se emprende cuando uno ya ha develado la naturaleza del texto, la relación sujeto-norma y el contexto donde se entabla la relación dominante-colonizado. Por ejemplo el artículo 2.-, es aleccionador, como el Estado “garantiza” la “libre determinación” de pueblos con dominio territorial ancestral y anterior a la existencia de ese mismo Estado.

f. Hay que “separar la paja del trigo”. En el transcurso del texto se encuentran temas duplicados, redacciones reiterativas, superfluas y otras, que tienen como propósito enredar al lector, confundirlo y ponerle un ropaje aparentemente profundo y transformador. Por ejemplo el artículo 3.-.

3. Caracterización del nuevo texto

Cuando uno ya tiene un criterio sobre la nueva constitución, puede caracterizarlo o darle una definición particular que refleje su composición. En este caso, una caracterización es una valoración del texto, resaltando sus elementos primordiales.

De acuerdo a nuestro punto de vista:

i. por su contenido, es una constitución liberal;
ii. por su forma es gatopardista;
iii. por su aplicación es coyunturalista;
iv. por los efectos de sus candados es contraria al proceso abierto en octubre del 2003.

4. El viejo parlamento se recicla

Para todas las organizaciones y personas de buena fe, que creyeron que el MAS iba a eliminar el Senado (haciendo caso a una especie de clamor popular generalizado sobre el particular) o por lo menos iba a modificar el parlamento, creando una verdadera redistribución de la participación y representación popular, conocer la composición de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Artículos del 146 al 165.-) debe ser francamente decepcionante.

4.1 El “nuevo senado”

Artículo 146
La Asamblea Legislativa Plurinacional está compuesta por dos cámaras, la Cámara de Diputados y la Cámara de Representantes Departamentales, y es la única con facultad de aprobar y sancionar leyes en el territorio boliviano.
Artículo 147
I. Los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional se elegirán por sufragio universal.
II. La Cámara de Diputados estará conformada por 121 miembros elegidas y elegidos con base en criterios territoriales y poblacionales, en circunscripciones uninominales.
Los escaños se asignarán a través de un sistema de mayoría relativa.
III. La Cámara de Representantes Departamentales estará conformada por cuatro representantes por departamento, elegidas y elegidos por circunscripción plurinominal departamental, asignadas y asignados mediante sistema de representación proporcional.

Políticamente se beneficia mayoritariamente a las fuerzas de derecha al relegitimar esta institución del viejo Estado, la cual en su arquitectura sólo ha sufrido un pequeño barniz:
b

El mapa político de Bolivia, desde las elecciones de 1979 hasta la del 2005, muestra un comportamiento muy particular: la población progresista, de izquierda, se encuentra concentrada en la región occidental del país, con un voto “duro” concentrado en el altiplano y valles andinos, mientras que la votación conservadora, de derecha, se encuentra dispersa en una extensión geográfica muy amplia, que cubre el norte, oriente y sur del país. De esta manera, SIEMPRE (y es bueno ponerlo en mayúsculas) la derecha ha ganado una mayor presencia numérica en el Senado. Ahora, con la formula de incrementar la Cámara de Senadores de 27 a 36 representantes, lo único que se ha hecho es darle más presencia a las fuerzas políticas derechistas y que asumirán la representación de los grupos empresariales y latifundistas. ¿A qué está jugando el MAS? Sabemos la respuesta: a reorganizar la representación política de los grupos derechistas, como lo hizo el MNR desde el año 1952, pero ahora, bajo la consigna de vitalizar el ¡¡¡capitalismo andino!!!

Como análisis hagamos un pequeño ejercicio de proyección de la conformación del nuevo senado (representantes departamentales) tomando en cuenta la votación de las últimas elecciones del 2005, donde el MAS saco el 54%:

Existen varias posibilidades de distribución de 4 escaños en el nuevo senado. Dos no son viables, es decir, la formula de dar 2 representaciones al que obtiene mayoría y 2 al que obtiene la minoría, no tiene consistencia. Tampoco es coherente el dar a 1 senador a cada una de cuatro fuerzas que participen en el proceso electoral. Necesariamente, se tendría que proceder a otorgar a la mayoría 3 senadores y 1 a la minoría, o dar 2 senadores a la primera fuerza, 1 a la segunda y 1 a la tercera. Si el MAS repitiera la votación del 54%, en el caso de que se de 3 senadores a la mayoría podría obtener el 53% del nuevo senado. Sin embargo, esta fórmula (3-1) es demasiado desproporcional, y seguramente no se la tomará en cuenta debido a que en una elección pueden participar más de dos frentes o siglas políticas. En todo caso, de aplicarse el reparto de los 4 senadores, dándole 2 a la mayoría, 1 a la segunda y 1 a la tercera fuerza, con el 54% de la votación se disminuiría la representación del MAS en el senado del actual 48% al 39%.
c

Estamos convencidos, que el nuevo senado, ratificado como tal, aunque se le cambie el nombre, es una concesión a la derecha corporativa. Es el resultado de los pactos impulsados por la Vicepresidencia en la llamada Suprapartidaria.

