!El rugido del bosque!



Movilización del viernes 20 de septiembre.

CONADE convoca a la Movilización en defensa de los bosques:

¡EL RUGIDO DEL BOSQUE!

Se convoca a toda la población boliviana, a salir a las plazas, atrios de iglesias, universidades, calles y caminos a las 19:00 horas del 20 de septiembre llevando velas, flores, guitarras, carteles, animales que nos acompañan, megáfonos y dar nuestro rugido de indignación por el ECOCIDIO que se está produciendo en Bolivia.

Una plegaria por los animales muertos, los arboles calcinados, las plantas quemadas, los aires y aguas contaminadas.

Un canto de amor por nuestra madre tierra, un acto de desagravio por la agresión cometida por los ganaderos, traficantes de tierras, agronegociantes, colonizadores y gobernantes que son los autores directos de este crimen.

Basta de incendios, no más chaqueos, abrogación de las leyes y decretos del perdonazo, de la ampliación de la frontera agropecuaria, del etanol, biodiesel, transgénicos.

Por la declaración inmediata de Desastre Nacional y apagar el fuego como prioridad nacional.

NUESTRA SOLIDARIDAD ACTIVA CON LOS JÓVENES EN DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE DE TODO EL PAIS.

Impulsar el juicio de responsabilidades a los autores y colaboradores DEL HOLOCAUSTO DEL BOSQUE DE LA CHIQUITANIA

Incendios forestales en Bolivia han afectado a más de 2.9 millones de hectáreas en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, atentando a la salud humana, la biodiversidad. Es un crimen contra invaluables ecosistemas como el Bosque Seco Chiquitano, el Cerrado, Gran Chaco, Pantanal Boliviano, Bosques Amazónicos, Bosque Tucumano Boliviano y Sabanas Inundables; áreas protegidas nacionales como el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis, el Área Natural de Manejo Integrado San Matías (ambos sitios RAMSAR), el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Kaa-Iya, el Parque Nacional Noel Kempff Mercado (Patrimonio Natural de la Humanidad), la Reserva de la Biósfera y Estación Biológica del Beni EBB, la Reserva Nacional de Vida Silvestre Manuripi Heath, la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía, y seis áreas protegidas subnacionales, incluyendo la Reserva de Vida Silvestre Valle de Tucabaca y el Área de Conservación e Importancia Ecológica Ñembi Guasu.

Sólo en la Chiquitanía viven más de 5.700 especies de flora y fauna nativa, son más de 3.956 especies de plantas, de las cuales 373 corresponden a pastos, más de 200 especies de musgos, más de 108 especies de mamíferos, más de 780 especies de aves, más de 105 especies de peces, más de 109 especies de anfibios, más de 168 especies de reptiles y más de 355 especies de insectos, más de 30 especies de abejas nativas que cumplen funciones de polinización; y por lo menos 33 especies maderables entre otras. El jaguar es una de las especies afectadas; y solamente en la Chiquitanía podrían haber muerto 500 individuos o mínimamente haber perdido su hábitat.