Hasta la vista Evo

04.Dic.19    Nacional
    ()

Hasta la vista Evo

Tal cual y fieles a la tradición de los izquierdistas bolivianos “cuando las papas queman” los altos dirigentes huyen y se ponen a buen resguardo dejando huérfanos a toda la militancia quienes se quedan a dar pelea aún cuando ya todo esta perdido; hoy es la realidad que enfrentan las bases masistas que no solo se aferran a la nostalgia del poder y el bienestar que ostentaron sus líderes, porque ellos -los de abajo- nunca lo tuvieron y vivieron como siempre igual de pobres, aún así sueñan con el retorno de Evo y también lo hacen fantasear con aquella lejana posibilidad que nos confirma lo desvergonzado que es al hablar de pacificación, de inconstitucionalidad y de ilegalidad cuando es él quien vulnero estos principios, eso es el ex-presidente, un mal amigo y compañero desleal que abandono a los suyos sin previo aviso, porque no todos sus colaboradores optaron por tan ruin y cobarde actitud que asumió cuando abandono el País y sus ministros, parlamentarios, “brigadas internacionalistas” de cubanos y venezolanos que ya se los esta expulsando en este preciso momento, a sus propios hermanos de lucha, aquellos cocaleros que aún fieles al “jefaso” deciden morir en el intento de que vuelva; gracias a los dioses es solo un sueño.


Hasta la vista Evo

 

Tal cual y fieles a la tradición de los izquierdistas bolivianos “cuando las papas queman” los altos dirigentes huyen y se ponen a buen resguardo dejando huérfanos a toda la militancia quienes se quedan a dar pelea aún cuando ya todo esta perdido; hoy es la realidad que enfrentan las bases masistas que no solo se aferran a la nostalgia del poder y el bienestar que ostentaron sus líderes, porque ellos -los de abajo- nunca lo tuvieron y vivieron como siempre igual de pobres, aún así sueñan con el retorno de Evo y también lo hacen fantasear con aquella lejana posibilidad que nos confirma lo desvergonzado que es al hablar de pacificación, de inconstitucionalidad y de ilegalidad cuando es él quien vulnero estos principios, eso es el ex-presidente, un mal amigo y compañero desleal que abandono a los suyos sin previo aviso, porque no todos sus colaboradores optaron por tan ruin y cobarde actitud que asumió cuando abandono el País y sus ministros, parlamentarios, “brigadas internacionalistas” de cubanos y venezolanos que ya se los esta expulsando en este preciso momento, a sus propios hermanos de lucha, aquellos cocaleros que aún fieles al “jefaso” deciden morir en el intento de que vuelva; gracias a los dioses es solo un sueño.

 

La Resistencia Civil que depuso al mal gobierno es un acontecimiento histórico que ya marco época en Bolivia si tomamos en cuenta que durante toda la vida republicana tenemos solo dos eventos comparables. El primero durante la Campaña del Chaco en 1932 cuando movilizó a las Juventudes  que no dudaron por un momento y voluntariamente se alistaron al Ejército Boliviano escribiendo las páginas más gloriosas del Siglo XX  que dieron lugar al segundo momento significativo de nuestra historia moderna y fue sin lugar a dudas durante la Revolución de 1952, que también es consecuencia del conflicto bélico que destapó las contradicciones internas de una sociedad opresora, atrasada y en decadencia, que 20 años después permitían a la misma generación hacer posible las transformaciones estructurales más importantes que exigía la modernización del Estado que mantenía las relaciones de producción heredadas de la Colonia. Fue posible la revolución porque existió un “discurso nacional” aglutinador, que permitía la confluencia de intereses diversos en una sola propuesta política que encarno, y aquí se tiene que reconocer la capacidad de sus dirigentes quienes inteligentemente, por medio del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) se apropiaron y plantearon como suyas una serie de reformas tan sentidas por la Sociedad Civil y que urgían por aquellos años como era el Voto Universal, la Reforma Agraria, la Nacionalización de las Minas, la Reforma Educativa y otras que se materializarían gracias la población insurrecta en las calles.

 

Bolivia es un País muy politizado y esta característica tiene antecedentes históricos si tomamos en cuenta que antes de ser república dio las primeras luces para la emancipación de la corona española a todas las colonias Americanas; así sucesivamente siempre, su población indígena y mestiza ha tenido en algún grado, participación directa en los conflictos políticos y las grandes transformaciones sociales derivadas de estos acontecimientos. Una característica a resaltar en estos casos es la participación activa y por lo tanto determinante de los jóvenes como Fuerza Social generadora de los cambios profundos en la Sociedad, la Generación como sujeto revolucionario.

