Comunidad de naciones y Estado plurinacional

30.Jun.08    Asamblea Constituyente
    ()

vvv

Comunidad de naciones y Estado plurinacional
VISIONES DISTINTAS A PARTIR DE MATRICES COMUNES

Mario Machicado
La presente monografía aborda el tema de lo Plurinacional o Multinacional, a partir de las propuestas que se están trabajando en la Asamblea Constituyente de Bolivia y de la aprobación en las Naciones Unidas de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, ello implica, articular conceptos universales o desarrollados en otros países con los generados en el proceso particular de Bolivia.

Este es un tema novedoso, nacido al calor de las discusiones y propuestas en la Asamblea Constituyente, pero también del avance del movimiento de los pueblos y naciones originarias en su lucha contra la descolonización.


Comunidad de naciones y Estado plurinacional
VISIONES DISTINTAS A PARTIR DE
MATRICES COMUNES

Mario Machicado

I. Introducción

La presente monografía aborda el tema de lo Plurinacional o Multinacional, a partir de las propuestas que se están trabajando en la Asamblea Constituyente de Bolivia y de la aprobación en las Naciones Unidas de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, ello implica, articular conceptos universales o desarrollados en otros países con los generados en el proceso particular de Bolivia.

Este es un tema novedoso, nacido al calor de las discusiones y propuestas en la Asamblea Constituyente, pero también del avance del movimiento de los pueblos y naciones originarias en su lucha contra la descolonización.

En el caso de la Asamblea Constituyente, es en la Comisión Visión de País, donde se han formulado propuestas que hacen a las visiones de lo multi-pluri, situación que configura un debate al interior de las propuestas de cambio estructural de la Nación y Estado boliviano.

La presente monografía se introduce al análisis de estas propuestas, desarrollando las fundamentaciones de lo que se podría entender por una “Comunidad de naciones” o un “Estado Plurinacional”, para luego establecer un análisis de las similitudes y diferencias.

Es importante ubicar el tiempo en el cual se escribe este trabajo, segundo semestre del 2007, pues la dinámica de la Asamblea Constituyente podría determinar que algunas de las propuestas que se analizan en el presente trabajo sean aprobadas o desechadas, de manera que su análisis podría llegar a tener más una importancia testimonial y retrospectiva.

II. Conceptos fundamentales

Para comprender el tema de lo que puede ser una Comunidad o Confederación de Naciones y lo que es un Estado Plurinacional, es importante considerar algunos conceptos y definiciones principales.

En el caso de la propuesta de una Confederación de Naciones, los conceptos fundamentales giran en torno a nacionalidad, Nación y Nación Originaria, mismos que se encuentran sustentados desde visiones políticas en Bolivia; mientras que la visión desde la perspectiva plurinacional de estos conceptos se encuentran desarrollados fundamentalmente en el Ecuador. En el siguiente cuadro se observa un registro comparativo de la categoría de nacionalidad.

hhg

El primer concepto de “nacionalidad” le corresponde al Movimiento Campesino de Bases (Movimiento Campesino de Bases (MCB). A 500 Años de Despojo, Opresión y Explotación: Bolivia Multinacional y Socialista. Ediciones Gráficas. La Paz. 1992.), organización política que publicó su ideario político en 1992, siendo ahora asumido, o mejor dicho, recuperado por Patria Insurgente. En cuanto al término “nacionalidades”, se transcribe la propuesta del CONAIE del Ecuador (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE). Conceptos básicos de un Estado Plurinacional. Quito, 8 al 12 de octubre de 2001.).

En el primer caso, la definición de nacionalidad más se asemeja al de etnia, mientras que en el segundo caso se le da una connotación previa al nacimiento del Estado Ecuatoriano, siendo el elemento constitutivo como grupo étnico el tener una lengua propia.
ccc

En cuanto a la definición de Nación, existen elementos comunes en su articulación conceptual, pues se hacen referencia -en ambas visiones- a los vínculos de cultura, idioma (incluidos los económicos). Sin embargo, en la perspectiva de la organización indígena ecuatoriana, se introduce una novedosa propuesta denominada “nación plurinacional” que expresa a la existencia de las nacionalidades en su conjunto, pero no se agrega ninguna característica en particular que pueda hacernos valorar este concepto como propio y específico para fundar una nueva relación entre Nación y Estado. (Ver siguiente cuadro).

La Nación y el Estado Boliviano, como concepto que expresa una realidad concreta, expresa al proyecto colonial-republicano de los criollos que nace en 1825 (pese a todas sus adversidades y peripecias) expresando la realidad nacional de un sólo sector (con una visión occidental, monocultural) que no representa, refleja ni permite la autodeterminación de las naciones originarias.

El segundo esfuerzo de importancia por ampliar y consolidar la nación y el Estado boliviano se realiza mediante la llamada revolución nacional, bajo la visión nacionalista cuyo resultado es el esfuerzo por construir una sola civilización: la modernidad, siendo –además- la pieza clave del andamiaje de la dominación imperialista en el país al expresar y reproducirse como neo colonialismo.

Se puede concluir, que el Estado como construcción social, responde a las relaciones de poder y que las teorías dominantes que se construyen en torno a él lo que hacen es justificarlo, siendo en definitiva la expresión ideológica y jurídica de formas de ingeniería política.

Cuando se plantean verdades universales respecto del Estado, lo que se busca es mistificarlo y hacer que todos asuman dichas características como universales para que sean reproducidas de aquí a la eternidad.

No hay teoría sobre el Estado más simple y más precisa que la siguiente: el Estado es un aparato coercitivo al servicio de las clases, sectores dominantes y que se muestra como una “comunidad ilusoria”.
bbb

En cuanto al concepto de indio o indígena, este es importante por cuanto define al sujeto componente del pueblo o pueblos, así como al elemento constitutivo de la Nación. En el primer caso, se hace un esfuerzo por separar lo “indio” de lo “indígena”, mientras que en el Ecuador, se asocia lo indígena a un derecho o conjunto de derechos diferenciados para los pueblos y nacionalidades.

En el siguiente Cuadro se muestra la definición de “Nación Originaria”:
ccccccf

A diferencia del Ecuador donde no se tiene este concepto, se observa en la propuesta una definición –sobretodo- política de lo que es la Nación Originaria, aspecto importante para considerar la posterior propuesta de conformar una Comunidad de Naciones entre la Nación boliviana y las Naciones Originarias de Bolivia.

En el siguiente Cuadro se observa la definición de Estado Plurinacional:
kkk

La “plurinacionalidad” se la eleva a una especie de garantía de los derechos de las nacionalidades, mientras que el “Estado Plurinacional” corresponde a la organización política y jurídica de dichas nacionalidades. Cuando se analiza esta propuesta y lo que significa el gobierno plurinacional, se puede concluir (posiblemente de manera errónea) que este es un estado excluyente de los que no son nacionalidades, dada la redacción con la que se trata estas nociones.