Por estos motivos no debe extrañarnos el artículo 170.- que dice:

Artículo 170
I. En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días.

Se crea una nueva línea de sucesión, consistente con la entrega del senado a las fuerzas de la derecha:
d

4.2 ¿Circunscripciones especiales indígenas?

Artículo 148
I. La distribución del número de circunscripciones uninominales, así como la delimitación territorial de éstas, será determinada por la ley, que tendrá en cuenta el número de habitantes establecido en el último censo estatal, con base en los criterios de extensión territorial, continuidad geográfica y afinidad cultural.
II. En la elección de asambleístas se garantizará la igual participación de hombres y mujeres.
Artículo 149
I. En la elección de asambleístas se garantizará la participación proporcional de las naciones y pueblos indígena originario campesinos.
II. La ley determinará las circunscripciones especiales indígena originario campesinas, donde no deberán ser considerados como criterios condicionales la densidad poblacional, los límites departamentales ni la continuidad geográfica.

Si bien lo del nuevo senado genera cierta perplejidad, esta es mayor en el tema diputados, especialmente en lo referido a si existirá o no representantes de las naciones y pueblos indígenas en el mismo, la redacción propuesta genera completa incertidumbre.

La impresión que tenemos es que no habrá representantes directos de los pueblos indígenas en el llamado parlamento plurinacional. Cuando se habla de la elección de los 121 diputados, se señala que se hará por circunscripción uninominal y no se dice cuantos ni donde serán por circunscripción especial indígena. Cabe aclarar que en todas partes donde hay elecciones de representantes por circunscripciones “especiales” se lo hace como un mecanismo de participación de minorías nacionales, es decir, esta forma de elección no podría aplicarse para aymaras y quechuas, que no son minorías nacionales.
e

Imaginemos, de acuerdo a la propuesta ¿cuál podría ser una circunscripción especial indígena típica? Respuesta: la circunscripción guaraní (más de cien mil personas), takana (siete mil aproximadamente), moseten (mil quinientos) y yurakaré (dos mil ochocientos). Los takana y mosetenes de La Paz, podrían ser parte de circunscripciones con sus similares de Beni, teniendo cada uno de ellos por lo menos un representante respectivamente por su baja densidad poblacional. En el caso guaraní, de igual manera (entre Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca). Cada diputado indígena a ¿qué departamento pertenecería?

Ahora bien, las circunscripciones especiales indígenas chocaran con la representación departamental (senadores) por el tema de los límites departamentales.

¿De los 121 diputados cuántos serán representantes indígenas directos? Nosotros creemos, tal como están redactadas las cosas, que ninguno. Si habrá indígenas y originarios en el nuevo parlamento, pero serán elegidos como candidatos en circunscripciones uninominales.

Las circunscripciones especiales indígenas son un postulado demagógico, que posteriormente será anulado o normado posteriormente “por la ley” como dice el texto de constitución. En la nueva ley electoral (primero mediante un régimen electoral provisional) se pondrán candados a las circunscripciones especiales indígenas, por ser estas un verdadero problema para el MAS y el llamado estado Plurinacional, que en su ente principal, no reflejará precisamente la diversidad de naciones originarias que tiene el país.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera
I. El Congreso Nacional, en el plazo máximo de sesenta días desde la promulgación de la Constitución, aprobará de manera excepcional, por única vez y por mayoría absoluta, el régimen electoral provisional necesario para la elección de los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional y de la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado. La elección tendrá lugar en un máximo de ciento veinte días desde la aprobación del régimen electoral provisional.

4.3 ¿Habrá de verdad Asamblea Legislativa Plurinacional?

Ayuda a configurar el cuadro general del Órgano legislativo, la lectura del cuarto parágrafo de la primera disposición transitoria de la Constitución del MAS, que dice a la letra:

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera
IV. El número total de asambleístas elegidas y elegidos por departamento en la primera elección de la Asamblea Legislativa Plurinacional será el mismo que en el Congreso Nacional cesante.