 

Aquella Generación participe de la contienda contra el Paraguay es la encargada de hacer realidad la Revolución contra la “Rosca minera” y la post 52 quienes debieron dar pelea por la recuperación de la “Democracia” de la cual fueron despojados los bolivianos durante el largo periodo oscuro de las dictaduras militares conocido como el “Plan Cóndor”; asimismo aquellos nacidos después de la apertura democrática (1982 – 1985), y durante la implementación del neoliberalismo será la encargada de sepultar al MNR que había jugado un rol muy importante en la modernización del Estado y sentó las bases del País que hoy conocemos del cual el Movimiento al Socialismo (MAS) fue su continuidad y el encargado de remozarlo este nuevo Siglo XXI con la creación de la nueva Constitución Política del Estado que intenta negar los principios republicanos al acuñar el termino de Estado Plurinacional para justificar la supuesta incorporación de Naciones, Nacionalidades y Etnias acompañados de una gama de símbolos como representación de la diversidad.

 

Un dilema que debió enfrentar el  MAS cuando se convirtió en gobierno fue ser consecuente con sus postulados “Socialistas” y llevar al extremo sus reformas negando el Estado del 52 o dar continuidad a las mismas, y opto por el continuismo, con el discurso populista agresivo y acalorado  sin perjudicar en absoluto a las transnacionales con las cuales simplemente reacomodó los contratos millonarios por décadas ya existentes y pactó asimismo con los grandes empresarios del Oriente Boliviano para que le garanticen la estabilidad política y económica, siendo que Bolivia no produce nada -excepto cocaína- otra verdad que nadie puede ocultar sobre la generación de recursos es que proviene del saqueo de nuestros recursos naturales no renovables, en este caso vienen a ser los hidrocarburos.

 

Declararse Gobierno Indígena -sin indígenas- y defensor de la “Madre Tierra” aplicando políticas destinadas a la destrucción de la Naturaleza al crear y ejecutar proyectos como la carretera atreves del TIPNIS o Mega Represas e  Hidroeléctricas demuestran que solo ostentan el Título, pero en la practica atentan contra el medio ambiente y los pueblos originarios de la Amazonía, aun así este rostro indigenista le permitió ganar adeptos sobretodo a nivel internacional; en Bolivia significó que la población Quechua y Aymara tuvieran un referente Cultural, puesto que, durante toda la vida republicana los Pueblos Originarios siempre fueron relegados de cualquier decisión política, ahora simbólicamente tenían sus representantes parlamentarios en la “Asamblea Plurinacional” y blancoides o K´aras en el Ejecutivo que parlamentaban por ellos, eso bastaba y sobraba, por lo tanto demostrado esta que el voto por Evo siempre ha significado identidad, no necesariamente que lo amaban, en contraposición lo mismo paso con las personas de las ciudades que cansados del masismo votaron por Mesa por considerarlo el único con posibilidades reales de hacerle frente en las urnas, negarlo es estar al margen de la realidad.

 

Los casi 14 años de gobierno hicieron aguas en un gobierno marcado por la corrupción Institucionalizada debido a la contradicción que intrínsecamente lleva consigo el crecimiento sin dirección de un movimiento que pierde su objetivo con el cual fue creado, que extravió su norte, que se nutrió de elementos de dudosa reputación (personas con pasado militante en partidos de derecha) y sucumbió a la vorágine del poder que simplemente absorbe a todos quienes muestran signos de debilidad ideológica ante las comodidades y oportunidades que ofrece el sistema capitalista a los muchos que jamás tuvieron ni soñaron beneficiarse de estas banalidades tan mundanas y ahora asequibles para estos hombres y mujeres; ese es el pecado original de todas las organizaciones políticas que se dicen revolucionarias en algún momento y ponen al frente un reto tan grande a un puñado de pobres que fácilmente caen en dichas tentaciones de las que no se salvan los Evos, ni los otros, sus acólitos.

 

Las movilizaciones que se agudizaron a partir del fraude del 20 de octubre, encabezadas por los Jóvenes marcaron esta nueva etapa y tienen un componente mucho más significativo cuando son las Mujeres y su participación activa al frente del conflicto con propuestas claras que daban línea, asimismo fueron ellas quienes dentro del caos reinante establecieron las directrices durante todo el conflicto. Es importante resaltar que un actuar autónomo y la auto-convocatoria permanente al margen de los partidos políticos se convierten en un elemento que bien podemos calificar como una cualidad muy propia de los anarquistas que sin manejarlo teóricamente se convierte  en una característica instintiva  que define la actual coyuntura y que en el futuro estará impregnada por esta práctica política al margen del calificativo de Izquierda o Derecha, esta Generación nacida a principios del nuevo Siglo, la que tumbo al gobierno junto a la población adulta -en menor grado de participación- es también la que nos dará los nuevos dirigentes políticos que van a conducir los destinos de todos los bolivianos con nuevas propuestas. Es muy importante puntualizar que esta convulsión social y política fue producto de la “acumulación de empute” -como se decía antes- frente al descarado robo, nuevamente, de la voluntad popular expresada mediante el Voto que ya había dicho NO a la re-postulación del Binomio masista el 21 de Febrero del 2016 y que ahora se repetía mediante unas elecciones fraudulentas de la que Evo no hace referencia en lo absoluto en las intervenciones ante la prensa internacional desde su exilio de lujo en México, este  descaro fue el que ofendió la inteligencia de los que Votan y que creen en este método de lucha llamado Democracia.

