EcoConsumo

EcoConsumo

Cada acto de consumo es una muestra de activismo que nos ayuda a desarrollar nuestras capacidades para construir un mundo más justo, más humano, en equilibrio con la Madre Tierra y por tanto más des-alienado.

El capitalismo de rapiña ha impuesto la “mercantilización” como un estilo de vida. Se ha puesto precio a las personas y a todos los bienes comunes, imponiendo con la ayuda de la publicidad un “consumismo desenfrenado” y “globalizando” una brutal competencia internacional por los bienes.



Cada acto de consumo es una muestra de activismo que nos ayuda a desarrollar nuestras capacidades para construir un mundo más justo, más humano, en equilibrio con la Madre Tierra y por tanto más des-alienado.

El capitalismo de rapiña ha impuesto la “mercantilización” como un estilo de vida. Se ha puesto precio a las personas y a todos los bienes comunes, imponiendo con la ayuda de la publicidad un “consumismo desenfrenado” y “globalizando” una brutal competencia internacional por los bienes.

Este modo de vida insaciable ha agotado los recursos naturales de la Tierra, a tal grado, que la humanidad entera es deudora ecológica. Según estimaciones del Global Footprint Network (GFN), ya no es posible recuperar la biocapacidad que tiene la naturaleza de suministrar todo lo que consumimos: “Cada acto de consumo es un gesto de dimensión planetaria, que puede transformar al consumidor en un cómplice de acciones ecológicas perjudiciales e inhumanas”, escribe el filósofo brasileño Euclides André Mance.

Sin embargo, así como este “sistema” se muestra cada vez más voraz, cruel y destructivo de la vida, aumenta la conciencia en torno a los efectos del consumo sobre las personas, los territorios y los seres vivos. En muchas ciudades las consumidoras ecológicas insurgieron asumiendo su rol transformador y se volvieron más críticas e influyentes.

Así nace InSurConsumidoras, en voz de mujer para visibilizar el activismo ecológico y las luchas que encabezan.

Comer con intención y con atención.

Comer es un acto natural, saludable y placentero. Sin embargo, esto ha cambiado y en la actualidad hay una abundante y variada oferta de comidas a nuestro alcance, de manera abundante y en un entorno obsesivo por la delgadez corporal. Al analizar las estadísticas sobre salud, enfermedad y causas de muerte en Bolivia (y en todo el mundo) vemos con inquietud que la ausencia o exceso de alimentos o comida es lo que más nos enferma: desnutrición, anemia, obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer o la diabetes tipo II son algunos de estos males.

Muchas investigaciones nos hablan sobre los efectos de los anti-nutrientes: edulcorantes, conservantes, colorantes, emulsionantes químicos, grasas “trans”, aldehídos, transgénicos, venenos agrarios, por nombrar algunos de ellos. Estos son vendidos a diario por el “sistema industrial” que publicita productos ultraprocesados, valiéndose de mensajes subliminales de “natural, artesanal, orgánico, nutritivo, lait…”

En este marco, desde el año 2014 se auto-convocan varios colectivos, organizaciones y las EcoConsumidoras con el objetivo de activar, fortalecer y sostener una red inclusiva y colaborativa promoviendo en la sociedad boliviana un posicionamiento manifiesto frente a los transgénicos, los agrotóxicos y el ecocidio. Tienen posición y prestan atención: Buscan Justicia Alimentaria, Decrecimiento y EcoFeminismo”. Difunden unos criterios que son la base sobre la cual se articulan y buscan nuevas alianzas y que bien podrían constituirse en la guía alimentaria para Comer con intención y con atención.

Manifiesto Consumidores Conscientes y Críticos

Somos una comunidad urbana diversa, con el objetivo común de impulsar un consumo responsable, austero y crítico que implique adquirir sólo lo que necesitamos: Buscamos Justicia Alimentaria, Decrecimiento y EcoFeminismo.

Debemos elegir productos y servicios no solo en base a su calidad y precio, sino por su impacto ambiental, social, y tomando en cuenta la conducta de las empresas que lo elaboran.

Estamos conscientes de nuestro poder como consumidores y sabemos utilizarlo para el ejercicio pleno de nuestros derechos a una vida digna y en armonía con la naturaleza.

Queremos cambiar las relaciones sociales, culturales y económicas e incidir en las políticas públicas para evitar la mercantilización de la vida y la consiguiente destrucción del planeta. Defendemos el agua, el aire, los alimentos, la tierra y las energías como bienes comunes autogestionables.

Hacemos incidencia en las políticas públicas para poner freno al agronegocio y defender la Soberanía Alimentaria en alianza con indígenas campesinos para la tener acceso a agua y alimentos sanos, naturales, ecológicos, locales, de temporada, nativos y diversos.

Planteamientos:

1. Demandar la inclusión del CONSUMIDOR con cualidad política en cualquier instancia pública que trate temas agroalimentarios

2. Fortalecer una conciencia crítica sobre el papel de las personas consumidoras. Un consumo consciente y responsable es un instrumento de presión frente al mercado y una contribución al desarrollo humano sostenible.

3. Visibilizar las consecuencias del consumismo en todos los niveles de la vida: modelos de producción, reproducción de roles sociales, violencia patriarcal, ecocidio, mala alimentación, enfermedades crónicas, etc.

4. Alianza con agricultores ecológicos y con empresas ecosociales para as egurar la Soberanía Alimentaria y el Derecho al Agua y a la Alimentación SANA. Juntas apostamos por generar conciencia social que posibilite la acción para la transformación.

5. Declaramos un boicot a la comida ultraporcesada y/o chatarra ya que estamos conscientes de sus riesgos y no debemos comprarlos.

6. Pedimos al gobierno acogerse al principio de precaución para proteger nuestra salud de agroquímicos y transgénicos.

7. Velar por Cumplimiento de la normativa nacional: CPE Art. 255 y 16 y aquella específica que revierten y/o prohíben los transgénicos en el país: Leyes 3525, 144, 300, 401, 453, 622, 775, RA VRNMA Nº 135/05, DS 182 – art.80 y DS 2452 y 2735.

8. Nos constituimos y declaramos en vigilancia activa del Estado Plurinacional para exigir que sus operadores cumplan las leyes y las funciones que les competen.

9. El Estado Plurinacional debe evitar por todos los medios la contaminación transgenica de nuestras 77 variedades de maiz criollo y de cualquier otro producto similar que atente contra la vida.

10. Movilización articulada a nivel internacional para el “Día del Consumidxr” (15 de marzo), “Día de la Madre Tierra” (22 de abril), Marcha contra Monsanto (20 de mayo)

Criterios de la Comida Consciente:

 Relación de respeto profundo con la Madre Tierra
 Rescate de sabores ancestrales y del mundo
 Cuidado de la salud y el medio ambiente
 Consumo responsable y critico
 Comercio justo
 Derecho a la alimentación
 Seguridad y Soberanía Alimentaria

Y nos declaramos en resistencia activa:

 A los transgénicos
 A la comida rápida y chatarra
 Al consumismo
 A la explotación animal
 Al Cambio Climático
 A la degradación ambiental