Es decir, que el proximo legislativo será el actual y no el “Plurinacional”.

Es decir, seguira vigente cinco años más el viejo Senado y la vieja Cámara de Diputados.

Es decir, no habrá circunscripciones especiales indígenas en por lo menos los proximos seis años.

Esto es el gatopardismo: cambiarlo todo, para en realidad, no cambiar nada.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Segunda
I. La Asamblea Legislativa Plurinacional sancionará, en el plazo máximo de ciento ochenta días a partir de su instalación, la Ley del Consejo Plurinacional Electoral, la Ley del Régimen Electoral, la Ley del Órgano Judicial, la Ley del Tribunal Constitucional Plurinacional y la Ley Marco de Autonomías y Descentralización.

Cuarta
Durante el primer mandato de la Asamblea Legislativa Plurinacional se aprobarán las leyes necesarias para el desarrollo de las disposiciones constitucionales.

Todo esto nos lleva a la siguiente reflexión: ¿porqué habrá un nuevo Estado, con un Órgano Legislativo viejo en su interior? ¿qué efectos legales tendrá la aprobación de nuevas leyes fundamentales (electoral, judicial, autonomías y descentralizción) a nombre de una nueva Asamblea Legisltiva Plurinacional, cuando en la práctica se sigue siendo Congreso Nacional? Todo esto no tiende a inviabilizar lo nuevo que se haga, pues razones de impugnación (inconstitucionalidad) habrían de sobra?

5. Posición sobre el artículo 398, dirimidor de dos opciones

La población comprometida con el cambio puede preguntarse: ¿Por qué se ha redactado el artículo 398 de tal forma que se legaliza constitucionalmente el latifundio en Bolivia?

¿No es mejor la vieja constitución donde se prohíbe el latifundio sin estas ambigüedades?: “Artículo 167º. El Estado no reconoce el latifundio. Se garantiza la existencia de las propiedades comunarias, cooperativas y privadas. La Ley fijará sus formas y regulará sus transformaciones.” (Actual C.P.E.).

¿Cómo puede prohibirse el latifundio y darles de regalo 5.000 o 10.000 hectáreas? ¿Cuántos comunarios, campesinos del Chaco, los Valles, los Yungas, el Altiplano tienen acceso a 5.000 hectáreas de propiedad individual sobre la tierra?

¿Cómo se puede dar una definición constitucional de latifundio, que abre el resquicio de que la gran propiedad de la tierra que sea productiva es legal? Cuando sabemos que es muy fácil demostrar la función económica social, presentando contratos de trabajo de peones y jornaleros, evidenciando certificados de vacunas chutos de ganado que supuestamente estaría en dichas propiedades, etc.

¿La Asamblea Constituyente…
una victoria o un fracaso?

Al final del presente balance se debe contar con los elementos suficientes para poder afirmar si la Asamblea fue un triunfo o fue un fracaso, desde la perspectiva de las fuerzas que apostamos a un cambio estructural de este sistema.

Desde nuestro punto de vista, por el proceso constituyente llevado bajo los cánones derivados, por las partes claves del contenido del texto final y por el tiempo que transcurre sin que dicho esfuerzo pueda ser legalizado como nueva constitución, llegamos a la conclusión de que la Asamblea Constituyente ha sido un fracaso. Veamos los argumentos de esta afirmación.

Construcción de la situación hegemónica

Uno de los aspectos que no podemos dejar de mencionar, es la relación que tiene la Asamblea Constituyente y su producto (el nuevo texto) con la posibilidad de generar hegemonía, especialmente aquella que hace referencia a “la hegemonía exitosa” es decir a la creación de una voluntad colectiva “Nacional Popular”. ( )

Con la Asamblea Constituyente si se podía crear una situación exitosa de hegemonía, al refundarse el marco institucional del Estado, donde la cuestión multinacional redefina el contenido popular y originario de lo nacional, es decir, pasar de la situación actual de un Estado-nación colonial, monocultural y excluyente a un proceso nacionalitario de construcción multinacional de Bolivia, incorporando la enorme potencialidad de la lucha autodeterminativa de las naciones originarias, así como del proyecto socialista de la clase obrera y de los trabajadores en general.

Empero, toda esta posibilidad quedo frustrada.

