Victoria del pueblo insurgente

¡Victoria del pueblo insurgente!

Evo Morales anuncia (21 de enero de 2018) que abrogará el Código del Sistema Penal que elaboró la Asamblea Legislativa Plurinacional. Esta es una de las más grandes derrotas que le está imponiendo la movilización popular que se convierte en insurgente a partir de dos postulados unificadores:



¡Victoria del pueblo insurgente!

Evo Morales anuncia (21 de enero de 2018) que abrogará el Código del Sistema Penal que elaboró la Asamblea Legislativa Plurinacional. Esta es una de las más grandes derrotas que le está imponiendo la movilización popular que se convierte en insurgente a partir de dos postulados unificadores:

i. El respeto al voto popular que cierra la posibilidad de una re postulación de Evo Morales, y

ii. La abrogación del Código Penal por ser un instrumento de instauración de un mecanismo represivo en extremo, destinado a proteger las ilegalidades que comete el régimen, sus actos de corrupción, posibles fraudes electorales y revertir los procesos de denuncias e impugnaciones que hemos venido realizando a través de diferentes medios, especialmente los virtuales (redes sociales, plataformas digitales), videos y publicaciones insurgentes.

Evo abroga para oxigenar al gobierno y desmovilizar

El gobierno necesita desmovilizar a los sectores sociales que están en las calles y la multitud de personas y grupos que se organizan, informan y generan un compromiso político de rechazo al masismo en decadencia, utilizando las conversaciones familiares, los debates en sindicatos y organizaciones y que día a día, le ganan al gobierno en el argumento y en el sentimiento.

Rabia, miedo, desesperación, dolor, bronca, desorientación, aflora en la gente del gobierno, pensando organizar cercos y acciones de matonaje contra los supuestos “opositores”, que le han quitado el sueño a los articuladores de la nueva élite que está conformada por:

 la mezcla de burócratas adinerados,
 círculos corrompidos en la función pública,
 contrabandistas,
 políticos pachamamicos,
 narcos,
 burgueses transgénicos de los agronegocios,
 banqueros,
 militares,
 policías,
 fiscales y jueces deslegitimados,

que forman el andamiaje del llamado gobierno de los “movimientos sociales”, y que con manotazos de ahogados, pretenden violentamente defender lo que ya han perdido: el temor del pueblo.

En el cerebro atormentado de Evo Morales se elucubra la falsa idea de que es víctima de una gran mentira, que todo esto es una “movilización de la derecha”, que es el “elegido por el poder” para seguir gobernando un país que se va a pique. Que sólo él es el que puede disponer festinatariamente los recursos públicos para hacer obras de circo para que sus bases le aplaudan.

En ese cerebro atormentado no entra la posibilidad de la lectura de la realidad y de la reflexión de lo que acontece. Por ello, busca parar la movilización renunciando (por el momento) al Código Penal para tener chance de no responder a la demanda popular que le exige cumplimiento de la Constitución y de la voluntad vinculante del referéndum del 21 de febrero que dijo no a la re postulación.

Técnicamente, Evo ha perdido en las calles los dos tercios que tenía en la Asamblea Legislativa Plurinacional

Cuando tienes 2/3 del poder en el parlamento, no sólo que puedes hacer las leyes que veas por conveniente, sino que estas impedido de poder consensuar dichas leyes y mucho menos de poderlas compartir con la calle (pueblo insurgente movilizado) y claro –nunca- abrogar tus normas en contra de tu voluntad.

Anulación o abrogación es lo mismo para los fines prácticos que ha conseguido la movilización. Para la bancada del MAS en el parlamento, la debacle es evidente, ya que es muy probable que las siguientes leyes que vaya a elaborar sean filtradas por el veto del pueblo, que habiéndolo ganado, no lo va a perder fácilmente.

Es más, el golpe estaría llegando hasta el Tribunal Constitucional Plurinacional, que además, entre sus funciones está la de declarar inconstitucional algunos artículos de las leyes o una norma entera en sí misma. Pero resulta, que la lucha que se ha dado durante diciembre y los primeros días de enero, desde el conflicto del paro de los médicos hasta las movilizaciones pro abrogatoria de la Ley 1005 y de respeto del 21 F, tiene la virtud de ejercer la competencia de inhabilitación real de las normas que serían contrarias a la voluntad del pueblo-soberano.

Es decir, el espacio creado en las calles es tan potente que le devuelve al pueblo la condición insurgente de los años 2003, cuando la furia popular es capaz de sacar del gobierno al Presidente de entonces. La furia de ahora está en crecimiento y por ello, es profundamente rupturista y restauradora de la soberanía popular, que fue usurpada durante estos 12 años.

Las tareas continúan

Vamos a mantener la lucha por el respeto del voto popular que dijo NO. El 2019 Evo Morales no puede re postularse y eso es definitivo.

Lo importante de ahora en adelante, es que dicha tarea debe nutrirse de las problemáticas sencillas y complejas de la lucha popular, que durante estos años, se mantuvieron latentes y que es necesario desarrollarlas.

Tipnis, Bala, Chepete, Rositas, Tariquia, transgénicos, están pendientes de resolución. Producción y transformación de la matriz productiva, superar el extractivismo, empleo, inversiones con sentido estratégico y soberanía, son aspectos a ser trabajados.

La Central Obrera Boliviana COB tiene la tarea ineludible de recuperar su papel, pero no sin transformase a sí misma.

Esta victoria popular e insurgente nos alimenta, nos fortalece y nos hace pensar. Por ello, expresamos nuestra felicitación a todos y todas y ratificamos nuestro compromiso de seguir en este camino (taky) cargando sobre nuestros hombros nuestro q´epi hasta la victoria final!