 

Así digan los masistas y sus aliados que existió un Golpe de Estado, lo cierto es que se trato de Resistencia Civil que rompió todos los esquemas convencionales, el MAS calculo mal y pensó que se desgastarían y rendirían pronto,  hicieron una lectura incorrecta al pensar que “éstos” comparados con “ellos” los bloqueadores profesionales, resultaban ser aficionados y caerían por su propio peso, pero se equivocaron porque aquí en La Paz, por ejemplo, los movilizados confrontaron y agudizaron el conflicto en condiciones tan desiguales si recordamos que el régimen estaba respaldado por la COB que había convocado para la defensa del llamado “Proceso de Cambio” y movilizado a sus afiliados Mineros para que sus dinamitazos intimiden en la “hoyada” a la población Paceña, y lo lograron no cabe duda, pero no sucedió igual con la Juventud que siempre estuvieron prestos al enfrentamiento incluso los hicieron huir y les arrebataron sus “cachorros de dinamita” en muchas oportunidades, a los choferes que golpeaban a las madres y sus hijos que bloqueaban, a los comerciantes que procedían de igual manera, a los Alteños masistas llenos de odio racista que junto a los Ponchos Rojos -quienes con la idea de que son los supuestos “Guerreros Aymaras” como dice el mito que falsamente les han creado cuando históricamente nunca existieron- abusaban de cualquiera que se les atravesaba accidentalmente y contra los Policías que también reprimían y gasificaban sin misericordia la rebeldía, antes del Motín.

 

El conflicto abarcó todo el territorio nacional y estuvo marcado por la capacidad de convocatoria de los líderes cívicos y el respaldo absoluto a las determinaciones de los cabildos como máxima autoridad para las movilizaciones y resistencia. Así sucedió en Santa Cruz de la Sierra con la capacidad de movilización, creatividad y disciplina que inspiro y fortaleció el movimiento contestatario de otros lugares, también fue ejemplo Potosí que desde mucho antes venía enfrentando al gobierno,  Cochabamba que valientemente le disputó al masismo su espacio, y debemos hacer referencia a la “Resistencia Juvenil K´ochala” que enfrentó también en condiciones adversas a los cocaleros en más de una oportunidad, asimismo Chuquisaca, Oruro, Tarija, Beni y Pando que dieron y siguen dando pelea hasta la fecha, es decir se trato de una convulsión política general, que fue orientada y liderada desde un principio por los Comités Cívicos que asumieron la dirección de manera poco ortodoxa y dieron a la población un discurso unificador que permitió a la mayoría estar de acuerdo que el objetivo era la salida de Evo y su mal Gobierno. A esto hacíamos referencia al inicio del artículo, hicieron posible la movilización permanente y un objetivo común que significó la victoria como resultado final.

 

La propuesta de sacar a los masistas y crear un Gobierno transitorio fue políticamente una propuesta acertada, como también lo fue el neutralizar al Aparato Represivo del Estado invitándolos a restar el apoyo al MAS, porque este era el sustento real que los mantenía en el poder, sin las FFAA y la Policía la caída del régimen era cuestión de horas. 

 

Esperemos que el actual Gobierno Transitorio cumpla a cabalidad las aspiraciones del Pueblo que facilitó su ascenso y que pacifique finalmente todo el territorio nacional, que pare en seco los proyectos que atentan contra los Pueblos de la Amazonía, y así como está tomando determinaciones radicales en política internacional que también rompa relaciones bilaterales inmediatamente con el Gobierno Chileno que reprime, tortura y mata a su Juventud que reclama con justeza la creación de una nueva Constitución Política, asimismo debe manifestarse solidariamente a favor del pueblo que lucha contra la tiranía en Nicaragua.

 

Estar dispuesto a continuar la lucha y ser la “Contra” cuando se requiera resulta revolucionario en estos momentos, mientras tanto podemos decir “hasta la vista Evo”.