Comunicado a la opinión pública

Comunicado a la opinión pública

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia, en representación de las instituciones y organizaciones sindicales, gremiales, profesionales y académicas de la sociedad, además de las plataformas y redes ciudadanas, movimientos cívicos, de las bolivianas y bolivianos que creemos y defendemos la democracia, la libertad y los derechos humanos, ante la persistencia del gobierno de mantener su decisión de violar la Constitución Política del Estado con el único afán de mantenerse en el poder de manera ilegal e ilegitima por encima de la voluntad del pueblo boliviano, declaramos:



Comunicado a la opinión pública
El Comité Nacional de Defensa de la Democracia, en representación de las instituciones y organizaciones sindicales, gremiales, profesionales y académicas de la sociedad, además de las plataformas y redes ciudadanas, movimientos cívicos, de las bolivianas y bolivianos que creemos y defendemos la democracia, la libertad y los derechos humanos, ante la persistencia del gobierno de mantener su decisión de violar la Constitución Política del Estado con el único afán de mantenerse en el poder de manera ilegal e ilegitima por encima de la voluntad del pueblo boliviano, declaramos:
Primero: Ratificamos como prioridad de nuestra lucha, la exigencia del respeto pleno a la decisión soberana del pueblo boliviano, que en el referéndum del 21 de Febrero de 2016, rechazó la intención de Evo Morales y Alvaro García Linera, de repostularse a los cargos que hoy desempeñan y que por mandato de la Constitución solo pueden ejercerlos hasta las elecciones de 2019.
Segunda: Reiteramos el rechazo a la maniobra ilegal y arbitraria con la que, en complicidad con los ex Magistrados del Tribunal Constitucional y utilizando de manera grosera y mañosa los principios señalados en la Carta de los Derechos Humanos, se ha pretendido confundir a la opinión pública.
Tercero: Demandamos una vez más que el Tribunal Supremo Electoral se ajuste a los principios constitucionales que le imponen que sus actos y decisiones se enmarquen en lo dispuesto por la Constitución Política del Estado, norma suprema que debe aplicarse con preferencia a cualquier otra disposición legal o reglamentaria. En tal sentido, exigimos que, en virtud de la independencia de poderes y de su autoridad plena en materia electoral, se pronuncie sobre la Sentencia Constitucional 0084/2017 del 28 de noviembre de 2017, que pretende desconocer el resultado del referéndum de 2017, que fue organizado y ejecutado por esa instancia y cuyos resultados fueron validados plenamente según la normativa electoral vigente.
Cuarto: El Tribunal Supremo Electoral, debe precautelar el proceso democrático, hacer cumplir el carácter vinculante del referendo del 21-F de manera explícita, inmediata, mediante todos los mecanismos que le otorga el sistema legal vigente. No puede guardar silencio cómplice, con la situación irregular que pretende imponer al país la nueva élite desprestigiada e inmersa en hechos graves de corrupción. El Tribunal Supremo Electoral no puede estar subordinado a dichos intereses.
Quinto: El Tribunal Supremo Electoral no puede incumplir sus obligaciones, caso contrario, los Vocales deberán dar un paso al costado por no estar a la altura de las funciones de defender y promocionar la democracia.
Sexto: Convocamos a las organizaciones políticas, cívicas, gremiales y ciudadanas a sumarse a los bolivianos y bolivianas que hemos decidido, como en las épocas nefastas de las dictaduras militares, defender por todos los medios la libertad y la democracia, frente a los atropellos de quienes pretenden mantenerse en el poder conculcando derechos y principios sustantivos.
Séptimo: Dejamos claro que vamos a continuar con esta lucha incansable al lado de nuestro pueblo contra toda forma de dictadura encubierta, asumiendo todas las medidas necesarias que el caso demande.

La Paz, miércoles 20 de junio de 2018.