Sobre el tema nacional y la posibilidad de pasar del viejo Estado-nación a la comunidad de naciones u otra forma de organización intermedia, como lo pude ser el Estado plurinacional del MAS, se puede discutir mucho, sin embargo, la posibilidad de construcción hegemónica pasaba por incorporar -en forma categórica- el tema de una nueva división política y administrativa del país, así como la organización de un nuevo sistema político y de gobierno con participación directa de los sectores excluidos del poder político. Toda esta posibilidad el MAS la desecho por decisión propia y por un errado cálculo político.

En cuanto a las diferencias entre multinacional y plurinacional, adjuntamos una monografía que nos aclara conceptos y propuestas al final de esta Gaceta, trabajo realizado por Mario Machicado, asambleísta de CN-Patria Insurgente.

Volviendo al tema de la construcción hegemónica mediante la resolución de la cuestión nacional-popular, el MAS fue matando su propia propuesta de “Estado-Plurinacional”. Para algunas personas que no tuvieron la posibilidad de hacer un seguimiento al trabajo interno de la Asamblea, les ofrecemos el siguiente esquema de modificaciones que hizo el MAS a su propia propuesta.

En términos sintéticos, el MAS proponía un Estado Plurinacional, con control social (organizado como cuarto poder), con participación directa del pueblo en el sistema político, con una nueva forma de representación política plural, con un legislativo unicamaral, reversión del latifundio, recuperación de tierras territorios y recursos naturales para los pueblos indígenas, garantizando autonomías y justicia comunitaria. Algunas cosas más, pero de fondo esta era la propuesta del MAS y sus organizaciones sociales.

En el proceso sucedió lo siguiente:
f

El MAS introduce modificaciones a su propia propuesta para obtener un texto hibrido, que no le ha permitido ni construir un instrumento de hegemonía, ni recibir el apoyo de los partidos de derecha para aprobar su texto por 2/3 en Sucre y luego en Oruro. El hecho de que hubiera mandado al referéndum dirimitorio el artículo 398 a) y 398 b) confirma esta ridícula situación en la que ha terminado la Asamblea y la conducción masista.

Al final el texto del MAS:

1. Abraza el Estado social democrático y de derecho;
2. Le pone candados a la llamada autonomía indígena (sólo para comunidades con tierras comunitarias de origen TSO, quedando excluidos de facto los aymaras y quechuas que hacen a la mayoría nacional poblacional), que limita al extremo la misma autodeterminación de las naciones originarias;
3. Impide que el pueblo -a través de las comunidades- sean las dueñas del territorio y los recursos naturales;
4. Legaliza el latifundio, les otorga tierras legales, no revierte nada y abre un proceso a largo plazo de revisión de dotación de tierras (ver disposiciones transitorias “séptima” del texto de constitución del MAS);
5. Mata las formas de democracia popular e indígena, privilegiando sólo las formas liberales;
6. Revierte su legislativo unicamaral y no sólo que consolida la existencia del nefasto senado, sino que le regala un cuarto senador al sistema de representación política por departamentos, mientras que niega toda forma de nueva organización estatal para las naciones y pueblos originarios;
7. Introduce el concepto ambiguo de “sociedad civil organizada” como sujeto de la participación y control social, dejando de lado su perorata continua y permanente en torno al protagonismo de los “originarios, indígenas, campesinos, afros y comunidades interculturales”.

Pero aquí no queda todo hay más:

El pluralismo económico y la política de “socios pero no patrones” se hacen trizas con el estallido de las dinamitas de los cooperativistas en Potosí

En la última sesión de la Cátedra, se puso énfasis en el análisis del tema económico, sin perder de vista los acontecimientos que se dieron el anterior día en la ciudad de Potosí, cuando cooperativistas mineros entraron al centro de la ciudad, tomaron la Prefectura y procedieron a quemar las oficinas del Servicio de Impuestos. Días antes, el Vicepresidente Álvaro García había aparecido en la televisión explicitando las bondades de su proyecto económico.

Todos estos aspectos tienen relación entre sí.

En primer lugar, este ataque de los cooperativistas, que fueron socios de verdad del MAS en la campaña electoral y formaron parte orgánica del equipo ministerial, bancada de parlamentarios y asambleístas del partido en función de gobierno, demuestra el quiebre del llamado PLURALISMO ECONÓMICO que implementa el gobierno y que se encuentra incorporado en el nuevo texto constitucional. Los cooperativistas no están de acuerdo ni siquiera con tributar al Estado, más luego ¿cómo pueden ser un aliado estratégico?