III. La inviabilidad del Estado-Nación en la actual Bolivia

Después de 181 años de vida republicana, en Bolivia es tan evidente la existencia de la diversidad de pueblos indígenas y naciones originarias, que el intentar mantener una Nación única, mono cultural, mono lingüe y mono religiosa es políticamente inviable.

En este esfuerzo por intentar evitar la redefinición del carácter nacional del país se inscribe la última reforma constitucional, donde se introducen dos elementos novedosos: Bolivia es una República “multiétnica y pluricultural” y se tiene un “Estado Social y Democrático de Derecho”

Gráfico N° 1
gfds

En el gráfico anterior se muestra un resumen de la estructura de los primeros cuatro artículos de la actual Constitución Política del Estado, textos que permiten evidenciar el carácter de uni-nación de Bolivia, pese a la declaración de reconocer la diversidad étnica y cultural.

En el país existe una variedad de 36 pueblos, incluido el blanco-mestizo o karaí-castellano (Este concepto de considerar a los “bolivianos” como “karaí-castellanos” lo recoge Tejeiro V., José. Regionalización y Diversidad Étnica Cultural en las Tierras Bajas y Sectores del Subandino Amazónico y Plántense de Bolivia. Plural Editores. PCA Ingenieros Consultores S.A. Bolivia. 2007.). Sin embargo, el único sector que ha tenido acceso a la administración del Estado ha sido el boliviano, y dentro de él, el sector dominante, burgués, pequeño burgués y burocratizado (en sus facetas civiles o militares).

Gráfico N° 2
asas

En el gráfico anterior se muestra la realidad estatal de la vieja Bolivia: Desde 1825 el Estado fue una construcción de los bolivianos, evidentemente de los oligárquicos, burgueses y burocratizados, mediante sus partidos, gobiernos y dictaduras, articulando formas de gobierno y sistemas políticos que pasaron por encima de los pueblos originarias, así como de los obreros y sectores empobrecidos de las ciudades y del campo.

La Bolivia estatal se impuso a la Bolivia territorial, donde están expresados los territorios históricos de los pueblos indígenas, pero de manera especial, el de las naciones originarias. Y precisamente, para solucionar el problema nacional de Bolivia, se ha llegado a conformar una Asamblea Constituyente para cambiar las viejas estructuras de dominación, no sólo políticas y jurídicas.

IV. La Asamblea Constituyente como espacio derivado o fundacional de transformación

La Asamblea Constituyente es la expresión del poder constituyente originario, fundante y creador. Sin embargo, la Ley de Convocatoria ha sido elaborada para que este sea un órgano derivado.

Debe tomarse en cuenta que el poder constituyente, “es la capacidad de organizar el poder político o de modificar la estructura del Estado creado. Es la facultad soberana del pueblo para darse su ordenamiento político jurídico por medio de una Constitución. El titular del poder constituyente es el pueblo que forma el Estado” (Roca Aguilera, Rolando. Titularidad del Poder Constituyente. En: Revista del Tribunal Constitucional N° 5. Sucre. 2002. Pág. 227.).

Poder constituyente “es la voluntad política cuya fuerza o autoridad es capaz de adoptar la concreta decisión de conjunto sobre modo y forma de la propia existencia política, determinando así la existencia de la unidad política como un todo” (Schmitt, Carl. Teoría de la Constitución. Alianza Universidad Textos. España. 1982. Pág. 93.)

La voluntad constituyente del pueblo es inmediata: es anterior y superior a todo procedimiento de legislación constitucional. Ninguna ley constitucional, ni tampoco una Constitución, puede señalar un poder constituyente y prescribir la forma de su actividad. La ulterior ejecución y formulación de la decisión política adoptada inmediatamente por el pueblo requiere alguna organización, un procedimiento para el cual ha desarrollado la práctica de la moderna democracia.

Gráfico N° 3
sss

Poder Constituyente es “la soberanía originaria, extraordinaria, suprema y directa en cuyo ejercicio la sociedad política se identifica con el Estado, para darle nacimiento y personalidad, y para crearle sus órganos de expresión necesaria y continua” (Roca Aguilera, Rolando. Titularidad del Poder Constituyente. En: Revista del Tribunal Constitucional N° 5. Sucre. 2002. Pág. 228.).

¿Por qué se afirma que la Asamblea Constituyente nació derivada? En la Ley N° 3364 se introduce varios candados que van minando su calidad originaria, entre algunos de ellos los siguientes:

• Una forma de elección de los asambleístas absolutamente liberal, cerrado la participación directa a las organizaciones sociales, pese a que la misma derecha aceptaba la presencia de 26 asambleístas por pueblos indígenas de tierras altas y tierras bajas.

• Se le impone un tiempo de duración, cuando la propia Asamblea debería haberlo definido en función del desarrollo de su trabajo (Artículo 24.-).

• Se le impone la aprobación del nuevo texto por 2/3 “en concordancia con lo establecido por Título II de la Parte IV de la actual Constitución Política del Estado” (Artículo 25.-). (Ley N° 3364. Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente. Ley de 6 de marzo de 2006.)

Posteriormente, en agosto del 2007, una vez fenecido el tiempo de trabajo de la Asamblea, la incapacidad de la Directiva del Foro hace que este mismo no pueda prolongar sus sesiones por decisión propia, subordinándose a una Ley (la N° 3728) redactada por el Parlamento, que termina de subordinar a la Asamblea a los poderes constituidos.

En la actualidad, la Asamblea Constituyente se debate entre ser fundacional o no ser fundacional. Por lo tanto, el fruto que dé puede ser un nuevo texto con un cambio total o simplemente con un cambio parcial.

V. Comunidad de Naciones

La Comunidad de Naciones es una de las propuestas aprobadas por la Comisión Visión de País de la Asamblea Constituyente y corresponde al Informe de Minoría.

a. Antecedentes de lo multinacional

Los antecedentes de la propuesta de construir una Comunidad de Naciones como un mecanismo político-jurídico para solucionar el problema nacional de Bolivia tiene como referencias a varias propuestas que circularon en diferentes Congresos de la CSUTCB y la COB entre los años de 1988 a 1992, las mismas que se resumen bajo el título de: “Bolivia Socialista y Multinacional. Lucha a muerte contra el colonialismo interno y el capitalismo”.

