Bolivia y los nuevos paradigmas

12.Nov.19    Nacional
    ()

BOLIVIA Y LOS NUEVOS PARADIGMAS

Resulta comprometedor hablar sin tapujos y esa es la idea, implicarse sin medir consecuencias junto al pueblo que a diario pone el pecho frente a la violencia institucionalizada que ejerce sin miramientos este mal gobierno; estrellarse de cara para desenmascarar el terrorismo Estado que ejercen desde hace tiempo, porque eso significa la persecución, la mordaza contra la libertad de expresión, los presos políticos, los exiliados y mucho más que ahora ya no tienen posibilidad de negarlo o camuflarlo bajo ningún pretexto.


BOLIVIA Y LOS NUEVOS PARADIGMAS

 

Resulta comprometedor hablar sin tapujos y esa es la idea, implicarse sin medir consecuencias junto al pueblo que a diario pone el pecho frente a la violencia institucionalizada que ejerce sin miramientos este mal gobierno; estrellarse de cara para desenmascarar el terrorismo Estado que ejercen desde hace tiempo, porque eso significa la persecución, la mordaza contra la libertad de expresión, los presos políticos, los exiliados y mucho más que ahora ya no tienen posibilidad de negarlo o camuflarlo bajo ningún pretexto.

Es imposible quedarse al margen de la realidad y confrontación desigual a la que el gobierno somete a nuestro pueblo que desde el 20 de octubre está en las calles por el respeto de su Voto frente al fraude electoral -y nuevamente la lucha por recuperar la Democracia- contra los corruptos del Órgano Electoral que sin medir consecuencias, siguiendo directrices del partido gobernante y por lo tanto dependientes del Poder Ejecutivo no les importo interrumpir el conteo de votos para favorecer a quienes por la fuerza quieren continuar gobernándonos.

Asimismo los masistas cometen errores políticos que se suceden constantemente y han permitido que se genere el descontento del Ciudadano común, sobretodo la participación activa de la JUVENTUD que parecía adormilada e indiferente, que si bien no tomo parte activa en la lucha por el respeto de los resultados del Referéndum en fecha 21 de febrero del 2016 que dijo NO a la re-postulación de Evo, ahora quitan el sueño al poder, porque esta fuerza social transformadora nos muestra los nuevos paradigmas a seguir y que en el camino se van clarificando. Participación militante que nada tiene que ver con los partidos políticos sino con su propia consciencia, responsabilidad y solidaridad con sus semejantes, que a nivel nacional tiene como sello y fuerza principal a la Mujer Boliviana sin la cual nada sería posible. Otra característica que asumen estas movilizaciones es que se manejan de forma muy autónoma, incluso podríamos hablar de cualidades anarquistas al responder principalmente a la ´necesidad  urgente de estar´, dejando y avanzando por encima de las decisiones tardías de quienes en algún momento se creían direcciones, las mismas que se quedan estancadas en sus análisis obsoletos y condescendientes; aquí solo funciona el Cabildo como único Instrumento valido para asumir las directrices y accionar, incluso, lo que en algún momento se conoció como plataformas ciudadanas hoy pasan a engrosar las filas de la población Civil que asume la Resistencia como propia, codo a codo con los estudiantes y fundidos todos ellos a los Comités Cívicos que en cada Departamento, mediante concentraciones multitudinarias -Cabildos- toman y materializan las decisiones emanadas de una practica verdaderamente democrática, muy lejos de la que hablan los gobernantes y la cual han conculcado.

Otra de las características muy propia de la actual coyuntura, es la forja de Lideres Naturales que son producto del conflicto, personas que siguen criterios muy propios y originales que llegan a desconcertarnos en mucho de los casos porque son muy diferente a las  acostumbradas elucubraciones de manual; esa es la razón por la cual sacamos conclusiones y especulamos sobre lo que no entendemos en mucho de los casos, como por ejemplo las decisiones del Cabildo Cruceño más la infatigable y testaruda actitud del Líder Cívico que lejos de acobardarse demuestra dignidad y bravura frente a los atropellos y la ignorancia de quienes impulsan el odio de ´razas´.