El gobierno asume la idea falsa de que existe un nuevo concepto o categoría económica: “pluralismo económico” consistente en una coexistencia armónica de varias formas de propiedad: privada, estatal, cooperativa y social comunitaria, en igualdad de condiciones y oportunidades. Dentro de este contexto se lleva adelante la política de “socios pero no patrones”. Sin embargo, esto es una mera ficción, porque en toda sociedad, alianza estratégica o como quiera que se le denomine, alguien -de entre los socios- es quien toma las decisiones y se beneficia al tener el control de la sociedad. En otras palabras, esa frase abría que traducirla a la siguiente formula: “socios pero bajo nuestra dirección”, o “socios pero bajo la dirección de los ex patrones”, no hay términos medios posibles, y esto no sólo lo saben los políticos, sino los agentes económicos más sencillos, como pueden ser los comerciantes, los taxistas y cualquiera que trabaja.

En la constitución del MAS, al hablarse de economía plural y no definirse el papel estratégico, dirigente y principal del Estado se cae en una ambigüedad sin parangón en la tradición económica constitucional. Incluso la actual Constitución Política del Estado, pone límites al capital y se propone proteger activamente al trabajo. Entre trabajo y capital no puede haber una relación horizontal, armónica y democrática. O el capital se impone, bajo la forma más democrática posible, o el trabajo se impone y limita al capital al grado de empujarlo a su eliminación (también bajo la “forma más democrática posible”).

En todo caso, la política de “socios pero no patrones” está rota en los hechos por los cooperativistas y las mismas empresas transnacionales, estas últimas, que siendo las dominantes en las relaciones contractuales establecidas con el Estado en el sector de los hidrocarburos han manejado el sector de acuerdo a sus intereses, al grado de hacer fracasar el negocio simple de exportación de gas a la Argentina, en volúmenes y tiempos pactados anteriormente. Por ello, el gobierno se vio en la necesidad desesperada de comprar las acciones de Chaco, Andina y Transredes para así por lo menos controlar las refinerías y los ductos. Hoy en día, YPFB no produce ni un solo pozo petrolífero en Bolivia, y mucho menos, industrializa una sola molécula de gas, de manera que su nacionalización y su modelo económico hacen agua.

En el caso de la última propuesta del Vicepresidente, de que existiría una alianza entre el Estado y los micro y pequeños empresarios que les permitiría controlar significativamente el Producto Interno Bruto (PIB), esta propuesta cae por su peso, porque el PIB no es una categoría que mida el grado de articulación de una economía mixta, que en la realidad no existe, sino es un indicador general de lo producido entre todos. En todo caso, se debería precisar, cuánto del PIB beneficia de manera directa a los empresarios y transnacionales y cuánto de lo producido va realmente al Estado, y de él cuánto va al gobierno, porque debe recordarse que los Prefectos de oposición, también administran una parte importante de dichos recursos.

En la actualidad tenemos una economía “idiota”, donde el Estado tímidamente ha recuperado algunas empresas, pero donde el capital sigue mandando. Lo idiota se encuentra en la actitud del gobierno que sigue pensando que por esta vía creará un nuevo modelo de economía plural.

Balance final

Otros temas acerca de la Asamblea y el texto propuesto se encuentran entre los materiales del presente módulo, de manera que no vale la pena reiterarlos.

Cabe señalar, que el análisis efectuado nos permite deshacer un mito que se tejió en la Asamblea Constituyente consistente en la siguiente afirmación: “no puede haber una constitución revolucionaria, porque no hay revolución alguna que tengamos que reflejar. Y si quieren una constitución revolucionaria… hagan pues la revolución”. El análisis de los candados constitucionales nos permite afirmar que el MAS y las fuerzas de izquierda en la Asamblea hubiéramos podido redactar la constitución más liberal posible, pero, en la medida en que hubiéramos puesto candados a dicho liberalismo hubiéramos dado paso a un texto que generé la profundización del proceso. Entonces, en los hechos se podía haber escrito una constitución algo ambigua, pero significativamente transformadora. El MAS hizo lo contrario, redacto un incordio y le puso los candados al lado izquierdo y hacia abajo, de manera que esta constitución no llegaría a abrir el proceso, sino a clausurarlo.

Al final, surgió la siguiente pregunta: ¿Qué hacer?, se puede pensar en comparar la nueva constitución con la vigente y establecer cuál conviene de verdad al pueblo? ¿Merece ser apoyada la constitución del MAS sabiendo los incordios que lleva dentro? ¿Qué consecuencias políticas tendrá una compatibilización entre constitución del MAS y Estatutos Autonómicos de los 4 Departamentos de la Media Luna?…

Las respuestas las tiene usted compañera, compañero, hermano, hermana…