La base orgánica del Nuevo Estado Multinacional, se planteaba en 1992, de la siguiente manera: “será la representación de todas las naciones componentes de nuestro país: las Naciones Originarias y la Nación Boliviana expresada en sus sectores populares. Las Autoridades Originarias y la representación política que adopten las demás comunidades serán los representantes políticos de las Naciones Originarias y del campesinado, la representación política de la Clase Obrera y de los sectores de las clases medias y de los sectores populares serán los otros componentes del nuevo estado que se pretende construir”. (Movimiento Campesino de Bases (MCB). A 500 Años de Despojo, Opresión y Explotación: Bolivia Multinacional y Socialista. Ediciones Gráficas. La Paz. 1992. Pág. 170.)

Como una propuesta para el debate, el documento plantea que “el mecanismo de cambio y representatividad en el nuevo estado Multinacional sería la Rotación en la conducción máxima del estado por naciones, bajo sufragio democrático nacional, que elija a un representante de una terna que muy bien podría ser propuesto por cada nación cuando le toque conducir los destinos del país, combinando la democracia partidaria y de organismos originarios. Para la representación de los pueblos y clases sociales en una instancia legislativa creemos que se puede adoptar una ASAMBLEA MULTINACIONAL”. (Movimiento Campesino de Bases (MCB). A 500 Años de Despojo, Opresión y Explotación: Bolivia Multinacional y Socialista. Ediciones Gráficas. La Paz. 1992. Págs. 170-171.)

El Socialismo Multinacional responde a las aspiraciones históricas tanto de la clase obrera como de las naciones originarias, de esta forma la nueva sociedad estará basada “en la justicia social, en la supresión de la explotación, de igual forma, la búsqueda de la TIERRA SIN MAL, el advenimiento del PACHACUTI, dejan de ser utopías para convertirse en realidades históricas concretas”. (Ídem.)

La base material de la nueva sociedad multinacional parte de “la propiedad social sobre los medios de producción, de la propiedad social de los recursos naturales, de la propiedad territorial que ejercen las comunidades. Y su reflejo superestructural se expresa en una NUEVA UNIDAD DE LA DIVERSIDAD, es decir un país multinacional.” (Ídem.)

b. Fundamentación de la visión multinacional

La actual propuesta de una Comunidad de Naciones, presenta los siguientes argumentos que la fundamentan:

Gráfico N° 4
asde

El hecho de la constitución de la Nación boliviana se opera “dentro de una deformación tal, como es la referida a la inexistencia de la producción capitalista, al desarrollo del mercado interno, del comercio. De esta manera, sobre las relaciones políticas del neo-colonialismo y sobre las relaciones económicas de los terratenientes, se intenta construir una nación “moderna”, republicana”. (Patria Insurgente. ¿En qué Consiste la Propuesta de Patria Insurgente en la Asamblea Constituyente “Bolivia Comunidad de Naciones”. “Bolivia Insurgente. Órgano de difusión del accionar y pensamiento insurgente N° 17”, Junio, 2007. Pág. 7.)

En consecuencia, la propuesta de la Comunidad de Naciones busca: “hermanar la nueva Bolivia estatal (democrática) con la Bolivia Territorial (multinacional). Y esto es posible únicamente desarrollando la definición de la nación, como una comunidad de naciones, para luego redefinir el mapa institucional, es decir, el nuevo Estado”. (Ibídem. Pág. 11.)

Gráfico N° 5
asas

En el gráfico de la nueva Bolivia estatal y territorial, se observa que toda la sociedad, desde las nuevas circunscripciones tendrá una participación directa y decisiva en la nueva Asamblea de Naciones. “El Estado, estará subordinado a la sociedad y las políticas que de él emerjan serán para beneficio de todos y no sólo de un sector, sea este social o nacional.

Las nuevas circunscripciones serán re-conformadas porque de ellas emergerán delegados uninominales a la Asamblea de Naciones. Dichas nuevas circunscripciones expresaran básicamente la composición nacional y expresaran no sólo la vitalidad de unidades territoriales, sino también políticas y administrativas”. (Ibídem. Pág. 12.)

c. Propuesta

En cuanto a las propuestas, la Comunidad de Naciones se fundamenta en los siguientes articulados constitucionales: (Patria Insurgente-CN, Informe de Minoría: “Bolivia una Comunidad de Naciones”. Comisión Visión de País. Asamblea Constituyente. Julio, 2007.)

Art. 1
(PRIMACIA)
I El pueblo es soberano, con voluntad mayoritaria, es indivisible e imprescriptible. Los poderes constituidos ni nadie puede desconocer este principio.

[La verdadera primacía en la constitución no está en que este texto “es la ley de leyes”, sino que en ella se patentiza con absoluta claridad el carácter soberano del pueblo, verdadero actor de la patria, tanto de su defensa como de su desarrollo]

Art. 2
(LA NACIÓN)
Bolivia se constituye en una Comunidad de Naciones, organizada por todos y para bien de todos.

[La Comunidad Multinacional expresa una confederación propia que no es copia no calco de los modelos federales ni de otro que se pueda desarrollar en otros países. Resume nuestra voluntad por insertarnos en el contexto internacional como un país diferente, diverso y con una personalidad propia. Expresa nuestros vínculos históricos y la férrea voluntad de unirnos para fundar un Estado de todos]

Art. 3
(ESTADO DEMOCRÁTICO)
I. El fundamento y fin supremo del Estado Democrático es servir al pueblo soberano. Promueve y estimula el desarrollo integral de la Comunidad de Naciones.

[La relación sociedad-Estado es jerarquizada y asimétrica: el Estado se constituye en institución democrática porque es el reflejo de una sociedad diversa y autogestionaria. El servicio al pueblo es su más alta función, es integral, efectiva y permanente]

II. Asume para su ejercicio las lenguas, formas de gobierno, territorialidades, espiritualidades, religiosidades, formas económicas y judiciales, de las naciones que lo componen. Se apropia también de los modelos heredados del proceso republicano y democrático, como formas de convivencia entre hermanos y hermanas en un solo territorio para la construcción de una sociedad de iguales. Se constituye como Estado laico en absoluto respeto a la pluralidad religiosa y espiritualidad de las naciones que lo componen.

[El nuevo Estado asimila, favorablemente, las consecuencias de ser diversos]

III. Los poderes, órganos, instituciones y desarrollo normativo se sustentan en la Comunidad de Naciones.

[Se modifica el mapa institucional estatal, a partir del ejercicio de la multinacionalidad]

IV. El Estado Democrático se desconcentra en niveles intermedios e inferiores de gobierno en sus respectivas jurisdicciones territoriales, las mismas que serán reguladas en los estatutos de gobierno y en las leyes nacionales.

[Se fundan los gobiernos locales como micropoderes constitutivos de las nuevas jurisdicciones territoriales]

Art. 4
(DESCOLONIZACIÓN)
El Estado democrático se sustenta en la descolonización y la libredeterminación como modelos políticos y económicos de emancipación nacional, de hermandad y construcción de una sociedad de iguales.

