Sentencia del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza sobre el Caso T I P N I S



SENTENCIA FINAL
En el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (en adelante
‘TIPNIS’), el Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza, (en adelante ‘el
Tribunal’ o ‘el Tribunal Internacional’), en virtud del informe de la comisión que realizó
la visita in situ entre el 15 y 22 de agosto de 2018, dicta la siguiente Sentencia

medidas de cumplimiento inmediato:
1. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe asegurar la
paralización inmediata y definitiva de cualquier tipo de avance en la
construcción de infraestructura vial en el denominado tramo II desde Isinuta
a Monte Grande al interior del TIPNIS.
2. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe abrogar la
Ley No. 969 y posterior elaboración y promulgación de una ley que garantice
la conservación y protección del TIPNIS, prohíba la construcción de una
carretera que atraviese su zona núcleo a la vez que respete los derechos de
los pueblos indígenas que ahí habitan.
3. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe reconocer el
derecho territorial y autonomía del área de las ex concesiones forestales de
Bosque de Chimanes a favor del Territorio Indígena Multiétnico para
garantizar el control y gestión de la zona norte del TIPNIS.
4. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe adoptar
medidas efectivas para detener el avance de la colonización hacia la zona
núcleo del TIPNIS.
5. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe anular los
planes de expansión petroleros en el TIPNIS a través de la derogación de
aquellos artículos del D.S. No. 0676 que establecen bloques petroleros al
interior del Parque Nacional y Territorio Indígena.
6. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe identificar y
sancionar a los responsables de las violaciones a los Derechos Humanos en
el año 2011 en Chaparina.
7. El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia debe reconocer la
responsabilidad Estatal en la falta de justicia hasta el momento, y ofrecer
disculpas públicas por parte del presidente del Estado Plurinacional de
Bolivia.
8. Que el Estado Plurinacional de Bolivia aplique efectivamente las
normas y las leyes que garanticen la efectiva defensa, protección y
conservación de los Derechos de la Madre Tierra, en especial con la puesta
en vigencia de la Defensoría de la Madre Tierra que a nueve años de su
creación por la ley Nº 071 aún no entra en funcionamiento.
9. Que el Estado Plurinacional de Bolivia cese con las presiones para
disciplinar y controlar a los movimientos sociales, sobre todo a las
organizaciones indígenas, lo que afecta gravemente su capacidad de
organización y autonomía, afectando su potencialidad para defender la
Madre Tierra.
10. Que el Estado Plurinacional de Bolivia garantice a los pobladores
indígenas el cumplimiento de su papel fundamental como defensores de la
Madre Tierra, sobre todo en el mantenimiento de sus ciclos de vida y salud
integral en el TIPNIS y en el resto del territorio nacional.
11. Que se retomen las medidas de vigilancia, control y participación
social por parte de la sociedad civil para que esta pueda ejercer su papel de
fiscalizadora y defensora de los derechos de la Naturaleza en el TIPNIS.
12. Que el Estado Plurinacional de Bolivia promueva con urgencia
políticas y leyes que garanticen el cumplimiento de sus obligaciones en
virtud de otros tratados y acuerdos internacionales, incluida la Declaración
Universal de Derechos Humanos, la Declaración sobre los Derechos de los
Pueblos Indígenas, el Convenio sobre la Diversidad Biológica, OIT 169, y
otras relacionadas con el medio ambiente, la biodiversidad y los derechos
básicos de las comunidades y los pueblos.
En caso de cualquier duda respecto al alcance de las medidas, el Tribunal podrá
emitir pronunciamientos, previa solicitud de parte, para establecer su forma del
cumplimiento.
Notifíquese a las partes.