Institucionalidad del Estado y alternancia política base para la democracia

Institucionalidad del Estado y alternancia política base para la democracia

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia CONADE, ante la aprobación de la Ley de Organizaciones Políticas en la Asamblea Plurinacional de Bolivia, quiere expresar su preocupación y protesta por los resultados que puedan darse y que van en contra de la voluntad popular. Expresamos lo siguiente:



Institucionalidad del Estado y alternancia política base para la democracia

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia CONADE, ante la aprobación de la Ley de Organizaciones Políticas en la Asamblea Plurinacional de Bolivia, quiere expresar su preocupación y protesta por los resultados que puedan darse y que van en contra de la voluntad popular. Expresamos lo siguiente:

1. Continuamos viendo un sinfín de acciones desesperadas por parte del oficialismo para buscar formas y maneras de ratificar la repostulación de Evo Morales y García Linera, ignorando y pisoteando la voluntad popular expresada en el Referéndum del 21 de febrero del 2016.

2. El proceso democrático boliviano necesita un Tribunal Supremo Electoral independiente y soberano, que preserve su institucionalidad y de respuestas adecuadas en el respeto a nuestra CPE, tanto en el marco de la propuesta de ley de organizaciones políticas, como ante el Referéndum del 21 de febrero que tiene carácter vinculante.

3. Condenamos la acción hegemónica parlamentaria del oficialismo que, aprovechando esta propuesta de ley, busca manipularla para sus propios intereses, forzando en su diseño para que ésta permita la habilitación de sus candidatos pese a la resistencia del pueblo boliviano.

4. Esta actitud dictatorial y autoritaria que no representa en ningún momento la voluntad soberana del pueblo boliviano, tendrá una respuesta eficaz y contundente como fue con el fallido intento de aprobar un Código Penal. Esta norma buscaba, disfrazada de importantes avances en el campo penal, flexibilizar medidas contra la corrupción y malos manejos del Estado que eran parte de ese instrumento legal. La respuesta fue contundente y tuvieron que dar un paso atrás en su consideración.

5. Hoy estamos ante un nuevo intento de buscar forzar leyes y normas para consolidar una reelección inconstitucional en el país. No estamos evaluando la gestión del oficialismo, para ello serán las elecciones y será el pueblo quien lo diga a través de la voluntad soberana del pueblo; lo que estamos recordando es el respeto a la institucionalidad y la alternancia como pilares fundamentales de la democracia. El MAS tendrá toda la libertad de elegir sus nuevos candidatos para la contienda electoral, pero reelegir el binomio actual es inconstitucional.
6. Estamos viviendo un momento de inflexión preocupante en la vida democrática del país y nuevamente esta situación nos convoca para organizarnos, en el marco de los principios fundamentales que nos mueven, a la ciudadanía en general, a las organizaciones sociales y la sociedad civil organizada para hacer cumplir el respeto a las leyes, porque sin ellas no puede existir democracia. No es la hegemonía corporativa la que nos imponga sus reglas de juego.

7. Respaldamos a nuestros compañeros Amparo Carvajal y Waldo Albarracín, representantes de importantes instituciones de nuestra sociedad, ante los ataques que fueron objeto en éste último tiempo, que no sólo van al desprestigio y la difamación, sino inclusive amenazas las cuales deben ser respondidas desde el Estado que tiene la obligación de brindar seguridad a todos y cada uno de los habitantes que vivimos en esta hermosa Patria.

8. Pedimos a la sociedad boliviana, recurrimos a su conciencia ciudadana, para que estemos alertas ante estos intentos de prorroguismo que vulneran nuestra vida democrática. Llamamos a las instituciones, organizaciones sociales, cívicas, religiosas, funcionales, sectoriales, académicas, vecinales a estar en estado de apronte, porque si la legalidad va a ser forzada por la hegemonía parlamentaria, las calles y las protestas pacíficas serán la expresión del respeto a la Democracia y los Derechos Humanos.

Por el Comité Adhoc CONADE