La eterna crisis sanitaria en Bolivia

18.Jun.20    Covid-19
   

La eterna crisis sanitaria en Bolivia

El “Coronavirus” como un elemento que cruelmente escarba las deficiencias y las saca a flote sin tapujos nos muestra la verdadera crisis sanitaria que nos agobia, es tan real que las mismas autoridades y profesionales del ramo solo atinan a reconocer la incapacidad en la que nos encontramos; incluso el ciudadano de a pie que antes no consideraba el problema como serio por desinformación malintencionada hoy pide ayuda, empero, así también queda todavía la terquedad ignorante y militante que debe sufrir aún los embates y el dolor que provoca la muerte cercana, porque llegará a todos en algún momento, cuando cada boliviano tenga un familiar contagiado o muerto por éste virus que se ensaña con todos y sin piedad con los más brutos, los pobres que fácilmente son manipulados por sus dirigentes que se las charlan con “cuentos chinos”, los desnutridos y mal alimentados de las barriadas y el área rural, aquellos que no tienen agua potable ni alcantarillado, las victimas de siempre, los que quieren elecciones…


La eterna crisis sanitaria en Bolivia

 

El “Coronavirus” como un elemento que cruelmente escarba las deficiencias y las saca a flote sin tapujos nos muestra la verdadera crisis sanitaria que nos agobia, es tan real que las mismas autoridades y profesionales del ramo solo atinan a reconocer la incapacidad en la que nos encontramos; incluso el ciudadano de a pie que antes no consideraba el problema como serio por desinformación malintencionada hoy pide ayuda, empero, así también queda todavía la terquedad ignorante y militante que debe sufrir aún los embates y el dolor que provoca la muerte cercana, porque llegará a todos en algún momento, cuando cada boliviano tenga un familiar contagiado o muerto por éste virus que se ensaña con todos y sin piedad con los más brutos, los pobres que fácilmente son manipulados por sus dirigentes que se las charlan con “cuentos chinos”, los desnutridos y mal alimentados de las barriadas y el área rural, aquellos que no tienen agua potable ni alcantarillado, las victimas de siempre, los que quieren elecciones…

El Sistema de Salud en Bolivia sobrevive en crisis y es incapaz de solucionar las más simples enfermedades que bien se pueden prevenir, dolencias cotidianas de nuestra población; resulta más complicado esperar que lleguen a superar la Pandemia del COVID 19, aquella que los países desarrollados con todo su dinero y poderío, dueños de las mejores universidades y facultades de medicina, con los mejores sistemas de salud y tecnología de punta no logran nada hasta la fecha; quiere decir que estamos enfrentando a una situación gravísima, porque además de buena voluntad condiciones materiales no existen, como jamás existieron políticas de Estado destinadas a favorecer y fortalecer un Sistema de Salud tan precario como el nuestro; qué podemos esperar si se construían canchas de futbol, se invertía en grandes encuentros deportivos, aeropuertos en lugares que jamás se realizó un solo vuelo, viajes insulsos para el presidente, etc. y muchas otras inversiones que no se justifican al no estar en las áreas estratégicas como ser la Salud y la Educación. Superar el Coronavirus pasa por la Vacuna que no terminan de probar en humanos, sin duda llegará el momento, pero que sea administrada en nuestra población Latina todavía tardará, porque primero se aseguran las potencias económicas, como los europeos que ya tienen reservadas para entonces mucho más de tres cientos millones de unidades para su gente, al igual que los norteamericanos que también administraran a su gente blanca y luego a los otros migrantes legales; nosotros desde México hasta Tierra del Fuego seguiremos llorando a nuestros muertos, porque dicho esta que “sudacas y africanos siempre serán los últimos”.

Como si fuera un mal chiste, debemos apuntar –además- que las autoridades de Salud en Bolivia son nombradas a dedo por quienes detentan el poder y deben pagar favores políticos; un solo ejemplo sobra, no es requisito tener capacidad y experiencia en el área para ser director del SEDES LA PAZ, incluso cabe recordar una mala anécdota de cuando, esta máxima instancia destituyó a una profesional especialista en Salud Pública y en su lugar colocó a un ex dirigente sindical como Director de la Asistencia Pública quien fungió como tal durante casi un año, por supuesto, cuando EVO era presidente y nadie dijo nada; solo en Bolivia se pueden dar estos casos. Aun así, existe la posibilidad de frenar semejantes aberraciones, de superar ésta realidad que nos atropella diariamente y la propuesta pasa por asumir el reto de terminar el manoseo político ya mismo, deben manifestarse ahora los Colegios Médicos, los SIRMES y todos los profesionales en Salud exigiendo que la designación de cargos para los SEDES en cada Departamento sea mediante CONCURSO de MERITOS y EXAMEN de COMPETENCIA tal como se exige a cualquier profesional que aspira a un cargo y que tiene vocación de servicio, solo así terminaremos con el negociado de los Items, la corrupción permanente, el favoritismo y la prebenda…

Mientras socializamos la única salida viable, se hace urgente exigir el fortalecimiento mediante el desembolso de recursos económicos para el Área de Salud, o acaso el 10% del presupuesto para el sector solo fue parte del discurso? También urge establecer centros de aislamiento para contagiados por el Covid 19, contratación de más profesionales y creación de nuevos Items para Salud, dotación inmediata de indumentaria y todo lo relacionado con bioseguridad para Médic@s, Enfermer@s, Administrativ@s y trabajador@s Manuales, porque todos corremos el mismo riesgo de ser contagiados en cualquier momento. En todo caso, la crisis del Sistema de Salud debe ser una motivación para no dejar de lado a los más desamparados, la solidaridad nos diferencia de otros que no entienden la realidad y debe estar por encima de todo.