Ante el colapso ecológico agitación y acción directa

Pronunciamiento EcoFemista
Ante el colapso ecológico agitación y acción directa

Nos enfrentamos a un conjunto de violencias-agresiones, producto de políticas y medidas económicas de saqueo y despojo cuyo único objetivo es profundizar la dominación y explotación de los modos de vida. Se trata de operaciones que invaden masivamente los territorios, son procesos de devastación y mercantilización de la vida que se inyectan bajo el falso discurso desarrollista.



Pronunciamiento EcoFemista

Ante el colapso ecológico agitación y acción directa

Nos enfrentamos a un conjunto de violencias-agresiones, producto de políticas y medidas económicas de saqueo y despojo cuyo único objetivo es profundizar la dominación y explotación de los modos de vida. Se trata de operaciones que invaden masivamente los territorios, son procesos de devastación y mercantilización de la vida que se inyectan bajo el falso discurso desarrollista.

El extractivismo energético minero, agropecuario y las megainfraestructuras de apoyo en Bolivia son parte de las mismas agendas neoliberales, solo que hoy están maquilladas con la falacia revolucionaria e indigenista del actual gobierno de Evo Morales. La actual devastación de las 5.3 millones de ha. de bosques en la Amazonía no es otra cosa que la materialización del pacto criminal entre el Estado-Agronegocio-Transnacionales consumando la geopolítica de la miseria.

En este contexto, las mujeres en la ciudad de La Paz nos movilizamos de forma autónoma e independiente frente las múltiples y continuas manifestaciones de explotación, dominación y saqueo, ante tibieza de los horizontes-discursivos y de acción de las plataformas tradicionales, partidos políticos y ante tanta pasividad indiferencia de la “ciudadanía” frente a la profundización de las violencias y la crueldad de los despojos.

Organizadas, autodeterminadas y autogestionarias estamos construyendo puentes y horizontes que no jerarquizan las luchas ni subalternizan las diferencias. Nos une el cariño por la vida, y la profunda necesidad de las búsquedas políticas; la rebeldía y la desobediencia civil. Contenemos el potencial creativo necesario para aclararnos los panoramas tan fragmentados y confusos a los que nos enfrentamos y resistimos y nos duele e indigna la injusticia social y los procesos de cooptación y homogenización.

La complejidad del problema nos plantea el trabajo en colectividad, en una articulación abierta e independiente con enunciación propia, para repensar y replantearnos los espacios y formas en las que habitamos nuestros territorios próximos y ampliados, para generar estrategias que trastornen y dinamiten a los Estados, las transnacionales y aliados del agronegocio asesino.

Responsabilizamos al Estado por el despojo, el saqueo de la vida y los resultados criminales de todas las políticas aplicadas hasta ahora. Denunciamos que la longeva y continua lógica de dominación capitalista, colonial y patriarcal es asumida y reproducida como política estructural del Estado-Nación y/o la Patria, manifestamos que todos estos despojos tienen un carácter sistémico.

También son responsables todo el aparato institucional del gobierno de Evo Morales. El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) por su perverso tráfico y dotación de tierras sin respetar los usos de los suelos; la Autoridad de Fiscalización y control social de Bosques y Tierras (ABT) por permitir y perdonar las quemas de los bosques; al Ministerio de Medio Ambiente y Aguas por emitir licencias ambientales sin estudios de respaldos, y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), que no regula la producción transgénica y los agrotóxicos.

Pero también son responsables las corporaciones serviles al Capitalismo y Colonialismo mundial como la Confederación de Ganaderos de Bolivia (CONGABOL), la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (FEGAZACRUZ), la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO), la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO), el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), todos ellos son culpables y artífices de la ampliación de la frontera agrícola con transgénicos, así como el Frigorífico del Oriente S.A. (FRIDOSA) y el Matadero Frigorífico Santa Cruz S.A. (FRIGOR), que están exportando carne a China con sabor a bosque quemado y subordinadas al dominio transnacional de New Hope Liuhe Corporation Ltd,

Tanto el Estado como las Empresas tienen sus fichas en los Comités Cívicos y los partidos de derecha e izquierda en contienda electoral (MAS, UCS, Bolivia Dijo No, Comunidad Ciudadana, MNR, MTS, PDC, PAN-BOL, FPV), así como en plataformas institucionales y ONG’s. De ellos denunciamos su oportunismo ambiental electorero, queriendo sacar redito de la tragedia ecológica actual y de las luchas territoriales y colectivas.

Denunciamos todas las violencias, despojos y saqueos que atraviesan nuestros territorios próximos y ampliados, generando ecocidio y etnocidio estatal y transnacional. También interpelamos la parafernalia gubernamental, las lógicas clientelares de las ONG’s y la criminalización de las luchas y resistencias territoriales.

Exigimos, con dolor e indignación, ¡justicia! para todos los animales calcinados, por los bosques quemados, por todos los habitad destruidos, por los territorios ancestrales arrasados, por los derechos humanos vulnerados, por el etnocidio de los pueblos no contactados, por la vida saqueada. Exigimos justicia por tanta crueldad, saña y brutalidad criminal del Estado y sus figurillas serviles al capital trasnacional.

Mientras estas exigencias no sean atendidas hacemos un llamado a un levantamiento permanente en cada espacio de construcción personal y colectivo, radicalizando nuestras posturas y acciones, convocamos a la rebeldía y a la toma de espacios. Afirmamos que es necesaria la agitación en nuestras mentes, corazones y calles. No obedecemos al patrón, ni al Estado, ni al capital, tampoco decaemos ante la política del miedo, porque el valor de la vida no se negocia ¡Tierra y territorios vivos, libres y dignos!

¡Estamos en contra de la arremetida extractivista desplegada y materializada con megaproyectos y tecnologías destructivas!

¡Es urgente, desmitificar y problematizar la crisis climática y el monopolio de su discurso, así como aclaramos que la emergencia por los incendios en el bosque seco Chiquitano y la Amazonía, es política!
¡La vida en el centro, el petróleo bajo la tierra!
¡Los ríos limpios y libres, la Minería y mega-represas desmanteladas!
¡Los bosques íntegros, el agronegocio calcinando!
¡Los animales vivos y libres, la ganadería extinta!
¡Sembrar afectividad y lucha por los animales torturados por la soberbia y miseria del Estado y sobre todo para denunciar que lo que hoy arde es la vida misma!

#LaCasaGrandeEstáEnLlamas
#LaTierraNoSeVendeSeDefiende
#JusticiaClimática
#AutonomíaYLibertad
#TariquíaLibreDePetroleras
#NoARositas
#NoAlBalaChepete
#MineríaAsesina
#TipnisEnResistencia
#NoQuieroTransgénicosEnMiPlato
#SemillasNativas
#BoliviNoNuclear
#MiRugidoConElJaguar
#LiberaciónAnimal
#SomosComunidadesNoZonasDeSaqueo
#PueblosNoContactadosEnResistencia
#TerritoriosEnDignaResistencia