Bolivia se encuentra en una crisis política que se encamina hacia la profundización de la misma si no la paramos a tiempo, porque el costo social no solo se reducirá a un pequeño número de muertos como hasta ahora y por lo mismo tenemos que plantear una salida viable y urgente, porque la pelea que heroicamente están dando l@s bolivian@s movilizad@s contra la tiranía es por demás desigual cuando la consigna de lucha pacífica en las calles debe enfrentarse a los mineros y sus dinamitazos que gozan del visto bueno de los poderes del Estado a pesar que la utilización de material bélico esta prohibido por ley, asimismo contra los llamados ´Ponchos Rojos´ y su discriminatoria actitud y odio que arremete contra todo lo que puedan considerar blancoide que también esta considerado un delito penado, contra los gremiales, los masistas y la misma policía que socapa y reprime sin miramientos a ciudadanos que tienen derecho a la protesta y cuando se supone que ésta Institución está con la misión de evitar enfrentamientos y excesos que en este caso son cometidos en su totalidad por los defensores del masismo; también debe preocuparnos a todos que en el territorio nacional se coarte incluso el libre tránsito de las personas como ya ocurrió al impedir que el Dirigente Cruceño pueda salir del aeropuerto Alteño para dirigirse a la Ciudad de La Paz, con el agravante abusivo y racista al exigir documentos para asegurarse, si fuera un  ´Camba´, no pueda salir del lugar con la complicidad de las autoridades que no dicen nada al respecto.

En Bolivia se vulneran todos los derechos individuales y colectivos. Se atenta contra las minorías étnicas de los pueblos amazónicos y se destruye su habitad, la naturaleza, la fauna y la flora, se entregan nuestros recursos naturales a las transnacionales y quienes lo hacen contantemente son los  mismos que crearon la nueva  Constitución Política del Estado, es decir los masistas y lo más triste es que las instituciones encargadas de hacer respetar la misma ahora se encuentran al servicio del gobierno de turno.

Esta realidad puede cambiar si lo planteamos claramente: La única salida existente para superar esta crisis política pasa Primero porque Evo se vaya y se conforme un nuevo Gobierno transitorio que garantice y convoque a nuevas elecciones      (a mediano plazo) en un año o según la realidad lo aconseje. Segundo para hacer realidad el final de este gobierno abusivo, todas las instituciones representativas deberán invitar y coordinar con las FFAA para que resten su apoyo al régimen y tomen parte activa en este proceso al lado del pueblo hoy movilizado; además, si todos dicen públicamente que en Bolivia no hay Democracia, que vivimos en una Dictadura ¿acaso no corresponde recuperarla? ¿Y qué puede ser mejor que hacerlo al lado de la Institución que por ahora es el verdadero sostén que permite al MAS ser quien     -aún- gobierna?

El Ejército Boliviano en años pasados asumió un papel represor y sobre su conciencia pesa el haber hecho sufrir a su propio Pueblo, esta realidad jamás puede volver a repetirse y precisamente en este momento son las FFAA de Bolivia quienes pueden cambiar para bien el curso de la historia al ser participes de ella, dignificando una Institución que también tiene un pasado de gloria tal como lo hizo durante la Campaña del Chaco por ejemplo. Sabiendo que esta posición se estrellará contra la propuesta ilusa y pacifista de una salida charlada que solo significara la derrota en la situación actual, cabe decir que no existe otra solución al conflicto y esperemos que la sangre por llorar no sea la que luego nos dé la razón; aun así, cualquiera sea el final de esta realidad oscura, seguro es que nunca más nada volverá a ser como antes, nuestro pueblo sabe que el camino de la lucha y el sacrificio es la única que lleva a la libertad con dignidad y nada cambiara esta verdad. Finalmente, como Tercer punto se debe cerrar el Congreso y dejar como máxima autoridad los Cabildos para cualquier decisión posterior.

Esperando que todo cambie para bien de nuestro pueblo en lucha, debemos oponernos abiertamente a la presencia de organismos internacionales y su Auditoria que avala el fraude, a la segunda vuelta y la participación de Evo Morales en las próximas elecciones, porque todos los que creen en la Democracia ya dijeron NO a su re-postulación.

Con la convicción de que es posible mejores días para todos los Bolivianos vamos juntos hasta donde sea necesario llegar.

Que la unidad lograda en esta coyuntura gracias a la valentía de hombres y mujeres de esta tierra digna, sea duradera y nos alumbre el camino.

La Paz, 05 de noviembre del 2019