[La descolonización significa la superación de toda forma de discriminación]

Art. 5
(DERECHOS Y DEBERES)
I. El pueblo soberano ejerce sus derechos colectivos y entre personas.

[Los derechos, son un atributo del soberano. El soberano ejerce a plenitud la variedad de los mismos]

II. Los deberes corresponden al Estado Democrático para con el soberano.

[Ser eficiente, cumplir con sus funciones, no violar los derechos del soberano, son las obligaciones de un verdadero Estado Social y Democrático]

Art. 6
(SÍMBOLOS)
La Comunidad de Naciones adopta para sí símbolos propios nacidos del consenso.

[Este es un proceso de constitucionalización de los símbolos que deben tener la cualidad de nacer del consenso de todos, proceso que puede ser encarado después de concluida la Asamblea Constituyente]

Art. 7
(TERRITORIALIDAD)
La Comunidad de Naciones internamente se expresa mediante la división política y administrativa de las naciones originarias y la nación boliviana.

[Se trata de crear una división política y administrativa del país realista, justa y creativa]

ART. 8
(COMPOSICIÓN REPRESENTATIVA DEL ESTADO DEMOCRÁTICO MULTINACIONAL)
Para efectos de elección de representantes del Estado, el territorio se divide en 32 circunscripciones uninominales y 128 representantes, 14 circunscripciones rurales y 18 circunscripciones especiales en los centros urbanos.

[Estas circunscripciones se constituirán en base a la característica poblacional del Estado Democrático y Multinacional, deberán tener continuidad geográfica, afinidad y armonía territorial en cada una de las regiones y no transcenderán los límites de cada región del Estado multinacional]
Art. 9
(MECANISMO DE CONVERSIÓN DE VOTOS EN CARGOS REPRESENTATIVOS)
El mecanismo de conversión de votos en cargos representativos en todas las circunscripciones uninominales será por simple mayoría de votos.

ART. 10
(FORMAS DE POSTULACIÓN EN LAS NUEVAS CIRCUNSCRIPCIONES)
I. Cualquier persona de las naciones milenarias que quiera participar como representante político de su región, podrá postularse de manera directa cumpliendo las siguientes prácticas de organización social y política:

a. Los candidatos a representantes políticos de los pueblos milenarios, serán postulados bajo prácticas políticas originarias de su región, como ser el consenso y la deliberación de sus habitantes.
b. El poder de representante político de los pueblos originarios será ejercido de manera rotativa y bajo criterios de equidad y complementariedad, el cual permita la constante renovación y emergencia de nuevos liderazgos.
c. Ningún ex representante político podrá postularse nuevamente a un cargo de representación del Estado multinacional.

II. Cualquier ciudadano perteneciente a las circunscripciones especiales, podrá postularse de manera directa bajo los siguientes cumpliendo los siguientes requisitos básicos:

a. Acumular un porcentaje de firmas mayor o igual al 3% de ciudadanos registrados como electores de su circunscripción, de acuerdo a los resultados de la última elección.
b. Todos los candidatos que logren cumplir el porcentaje de firmas requeridas podrán ser inscritos de manera directa al órgano electoral, como candidatos que podrán participar en la elección correspondiente.
c. Ningún ex representante político podrá postularse nuevamente a un cargo de representación del Estado multinacional.

Art. 11
(MECANISMO DE CONTROL Y FISCALIZACIÓN DEL ÓRGANO REPRESENTATIVO DEL PUEBLO)
I. Para el ejercicio transparente de la práctica política, entendida como el bien común para sus habitantes, se prohíbe cualquier acto de prebenda política, entendida esta como el otorgamiento de cargos para el beneficio personal de sus favorecidos; y el Clientelismo político, que consiste en prestar servicios a la población a cambio de votos.
II. Cualquier candidato a representante político que incurra en cualquiera de estos actos, perderá automáticamente su candidatura.
III. El poder reside en el pueblo, su ejercicio solo puede estar subordinado a la voluntad del soberano. Como soberano absoluto del poder, los habitantes de cualquier circunscripción electoral podrán destituir a los representantes de su distrito en los siguientes casos:

a. Cualquier representante político del pueblo que respalde leyes de impacto nacional ajenos al interés del pueblo serán destituidos de su cargo por voluntad del poder soberano de sus distritos electorales.
b. Cualquier representante político del pueblo que no respalde leyes de impacto nacional y de beneficio para al interés general de la sociedad serán destituidos de su cargo por voluntad del poder soberano de sus distritos electorales.
c. Para fines de fiscalización política, todos los representantes políticos que incurran en actitudes atentatorias al interés del pueblo, serán sometidos a un juicio político que será administrado por el órgano representativo del pueblo.

VI. Estado Plurinacional

En lo que respecta a la propuesta del Estado Plurinacional, este tiene como antecedentes los siguientes:

a. Antecedentes de lo plurinacional

La formulación de Bolivia como Estado Plurinacional apareció por primera vez en, un documento de la CSUTCB en 1983, como un planteamiento central de su tesis política en su II congreso. “Nuestra lucha tendrá que orientarse a que esta diversidad se exprese en todos los ámbitos de la vida nacional. Porque no queremos parches ni reformas parciales, queremos la liberación definitiva, queremos la construcción de una sociedad plurinacional que, manteniendo la unidad de un Estado, combine y desarrolle la diversidad de las naciones aymara, quechua, tupi guarani, ayoreode y todas las que la integran. No puede haber una verdadera liberación si no se respeta la diversidad plurinacional de nuestro país y las diversas formas de autogobierno de nuestros pueblos” (Tesis política CSUTSB: 1983.).

Detrás de la propuesta de plurinacionalismo se desea construir un Estado único a partir de la diversidad de culturas y regiones que lo componen. En palabras de Xavier Albó “no se trata de crear islas de segregación, sino que existiendo un respeto a esas diversas identidades culturales - y aun su aliento- se creen o potencien también otros elementos de cohesión en un ámbito nacional- estatal equitativo”. (Albó, 1996: 353). Estos grupos subestatales, por llamarse naciones, no pretenden dejar de ser parte de la nación boliviana. Menos aún, al decir que son Naciones originarias, buscan ser Estado o algo parecido. ”En nuestro medio no se habla de Nación como antesala para ser Estado, sino para enfatizar el respeto con que desean ser tratados y reconocidos, con sus peculiaridades, dentro de una Nación- Estado de la que todos quisieran sentirse parte”. (Ticona,1995:220) Desean que se reconozcan sus organizaciones propias, su territorio y su margen de autonomía para resolver los asuntos según sus usos y costumbres. Todo ello pretenden lograrlo en el seno de un único Estado boliviano. Por eso, al nivel estatal, su propuesta es otra: el Estado plurinacional (Ticona,1995). Un modelo de Estado que respete y fomente la identidad, incluso política de los diversos grupos culturales que lo componen, sin que por ello pierda tampoco su identidad y fuerza como aglutinador de todas ellas.

