Reporte Bolivia 4

    ()

REPORTE BOLIVIA 04/2019

(Ante la desinformación sobre lo que acontece en nuestro país queremos poner estos reportes
como referencia para su análisis y reflexión, la realidad la podemos mirar de distintas maneras,
pero buscar acercarse a la verdad debe ser una responsabilidad de todos y todas).

DIÁLOGO BUSCA AVANZAR PESE A MOVILIZACIONES DE AFINES AL MAS,
EN ESPERA DE SALIDAS DESDE EL SISTEMA POLÍTICO


REPORTE BOLIVIA 04/2019

(Ante la desinformación sobre lo que acontece en nuestro país queremos poner estos reportes
como referencia para su análisis y reflexión, la realidad la podemos mirar de distintas maneras,
pero buscar acercarse a la verdad debe ser una responsabilidad de todos y todas).

DIÁLOGO BUSCA AVANZAR PESE A MOVILIZACIONES DE AFINES AL MAS,
EN ESPERA DE SALIDAS DESDE EL SISTEMA POLÍTICO

En medio de movilizaciones y de un tenso clima, la ciudadanía sigue esperando respuestas desde
los actores políticos, después de más de 20 días de movilización permanente y pacífica en las
calles que llevaron a la renuncia del Presidente Morales.

Con la presencia de la Iglesia Católica, representantes de fuerzas políticas del oficialismo y de la
oposición, de mediadores de Naciones Unidas y de la Unión Europea, el Gobierno transitorio de
Jeanine Añez intenta llegar a acuerdos que logren pacificar el país y convocar a nuevas elecciones
generales en Bolivia.

El lunes, estas instancias llamaron al diálogo con el propósito de identificar puntos de encuentro
para designar vocales del Tribunal Supremo Electoral y de los tribunales departamentales, para
que se convoque a nuevas elecciones , con un calendario electoral aplicable en el menor tiempo
posible. Mientras en el Parlamento se pretende, con el uso de sus 2/3 del MAS, realizar una sesión
para el día martes donde se dé inicio a este nuevo proceso electoral, pero, a la vez, con posiciones
divididas y calificada de nula por representantes de Unidad Democrática por no cumplir con los
reglamentos. Esta situación pone al Gobierno ante la posibilidad de convocar a elecciones por
decreto, en caso de que la bancada masista rechace la renuncia de Evo Morales, lo cual llevaría a
profundizar el conflicto.

Después de sus renuncias, Evo Morales y Álvaro García Linera se acogieron al asilo político
aceptado por el Estado mexicano. Abandonaron el país gozando de protección internacional de
Naciones Unidas (ACNUR) en calidad de refugiados políticos; por lo tanto, con estos hechos, sus
renuncias y el abandono de funciones públicas se han confirmado. Si se hubieran mantenido en
territorio nacional, sin solicitar asilo político, deberían cumplirse 10 días de abandono de
funciones para confirmar su renuncia, sin pasar por la consideración en el Parlamento.
Sectores ciudadanos están en espera de las decisiones que asuman los políticos para volver a las
calles y retomar de manera pacífica el pedido de enfrentar el fraude amparado por el TSE e
impulsado por el MAS. Existe expectativa en los resultados del diálogo convocado, en el cual los
representantes políticos deben asumir con responsabilidad los acuerdos para unas nuevas
elecciones, con un Órgano Electoral imparcial y bajo supervisión internacional.

Según la Conferencia Episcopal, “el diálogo es el camino apropiado para superar las diferencias
entre bolivianos”, y “celebrar nuevas elecciones, transparentes y confiables es el mejor camino
para superar las diferencias en forma democrática y pacífica”.

Con relación a los avances, Waldo Albarracín, miembro del CONADE, dijo que se espera que la
mesa de negociaciones viabilice un nuevo proceso electoral, ya que la presencia de la comunidad
internacional es una garantía de imparcialidad para que se consiga retornar a la paz social en
Bolivia y proceder a la designación de nuevos vocales del órgano electoral.

Además de los esfuerzos en la mesa de diálogo, representantes del Gobierno sostienen reuniones
con otros sectores para detener las movilizaciones y pacificar Bolivia. En la tarde del lunes, la
Ministra de Comunicación se reunió con los Ponchos Rojos, del que se espera su apoyo para la
desmovilización y avanzar en acuerdos para convocar a nuevas elecciones. La gestión realizada
por la ministra Lizárraga se hizo a representantes de los 14 distritos y 20 provincias de El Alto.
Ante el conflicto parlamentario y conforme a las resoluciones que vayan a ser emitidas, el ex
presidente Jorge Quiroga presentó dos proyectos de decretos supremos para convocar a
elecciones generales y para elegir a los vocales del Tribunal Supremo Electoral, acudiendo a la
jurisprudencia existente, cuando en 2005 Eduardo Rodríguez Veltzé llamó a elecciones generales
mediante decreto, en una situación similar de convulsión en el país.

A su vez, el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, señaló en conferencia de prensa
que la convocatoria a elecciones generales es imperativa y que debe realizarse a través de una
ley de manera inmediata. “Está en manos de la Asamblea Legislativa aprobar esta ley, producto
de un acuerdo nacional”, dijo Mesa, aclarando que, en ningún caso, Evo Morales y García Linera
podrían ser candidatos.
Ante los últimos hechos de violencia en Bolivia y las evidencias de la participación de grupos
irregulares en las manifestaciones de protesta, varios sectores de la ciudadanía y organismos
internacionales demandan una pronta investigación sobre los hechos y el esclarecimiento de
muertes en los enfrentamientos para establecer responsabilidades. Con base en el trabajo del
Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), el Fiscal General informó que los muertos por
proyectil en el enfrentamiento de Sacaba no murieron por arma militar o policial.

Por otro lado, continúan las detenciones y allanamientos con relación a los ex miembros del
Tribunal Supremo Electoral, tanto nacional como departamentales, con la finalidad de identificar
las responsabilidades penales por el descomunal fraude electoral del 20 de octubre pasado.
Este lunes pasado, un cabildo en la plaza 14 de septiembre de Cochabamba pidió la renuncia de
Janine Añez, la abrogación del Decreto 4078 (deslinde de responsabilidades penales a las FFAA),
el esclarecimiento de las muertes en Sacaba y el repliegue de las Fuerzas Armadas, sin la mención
del retorno de Evo Morales. Por su parte, La Paz recibió una nueva marcha de El Alto, aunque 234
de sus zonas tomaron la decisión de no continuar con los bloqueos porque se ven seriamente 
afectados en sus actividades, muchas de ellas basadas en una economía informal de comercio y
servicios.

También se conoció que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,
Michelle Bachelet, envió un equipo a Bolivia para “esclarecer los hechos de violencia” y se informa
que ya han sostenido reuniones con diversos actores nacionales.

Bolivia espera de sus líderes políticos respuestas responsables que permitan la pacificación del
país, que las decisiones de las Cámara de Senadores y de Diputados permitan viabilizar la
conformación de un nuevo Órgano Electoral y la convocatoria a nuevas elecciones, y que el
Órgano Ejecutivo Transitorio priorice dotar de todas las condiciones necesarias a este nuevo
proceso electoral, con pleno respeto a la institucionalidad democrática y a los Derechos
Humanos. Está en sus manos la respuesta histórica para lograr una estabilidad política y social, y
evitar una escalada de violencia que nadie desea en el país.

19 de noviembre de 2019