Méndigo gobierno

04.Feb.21    Nacional
   

Méndigo gobierno

Arrogarse logros ajenos es por demás despreciable y al Sr. Arce Catacora no lo despeinan, ni sonrojan las ráfagas de críticas que apuntan a su cinismo y total desvergüenza con la que actúa frente a la crisis sanitaria que desgarra a los bolivianos.


Méndigo gobierno

 

Arrogarse logros ajenos es por demás despreciable y al Sr. Arce Catacora no lo despeinan, ni sonrojan las ráfagas de críticas que apuntan a su cinismo y total desvergüenza con la que actúa frente a la crisis sanitaria que desgarra a los bolivianos.

 

Culpar a la gestión de la Sra. Jeanine Añez de la actual crisis económica, cuando sabemos que durante casi 14 años el gobierno corrupto de Evo Morales simplemente saqueó nuestros recursos naturales y jamás intentó, mínimamente, crear las bases para la industrialización en el País de algunas áreas estratégicas (tan solo se conformaron con la producción a gran escala de Coca y cocaína) y vivimos una falsa bonanza gracias a los precios internacionales establecidos para los hidrocarburos, que se cesaron también al unísono con el descontento ciudadano que se opuso tenazmente al fraude electoral desenmascarando al masismo y los obligó a huir del País. Miente al no hacer referencia que la crisis económica es a nivel mundial y que se agrava con el desastre causado por la pandemia; y continúa engañando cuando hace referencia a la crisis sanitaria y no admite la incapacidad para afrontarla, acusando al gobierno anterior de la actual situación sin importarle que nadie le crea una sola palabra; porque es muy sabido que malgastaron los recursos dando prioridad a frivolidades (canchas deportivas, aeropuertos, viajes, etc.) sin pretender en algún momento destinar estos recursos para Salud y Educación que ahora nos cobran factura, sin que los bolivianos de a pie sean directos responsables.

 

Si pensamos increpar algo a la gestión pasada, es que Jeanine Añez se creyó presidenciable y por mostrarse “demócrata” no terminó de dar la estocada final al masismo en desbandada; pero acusarlos de todas nuestras desgracias no corresponde, que ambiciones personales hubieran desvirtuado una administración improvisada no los hace responsables de la crisis económica y sanitaria, ellos heredaron un país en bancarrota por la corrompida y mala gestión del MAS en 14 años, la cual el Sr. Arce intenta justificar por su mal y mediocre papel como ex - ministro de economía.

 

Hemos tenido que soportar el descaro del actual presidente que muestra como logros suyos y de su gestión el hecho de que llegarán a Bolivia un número aproximado al millón de vacunas en calidad de donación, 92.430 dosis de Pfizer y 900.000 dosis de AstraZeneca, gracias a que ya habían gestionado mediante la encargada de Negocios en Inglaterra, la Sra. María José Oomen, cuando nos adherimos al llamado “Mecanismo” Covax Facility, destinado a proveer de las mismas a los países más pobres del continente (concretamente el 03 de julio del 2020) y entre los cuales sobresale Bolivia por sus bajos ingresos, dejando al descubierto la falsedad de la estabilidad económica y el crecimiento del que siempre hablaron, nada es dice Arce Catacora que sigue con su mentira, porque su administración no consiguió nada y tampoco gestionó nada, incluso ya se había avanzado respecto a la vacuna Sputnik V ese mismo año.

 

Ahora tenemos a las puertas un nuevo conflicto, pese a que el gobierno retrocedió creyendo parar a tiempo el inicio de los conflictos que se avecinan, prometiendo cambiar tres artículos que estaban destinados a garantizar estabilidad política al nuevo gobierno masista mediante la implementación de una nueva “Ley de Emergencia Sanitaria”, que con su rodillo parlamentario, inconsultamente pretendía penar el derecho a la protesta de los médicos en contra de ésta mala gestión que no tiene claro, ni voluntad política para enfrentar la pandemia. También se cuestiona la contratación de profesionales extranjeros y aquellos que realizaron sus estudios de medicina fuera del País, a los cuales querían favorecer sin cumplir una serie de exigencias que se contemplan para el ejercicio de la profesión con excelencia a todos los profesionales bolivianos.

 

Necesariamente debemos hacer referencia al pasado inmediato y recordar que fue cabalmente el sector Médico organizado, quien se convirtió en la punta de lanza y encabezaron la resistencia contra el gobierno de Evo Morales; realizaron un paro en Salud que duró más de un mes y lograron concientizar a la ciudadanía sobre la cruda realidad del Sistema de Salud que impedía asumir los retos más simples como ser la prevención y solución de cuadros clínicos tan comunes que aqueja a nuestra población desamparada por el Estado que malgasto recursos en áreas que no merecían tales inversiones.

 

Tal cual pasó en aquel momento, cuando el rodillo aprobó una ley sin consultar a los que sí sabían y fue derrotado, hoy en día pasa lo mismo, ante la amenaza de un nuevo paro Médico, el gobierno queriendo anticiparse retrocedió, podemos decir que febrero del 2021 marca la primer derrota al masismo, que su mayoría parlamentaria no tiene ninguna importancia si hay decisión de enfrentarlo, que el sector de la Salud a la cabeza de los Médicos nuevamente asume el papel de punta de lanza en esta lucha que no termina, porque quedaron pendientes la consolidación de los logros alcanzados gracias a las históricas movilizaciones que permitieron la caída del Tirano, porque la RESISTENCIA continúa.

 

Julio Sebastián Acasigue Parada

 

CI 2991221 SC