“El horizonte que aquí se plantea, al menos desde 1983, es el de un Estado plurinacional; es decir, un Estado que reconozca los derechos diferenciados de las diversas naciones originarias que lo componen, así como sus márgenes de autonomía relativa”. (Albó, 1996:356)

b. Fundamentación de la visión plurinacional

En la propuesta del MAS, de Estado Plurinacional, los que suscriben este documento entienden que el Estado Plurinacional es “un modelo de organización política para la descolonización de nuestras naciones y pueblos, reafirmando, recuperando y fortaleciendo nuestra autonomía territorial, para alcanzar la vida plena, para vivir bien, con una visión solidaria, de esta manera ser los motores de la unidad y el bienestar social de todos los bolivianos, garantizando el ejercicio pleno de todos los derechos”. (MAS, Informe de la Mayoría: “Por un Estado Unitario Plurinacional Comunitario y la autodeterminación de naciones originarias, pueblos indígenas y campesinas”. Comisión Visión de País. Asamblea Constituyente. Julio, 2007.)

Para la construcción y consolidación del Estado Plurinacional son fundamentales los principios de pluralismo jurídico, unidad, complementariedad, reciprocidad equidad, solidaridad y el principio moral y ético de terminar con todo tipo de corrupción.

“Nuestra decisión de construir el Estado Plurinacional basado en las autonomías indígenas, originarias y campesinas, debe ser entendida como un camino hacia nuestra autodeterminación como naciones y pueblos, para definir nuestras políticas comunitarias, sistemas sociales, económicos, políticos y jurídicos, y en este marco reafirmar nuestras estructuras de gobierno, elección de autoridades y administración de justicia, con respeto a formas de vida diferenciadas en el uso del espacio y el territorio”. (Ídem.)

Jurídicamente la propuesta se fundamenta en los derechos colectivos consagrados en Tratados Internacionales de Derechos Humanos, como el Convenio 169 de la OIT. Es de especial importancia el derecho a la tierra y los recursos naturales: buscando poner fin al latifundio y a la concentración de la tierra en pocas manos, y al monopolio de los recursos naturales en beneficio de intereses privados.

La estructura del nuevo modelo de Estado Plurinacional implica que los poderes públicos tengan una representación directa de los pueblos y naciones indígenas originarias y campesinas, según usos y costumbres, y de la ciudadanía a través del voto universal. Asimismo tendrá que determinarse la forma como se articularán los distintos niveles de la administración pública y las autonomías territoriales.

Es un Estado Unitario porque:

1. Preserva la integridad territorial del país
2. No es un Estado Federal
3. Es indivisible e indisoluble
4. Preserva la unidad entre bolivianos y bolivianas
5. Respeta la diversidad económica, política, social y cultural

Es un Estado Plurinacional porque:

1. Lo nacional es diverso y no mono cultural
2. Su organización económica, social, jurídica y política reconoce y articula a todas las naciones y pueblos indígenas, originarios, campesinos y población intercultural del campo y la ciudad.
3. Respeta, garantiza y promueve la identidad, el gobierno, el pluralismo jurídico y la integración intercultural de cada una de las naciones y pueblos del campo y las ciudades.
4. Respeta la diversidad de formas de representación política

Es un Estado Comunitario porque:

1. La comunidad boliviana es diversa en lo económico, político, social y cultural
2. Reivindica las formas y estrategias comunitarias, corporativas y asociativas de organización de la sociedad bajo los principios de solidaridad, reciprocidad, democracia, complementariedad y distribución equitativa del producto social para “vivir bien”
3. Está compuesta por varias formas de existencia comunitaria en el campo y las ciudades. Estas comunidades también son regionales y locales

Si el Estado es Unitario Plurinacional Comunitario, entonces…

1. Se reconoce la libertad de cultos y el ejercicio de creencias y prácticas espirituales de las naciones.
2. Son idiomas oficiales los idiomas de las naciones indígenas, originarias, campesinas y el castellano.
3. Los símbolos plurinacionales son: la bandera roja, amarilla y verde, la whipala, el himno nacional, el escudo de armas, la escarapela, la flor de la kantuta y la flor de patujú.
4. Asume en sus relaciones internacionales los principios de igualdad y autodeterminación de los pueblos, solidaridad, integración y complementariedad económica entre los estados y naciones, el respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de un país en los asuntos internos de otro.
5. Busca una Economía Social Comunitaria para el VIVIR BIEN de toda la población, las comunidades y los individuos
6. El Sistema económico respeta y protege la iniciativa privada y la retribución justa del capital invertido
7. La economía se basa en los principios de: eficiencia, complementariedad productiva y equidad distributiva, evitando la concentración de la riqueza
8. Se prohíbe toda forma de monopolio u oligopolio privados y prácticas colusivas anti-microempresa
9. Garantiza la soberanía alimentaria
10. Genera políticas contra las desigualdades y otras formas de exclusión social y económica, promoviendo la erradicación de la pobreza, el trabajo digno, justa retribución y precios justos para los productores
11. El Estado respetará, protegerá y fomentará las formas de reciprocidad, redistribución, complementaridad, solidaridad, intercambio o trueque como instituciones propia de la Economía Comunitaria
12. Reconoce, protege y promueve todas las formas comunitarias y colectivas de organización económica
13. Reconoce y respeta la iniciativa privada, siempre y cuando contribuya al desarrollo económico-social del país, y no ponga en riesgo la independencia económica del Estado
14. La economía privada debe ser ambientalmente sustentable, fuente de trabajo digno y no agravará desigualdades ni aumentará la pobreza

c. Propuesta

En cuanto a la propuesta del Estado Plurinacional, esta se expresa en 11 artículos:

Artículo 1. (El Estado)
I. Bolivia es un Estado Unitario Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, social, descentralizado y con autonomías territoriales, se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico.
II. Está sustentada en los valores de unidad, solidaridad, reciprocidad, complementariedad, armonía, equilibrio, equidad social y de género en la participación, distribución y redistribución de los productos y bienes sociales para “vivir bien”.

Artículo 2. (La existencia precolonial)
Dada la existencia precolonial de las naciones y pueblos indígenas originarios y su dominio ancestral sobre sus territorios esta constitución, garantiza su libre determinación que se expresa en la voluntad de conformar y ser parte del Estado Unitario Plurinacional Comunitario, y en el derecho al auto gobierno, su cultura y reconstitución de sus entidades territoriales en el marco de la constitución.

Artículo 3. (Pueblo Boliviano)
El Pueblo Boliviano es el conjunto de las bolivianas y bolivianos, pertenecientes a las comunidades urbanas de diferentes clases sociales y a las naciones pueblos indígenas originarios, campesinos, y los afrobolivianos.

