El conflicto medico en Bolivia

El conflicto medico en Bolivia

Lo que resalta a primera vista en este prolongado paro Médico que suman ya más de un mes (36 días), es la incapacidad y falta de voluntad por parte del gobierno para dar solución y evitar a tiempo la agudización de los conflictos sociales y por otro lado vemos a los damnificados de siempre, el pueblo en su conjunto, quienes son las principales víctimas de un sistema de salud obsoleto que no está acorde con nuestra realidad.



El conflicto medico en Bolivia
Lo que resalta a primera vista en este prolongado paro Médico que suman ya más de un mes (36 días), es la incapacidad y falta de voluntad por parte del gobierno para dar solución y evitar a tiempo la agudización de los conflictos sociales y por otro lado vemos a los damnificados de siempre, el pueblo en su conjunto, quienes son las principales víctimas de un sistema de salud obsoleto que no está acorde con nuestra realidad.
El problema que origino el Gobierno a raíz de la elaboración e intención arbitraria de aplicar un artículo ya incluido en el Código Penal (Art 205) que hace referencia a la mala praxis médica, es tan resistido por varias razones, entre ellas tenemos el hecho de que no fue un tema consultado y menos trabajado con la parte médica que seguro hubiera viabilizado cualquier propuesta de los “iluminatis”, también tenemos que la intención principal es transformar al Ministerio de Salud como ente fiscalizador que cumple ya el papel policial de control y supervisor de las actividades médicas, siendo un gran error asumir el papel de juez y parte que no les compete.
Una muestra clara de no buscar una solución oportuna es la falta de voluntad política del oficialismo que condiciona el dialogo a la suspensión de las medidas de presión, como si esto fuera posible. Ya no recuerdan cuando en sus épocas de “dirigencia sindical cocalera y como bloqueadores profesionales” no daban espacio para considerar el chantaje de los gobiernos de turno. Quienes nos gobiernan ahora reproducen a cabalidad el sistema corrupto y opresor tan eficientemente como sus antecesores.
La incapacidad para dar solución al paro Médico también recae en la actual Ministra de Salud Sra. Ariana Campero que ha demostrado falta de experiencia como profesional, y es seguro que de haberla tenido este conflicto gremial y técnico no estaría en las actuales condiciones, pero la susodicha se abocó simplemente a asumir consignas partidarias; esta forma de designar militantes a cargos públicos de mucha importancia forma parte de las designaciones políticas que conllevan un sinnúmero de errores, podemos hacer memoria por ejemplo con el ex – ministro el Sr. Juan Carlos Calvimontes quien en desconocimiento total de lo que significa ética profesional hizo pública la enfermedad de un magistrado con intención de perjudicarlo legalmente y cómo al referirse sobre el tema el Vicepresidente simplemente dijo que había cometido un exceso y eso fue todo. Hubiera sido oportuno que la Ex – Ministra Nila Heredia, quien fue la única profesional con trayectoria que ocupo el cargo en dos oportunidades, opine al respecto porque es seguro que no puede estar de acuerdo con los abusos que vienen cometiendo sus pupilos al no saber dónde están parados y que por lo visto el cargo les queda muy grande.
La solución está en manos del Gobierno, no hay donde perderse. La crisis del Sistema de Salud no es reciente, el conflicto actual es solo un reflejo más de las contradicciones que encontramos intrincadas de igual manera en las demás instituciones dependientes del Estado Boliviano también en crisis.
La solución a los problemas actuales –coyunturales- pasa porque el Gobierno tenga presente que debe para esta nueva Gestión 2018:
1. - Modificar el presupuesto asignado para Educación de 7.6% y para Salud del 6.9% del Producto Interno Bruto (PIB) a un mínimo del 15% para cada uno si queremos avanzar y garantizar de esta manera mejor educación y mejoras en la salud para la población.
2. – Creación de mayor número ITEM´S para nuevos profesionales en Educación y Salud
