Así nomás es la cosa…

Solo este indicador “37% legal y 63% ilegal” ya patentiza la presencia de la economía del narcotráfico en este rubro de forma mayoritaria, lo que interpela a los productores de coca y a los transformadores de coca en cocaína, así como al Estado Plurinacional, que durante estos años ha mantenido viva esta actividad en estas proporciones.