Artículo 4. (La Soberanía)
I. La soberanía reside en el conjunto del pueblo boliviano es inalienable, indivisible e imprescriptible y de la cual emanan las funciones y atribuciones del poder público; se ejerce de forma directa y por medio de sus representantes en los términos que esta Constitución establece. Las funciones de los órganos Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Social Plurinacional no podrán concentrarse en ninguno de éstos.

Artículo 5. (Principios y Valores Supremos)
I. El Estado asume y promueve como principios éticos-morales de la sociedad plural: ama sua, ama llulla, ama qhella, nitaq sapa (no seas ladrón, mentiroso ni ocioso, ni individualista), Sumaj Qamaña (vivir bien), ñandereko (vida armoniosa), Teko Kavi (vida buena), Ivi Maraei (Sociedad soñada) y qhapaj ñan (camino o vida noble).
II. Esta Constitución establece como valores supremos la libertad, la igualdad, la transparencia, la dignidad humana, la justicia y paz social.

Articulo 6. (Función y Fines del Estado)
El Estado tiene como fines y funciones esenciales:
a) Constituir una sociedad justa y armoniosa, cimentada en la descolonización, con plena justicia social, sin explotados ni explotadores consolidando las identidades plurinacionales.
b) Garantizar el bienestar, desarrollo, seguridad y protección e igual dignidad de las personas, las naciones, pueblos y comunidades, fomentando el respeto mutuo y el diálogo intercultural.
c) Reafirmar y consolidar la unidad del país, preservando como patrimonio histórico y humano la diversidad plurinacional.
d) Reparar y resarcir a las naciones y pueblos indígenas, originarios y campesinos de los daños e injusticias históricas, garantizando su participación en la construcción de la institucionalidad del nuevo Estado.
e) Garantizar el cumplimiento de los principios, valores, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.
f) Asegurar el acceso de los bolivianos y bolivianas a la educación, salud y al trabajo.

Artículo 7. (Forma de Gobierno)
I. El Estado Unitario Plurinacional Comunitario adopta para su Gobierno la forma democrática, participativa, representativa y comunitaria.
II. La organización política se basa en el principio de participación del pueblo boliviano en la toma de decisiones, a través de sus mecanismos propios y de los establecidos en esta Constitución; la responsabilidad individual y social del mandato; la revocabilidad y alternabilidad de cargos en todos los niveles del Estado.
III. La soberanía se ejerce mediante los siguientes mecanismos de democracia:
a. Participativa, mediante Asambleas y Cabildos, Consulta previa, Referéndum, Plebiscito, Iniciativa Legislativa Ciudadana y Revocatoria de mandato.
b. Representativa, mediante la elección de representantes por voto universal y secreto, garantizando la paridad y alternancia entre hombres y mujeres.
c. Comunitaria, mediante la elección, designación o nominación de representantes por normas propias.

Articulo 8. (La Primacía Constitucional)
Esta Constitución garantiza la aplicabilidad de los principios de primacía constitucional, jerarquía normativa, legalidad, eficacia, participación ciudadana y control social del poder público plurinacional.

Artículo 9. (La Religión)
Bolivia es un Estado Laico, que respeta y garantiza el pluralismo religioso, la libertad de culto y el ejercicio de las prácticas espirituales sustentadas en la diversidad de las cosmovisiones.

Artículo 10. (Los Idiomas)
Son idiomas oficiales del Estado Unitario Plurinacional Comunitario el Castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígenas originarios: aymara, araona, zamuco (ayoreo), baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní, guarasu’we (pauserna), guarayu, itonama, leco, machineri, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, quechua, maropa (reyesano), sirionó, tacana, tapieté, toromona, puquina (uru-chipaya), weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré.
El Estado garantiza, protege y fomenta su desarrollo en cada una de las regiones donde se hablen éstos.

Artículo 11. (Símbolos)
Los símbolos del Estado Unitario Plurinacional Comunitario son: la bandera roja, amarilla y verde; la wiphala; el himno nacional; el escudo de armas; la escarapela; la flor de la kantuta y la flor de patujú.

VII. Derechos de las poblaciones indígenas reconocidas por las Naciones Unidas

Otro aspecto importante en el avance de la lucha de los pueblos contra el colonialismo y las posibilidades de construir alternativas frente a los Estados-Nación, es la reciente aprobada Declaración de los Pueblos Indígenas por parte de Naciones Unidas.

Dicha Declaración tardo más de 20 años en ser considerada y comienza con fundamentaciones:

Afirmando que los pueblos indígenas son iguales a todos los demás pueblos en cuanto a dignidad y derechos y reconociendo al mismo tiempo el derecho de todos los pueblos a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales,

La igualdad entre los pueblos es uno de los aspectos fundamentales que reconoce el documento, aspecto que va más allá de las declaraciones liberales centradas solamente en la igualdad entre los hombres, como seres individuales.

Afirmando también que todos los pueblos contribuyen a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas, que constituyen el patrimonio común de la humanidad,

La diversidad es un elemento constituyente de los pueblos y de la humanidad en su conjunto, de manera que mientras mayor conciencia se tenga sobre la misma menos se podrán implementar políticas homogenizadoras, mono culturales, unipolares, en fin, colonialistas.

Afirmando asimismo que todas las doctrinas, políticas y prácticas basadas en la superioridad de determinados pueblos o personas o que la propugnan aduciendo razones de origen nacional o diferencias raciales, religiosas, étnicas o culturales son racistas, científicamente falsas, jurídicamente inválidas, moralmente condenables y socialmente injustas,

La lucha contra el racismo es fundamental, pues existen aún visiones y prácticas que se asientan en la superioridad de unos frente a otros y que se expresan en formas de vida segregacionistas. Esta situación persiste en nuestra sociedad en diversos ámbitos.

Reafirmando también que, en el ejercicio de sus derechos, los pueblos indígenas deben estar libres de toda forma de discriminación,

Cuando se habla de derechos de los pueblos indígenas debe tenerse el cuidado de no discriminación de manera positiva, es decir, de considerarlos un grupo “especial” con “derechos particulares”.

Preocupada por el hecho de que los pueblos indígenas se hayan visto privados de sus derechos humanos y libertades fundamentales, lo cual ha dado lugar, entre otras cosas, a la colonización y enajenación de sus tierras, territorios y recursos, impidiéndoles ejercer, en particular, su derecho al desarrollo de conformidad con sus propias necesidades e intereses,

La privación de derechos, así como el ejercicio de su soberanía sobre su tierra y territorios, así como de los recursos naturales, es un aspecto que debe ser resuelto, de manera que se elimine la actual situación de colonización interna ejercida desde el Estado, en sus diferentes variantes: colonial, republicano, neoliberal.