3. – Anulación definitiva del Art 205 del Código Penal, por no tener consenso al no haber sido trabajado con la parte interesada, los Médicos y la población usuaria en general.
4. – La implementación inmediata del Seguro Universal Gratuito, el mismo que es tan anunciado desde hace años y utilizado como amenaza por parte del gobierno que hasta la fecha es solo discurso y no realidad porque son ellos quienes tienen interés de que no suceda.
Estos puntos pueden abrir las puertas a la mejora sustancial de la atención a la población que hace uso de los principales servicios que el Gobierno debería tener como prioritarios. Su viabilidad está sujeta al aumento del presupuesto que permitirá mejorar la infraestructura y así mismo el incremento de los Recursos Humanos destinados a fortalecer las áreas de Educación y Salud tan deficientes en este momento al no ajustarse a las necesidades reales.
La propuesta del Presidente de llevar adelante una “Cumbre de Salud”, es meramente una pose y la intención de hacer una reunión entre masistas, como otras del mismo tipo realizadas anteriormente, tal como fue la “Cumbre Nacional de Justicia” el 2016 que en dos días sacaron las conclusiones y otras parecidas con relación al Sistema Judicial tan cuestionado. Por lo tanto, como alternativa real se debe plantear una “participación abierta en cabildos” y luego la sumatoria de propuestas para el debate también público imposibilita cualquier maniobra descarada de los parlamentarios serviles y oportunistas tanto de la izquierda, como aquellos de la derecha que se dicen oposición.
Con la prepotencia y arrogancia característica el Gobierno muy seguro de sí mismo retó a los Médicos convencidos de derrotarlos rápidamente, porque se trataba de un sector pequeño burgués que nunca en su vida como gremio había peleado decididamente en otras oportunidades, nunca les afectaba nada, económicamente siempre fue un sector privilegiado y mezquino hasta cierto punto, su Status Social los mantenía lejos de Pueblo Trabajador a quienes miraban siempre desde el palco; pero el gran error del oficialismo permitió que se sientan amenazados en serio, de ahí que el problema que se prolonga 36 días haya sumado solidariamente a otros sectores de la sociedad Civil organizada contra el abuso de poder, el respaldo que reciben es muy numeroso e importante como el que brindan los Estudiantes, los Trabajadores en Salud, el Transporte, Fabriles, vecinos y que la misma Central Obrera Boliviana respalde a los Galenos, permite ver cuanto a perdido políticamente el MAS, incluso ciudadanos de a pie, como individuos simplemente toman partido frente al conflicto tal cual ya sucedió en Santa Cruz, en Puerto Paila, donde al darse la represión policial contra los médicos que se aprestaban al bloquear la carretera que conecta con el Departamento del Beni, molestó de tal manera a los pobladores que decidieron salir de forma espontánea a socorrer y luego asumir el bloqueo como propio, esto es una muestra de lo que sucede y no un caso aislado puesto que aún no termina y falta radicalidad en las medidas de presión si no encuentran una salida oportuna, además también está latente el fallo del Tribunal Constitucional que habilitó a Evo para su cuarto mandato también resistido por parte importante de la ciudadanía que continúa su lucha por el respeto al Referéndum del 21 de febrero del 2016 (21-F) que tiene previsto movilizaciones para la misma fecha del año próximo. Si los masistas son objetivos tienen que darse cuenta que se le escapó de las manos el conflicto Médico, que a este problema se suma el descrédito del Presidente que va contra la voluntad popular que le dijo NO mayoritariamente a su re-postulación, con su capricho y miopía política solo está cavando su fosa, incluso el Vice, como buen calculador que es ya saco números y sabe que le conviene abandonar el barco que se hunde, por eso no va a la reelección y es verdad que no se está “haciendo rogar” porque la tiene muy clara, Evo se queda solo con su malsana ambición y si no se revierte la situación puede otra vez ser presidente, pero no tendrá mayoría parlamentaria y será ingobernable no cabe duda.
Mientras tanto “Yo apoyo a mi médico Boliviano” y todo lo que vaya en contra del mal Gobierno.