Reconociendo la urgente necesidad de respetar y promover los derechos y las características intrínsecos de los pueblos indígenas, especialmente los derechos a sus tierras, territorios y recursos, que derivan de sus estructuras políticas, económicas y sociales y de sus culturas, de sus tradiciones espirituales, de su historia y de su concepción de la vida,

Es importante señalar que la reterritorialización está indisolublemente ligada al ejercicio de sus formas de gobierno y cultura, de manera que no es posible disociarlas.

Celebrando que los pueblos indígenas se estén organizando para promover su desarrollo político, económico, social y cultural y para poner fin a todas las formas de discriminación y opresión dondequiera ocurran,

En el tema de la organización, la declaración argumenta de manera tímida y conservadora, pues los pueblos tienen derecho a la organización política e incluso militar para luchar contra el colonialismo y como un mecanismo mínimo de autodefensa en contra de los Estados que utilizan la agresión y el colonialismo interno y externo.

Convencida de que el control por los pueblos indígenas de los acontecimientos que les afecten a ellos y a sus tierras, territorios y recursos les permitirá mantener y reforzar sus instituciones, culturas y tradiciones y promover su desarrollo de acuerdo con sus aspiraciones y necesidades,

Aquí es necesario hablar claro y no de manera tan solapada como lo hace esta declaración, pues el cuando se habla de “control por los pueblos de los acontecimientos que les afecten”, se está haciendo referencia –sin decirlo- a al ejercicio de sus formas de gobierno, tanto a nivel local, regional como nacional.

Reconociendo también que el respeto de los conocimientos, las culturas y las prácticas tradicionales indígenas contribuyen al desarrollo sostenible y equitativo y a la ordenación adecuada del medio ambiente,

No es que los pueblos tienen una forma de vida que les permite contribuir al medio ambiente, sino que su forma de vida es armoniosa con la naturaleza, como siempre debería haberlo sido de parte de toda la humanidad, de manera que es menester reconocer esto y señalar con absoluta claridad que es el capitalismo y en especial el mal llamado desarrollo de Estados Unidos, Europa y Asía, los que están dañando a la vida, debiendo eliminarse estas formas de producción insostenibles.

Destacando la necesidad de desmilitarizar las tierras y territorios de los pueblos indígenas, lo cual contribuirá a la paz, el progreso y el desarrollo económico y social, la comprensión y las relaciones de amistad entre las naciones y los pueblos del mundo,

La desmilitarización no puede ser un objetivo si no está acompañado de un verdadero juicio político al Estado, por haber cometido este tipo de crímenes, que por lo general están asociados al genocidio y etnocidio. Es vital, además acompañar las políticas de desmilitarización con el resarcimiento y reparación correspondiente.

Reconociendo, en particular, el derecho de las familias y comunidades indígenas a seguir compartiendo la responsabilidad por la crianza, la formación, la educación y el bienestar de sus hijos,

En cuanto al tema educativo, también la declaración no es clara en esta parte de su argumentación, pues si bien la educación familiar es una actividad que se realiza de manera espontanea, esta debe ser apoyada y complementada por la educación desde el Estado, con sus complementos interculturales.

Reconociendo también que los pueblos indígenas tienen el derecho de determinar libremente sus relaciones con los Estados en un espíritu de coexistencia, beneficio mutuo y pleno respeto,

Debe hablarse de manera clara respecto de que los pueblos (indígenas y no indígenas) tienen derecho a tener su propio Estado, para desde esta situación poder entablar relaciones con otros Estados, ya que la ausencia de este aspecto hace siempre que las relaciones sean asimétricas y verticales.

En su Artículo primero, la Declaración dice:

Artículo 1
Los pueblos indígenas tienen derecho al disfrute pleno y efectivo de todos los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y el derecho internacional relativo a los derechos humanos.

Es decir, se da a entender como si los derechos humanos hubiesen sido aplicados para todos menos para estas poblaciones.

Del resto de los artículos de la Declaración, los más destacados son los siguientes:

Artículo 3
Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.

El Artículo tercero define la libre determinación, que es un derecho de todos los pueblos del mundo, de manera que esta cualidad debe reflejarse en la definición de sus respectivos proyectos políticos, sean estos los de marchar por la vía de la independencia o la asociación, confederación o unidad.

Artículo 5
Toda persona indígena tiene derecho a una nacionalidad.

Artículo 8
Los pueblos indígenas tienen el derecho colectivo e individual a mantener y desarrollar sus propias características e identidades, comprendido el derecho a identificarse a sí mismos como indígenas y a ser reconocidos como tales.

Artículo 9
Los pueblos y las personas indígenas tienen derecho a pertenecer a una comunidad o nación indígena, de conformidad con las tradiciones y costumbres de la comunidad o nación de que se trate. No puede resultar ninguna desventaja del ejercicio de ese derecho.

Los Artículos 5, 8 y 9 pueden ser interpretados como que los pueblos indígenas tienen derecho a la identidad, la nacionalidad y a conformar sus propias naciones, con lo cual se tendría una perspectiva más amplia acerca de la conformación de una Comunidad de Naciones antes que la de un Estado Plurinacional, que en realidad aparece más como una variante del Estado-Nación, que como variante propia de una vía multinacional.

VIII. Similitudes y diferencias

El presente análisis muestra, a partir de la elaboración de cuadros comparativos, las diferencias existentes entre las propuestas de la Comisión Visión País.

Una de las más grandes diferencias que existen entre el MAS y la propuesta de Patria Insurgente está en su concepción del tipo de Estado al que se quiere apuntar. La diversidad y abigarramiento que caracterizan a la sociedad boliviana necesitan soluciones que vayan a subsanar las problemáticas estructurales de complejidad y participación efectiva de la sociedad en la cosa pública, que debe ser de todos y subordinada al mismo soberano, aspectos a los que la clase dominante no ha logrado dar viabilidad por el carácter dependiente y de casta de las decisiones que toma.

En este sentido en el siguiente cuadro se puede observar las propuestas de ambas organizaciones.

hhhh

Las propuestas desde la Comunidad rompe con los moldes hasta ahora utilizados para conceptualizar y describir a un Estado, pues no le interesa más la vieja estructura estatal, se plantea construir entre todos una patria en la que todos se sientan identificados, sin delegar la voluntad ni la autoridad a un Estado externo a “nosotros”. Así la voluntad de pertenencia parte por el nosotros mismos en una Comunidad de Naciones, en la que cada una de las partes que compone la Nación será parte activa por voluntad propia y de acuerdo a sus propias realidades y requerimientos de la nueva unificación.

gt

El Estado de acuerdo a la propuesta plurinacional no deja de tener un carácter liberal. Intrínsecamente, pese a cierta retórica en la que se habla de participación directa, deja en manos de los representantes y el Estado la decisión del soberano. Al contrario de esto, la propuesta de la Comunidad de Naciones centra su atención en la soberanía popular, en la cual reside todo el poder. El Estado está a su servicio y es producto de esta misma, por lo que en él estarán presentes sus necesidades y reflejará su diversidad. La voluntad de cada uno y de todos no se la puede delegar, la soberanía se ejerce.

jhjj

De la propuesta plurinacional se rescata la revocabilidad y alternabilidad en los cargos públicos; sin embargo, si estos dispositivos no se enmarcan en la inversión de la relación Sociedad – Estado, no apuntan más que al perfeccionamiento de los mecanismos democrático burgueses de dominación, aspectos que en la otra propuesta se propone revertir a partir de la apropiación de la administración directa del Estado y la autogestión.

ghhh

Al ser la Comunidad de Naciones una propuesta de cambio que no otorga concesiones, sino la apropiación del poder por parte de la sociedad -desde abajo hacia arriba-, las diferentes formas de estructuración social para el efecto responden a la organización requerida por el poder local. No se quiere un Estado centralizado, se requiere de un Estado acorde a las necesidades de la Comunidad de Naciones, que manifieste la diversidad y la complementariedad de cada una de ellas.

saaa

La diversidad existente en nuestra sociedad y la participación que requieren sus soluciones no se van a lograr sólo con el reconocimiento de la pluralidad o “del otro”. Es importante que las diferentes naciones y clases sociales tomen por su cuenta el lugar que les corresponde en la sociedad, de ahí que una Comunidad de Naciones donde cada una de las naciones que la componen tome para si el lugar que le corresponde sin esperar dadivas ni sojuzgar a la otra es una respuesta estructural y estructurante al problema nacional de Bolivia.

ddd

Ambas propuestas hablan de la descolonización, pero desde perspectivas diferentes. En el caso del Estado Plurinacional, éste asume esta tarea al tiempo de garantizar los derechos de los pueblos indígenas, mientras que en la visión multinacional se aborda la descolonización como tarea del Estado al tiempo de desarrollar procesos políticos y económicos de liberación nacional.

ess

En cuanto a principios, religión y símbolos, las propuestas si bien van en una misma dirección, presentan diferencias en su redacción.

VIII. Conclusiones

La Comisión Visión de País de la Asamblea Constituyente aprobó dos Informes que no son antagónicos sino complementarios. Sin embargo, esto no limita el hecho de que contengan visiones distintas sobre diversos temas de la problemática nacional.

El Informe de Mayoría corresponde al MAS y desarrolla la propuesta de un “Estado Unitario Plurinacional Comunitario” y el Informe de Minoría pertenece a CN-Patria Insurgente y plantea una “Comunidad de Naciones”.

Evidentemente, la Comisión excluyó el Informe de la derecha (Podemos-MNR) por considerar que reproduce el espíritu de la vieja Constitución Política del Estado, introduciendo cambios cosmetológicos al liberalismo y colonialismo constitucional, al tiempo de intentar hacer un paralelismo distractivo a la propuesta de la Mayoría.

Lo importante es que ambos Informes (mayoría-minoría) abren el debate acerca de los pasos que deben darse en la dirección del cambio propugnado por nuestros pueblos.

¿Comunidad de Naciones o Estado Plurinacional? Es una interesante pregunta, que desde su inicio plantea la existencia de varias alternativas en la resolución del tema nacional en Bolivia.

El acto fundamental del trabajo de la Asamblea Constituyente radica en la enorme posibilidad de transformar el Estado-Nación en Estado-Multinacional, es decir, en la transformación estructural y estructurante de las relaciones entre los diversos pueblos y naciones que viven dentro del territorio llamado Bolivia. Este es un cambio de matriz, es histórico y determina la transformación del Estado, pero por sobre todo, de la relación de las distintas naciones originarias, pueblos y nación boliviana con el mismo Nuevo Estado.

En el siguiente mapa político constitucional ubicamos ambas propuestas:
ewq

El Estado Plurinacional si bien es un avance que intenta superar la noción de Estado-Nación, no llega a ser un a una propuesta de plena autodeterminación de las naciones originarias que viven en Bolivia, pues si bien introduce aspectos del pluralismo y la pluralidad no llega a posibilitar la construcción de naciones propias, aspecto que es una aspiración histórica, especialmente de aymaras y guaraníes.

El Estado Plurinacional sigue siendo una construcción de un Estado-Uninacional, pues no existen formas de gobierno propias de los pueblos indígenas en la nueva estructura política del estado, así como el ejercicio al derecho de tener su propia identidad nacional.

En cuanto al tema del territorio y los recursos naturales, estos siguen en manos del Estado, de manera que no se llega a cumplir ni siquiera lo propuesto por la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidades, en referencia a la reterritorialización.

En cuanto a la Comunidad de Naciones, esta es una propuesta más radical y que conlleva una transformación estructural de las relaciones de poder, de manera que su viabilización no sólo pasa por la redacción de un texto constitucional, sino por un proceso de revolucionarización de la misma sociedad boliviana.

Bibliografía

• Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE). Conceptos básicos de un Estado Plurinacional. Quito, 8 al 12 de octubre de 2001.
• Ley N° 3364. Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente. Ley de 6 de marzo de 2006.
• MAS, Informe de la Mayoría: “Por un Estado Unitario Plurinacional Comunitario y la autodeterminación de naciones originarias, pueblos indígenas y campesinas”. Comisión Visión de País. Asamblea Constituyente. Julio, 2007.
• Movimiento Campesino de Bases (MCB). A 500 Años de Despojo, Opresión y Explotación: Bolivia Multinacional y Socialista. Ediciones Gráficas. La Paz. 1992.
• Patria Insurgente. ¿En qué Consiste la Propuesta de Patria Insurgente en la Asamblea Constituyente “Bolivia Comunidad de Naciones”. “Bolivia Insurgente. Órgano de difusión del accionar y pensamiento insurgente N° 17”, Junio, 2007.
• Patria Insurgente-CN, Informe de Minoría: “Bolivia una Comunidad de Naciones”. Comisión Visión de País. Asamblea Constituyente. Julio, 2007.
• Roca Aguilera, Rolando. Titularidad del Poder Constituyente. En: Revista del Tribunal Constitucional N° 5. Sucre. 2002.
• Schmitt, Carl. Teoría de la Constitución. Alianza Universidad Textos. España. 1982.
• Tejeiro V., José. Regionalización y Diversidad Étnica Cultural en las Tierras Bajas y Sectores del Subandino Amazónico y Plántense de Bolivia. Plural Editores. PCA Ingenieros Consultores S.A. Bolivia. 2007.
• Tesis política CSUTSB: 1983.